webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
879 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com
Sira
página 1 de 2

Islam: Imperio de Fe - Capítulo 1: El Mensajero

Vídeos - 25/09/2014

El hombre que cambió el mundo para siempre: Muhammad (sas).


Muhammad: el profeta del islam

Vídeos - 14/08/2014

Bernard Shaw: «Se tendría que haber llamado El Salvador de la Humanidad. Creo que si un hombre como él asumiese la dirección del mundo moderno, resolvería con éxito sus problemas, trayendo las tan necesarias paz y tranquilidad.» (The Genuine Islam, Singapur, vol. 1, número 8, 1936).


El Islam en Medina

Artículos - 25/10/2011

No se sabe exactamente la fecha de la conversión de Umm Waraqa bint ‘Abdallah b. Al-Harith. Participó ya en el año 2 H. en la batalla de Badr, en calidad de enfermera. Estaba tan altamente dotada intelectualmente que se hizo hâfiz del Corán. El Profeta la estimaba tanto que a título excepcional, la nombró imam de la mezquita de su barrio, donde ella dirigía los oficios de piedad (salat) de todos (incluidos los hombres).


La islamización de los mediníes

Artículos - 07/10/2011

Las inquietudes de los mequíes eran cada vez mayores, mientras Muhammad redoblaba sus esfuerzos hacia los visitantes extranjeros. La estación de peregrinación anual a Meca era particularmente importante. Los paganos mequíes, sobre todo el implacable Abû Lahab, se ocupaban intensamente de extender perniciosos prejuicios contra el Islam. Cinco o seis años antes de la Hégira, con ocasión de una peregrinación a Meca, el Profeta encontró algunos mediníes de la facción Aus.


Historia profética: Muhámmad (sas)

Artículos - 23/09/2011

Hacía sus tareas él mismo y ayudaba a sus mujeres en las tareas de la casa. Lavaba sus ropas, cosía las roturas de sus vestidos. Ordeñaba las ovejas y reparaba sus sandalias. Era muy humilde; comía con los siervos, ayudaba a los pobres y necesitados. Cuando rezaba, sus nietos se le subían a los hombros y él les permitía jugar allí.


Los prodigios

Artículos - 23/09/2011

Cuando el Corán habla de los prodigios de los profetas, añade también que estos prodigios no son hechos de los profetas sino de Allah: para honrarlos y para fortificarlos en su difícil tarea Allah hace que se realicen los prodigios cuando los profetas tienen necesidad de ellos. El prodigio en sí mismo no es una cosa anormal, aunque su origen quede oculto a nuestros ojos.


¿Se justifica con el Corán la lapidación?

Artículos - 17/09/2011

Es lamentable, incomprensible y cruel, ver cómo, después de siglos sin que en tierras islámicas se practicara la lapidación, esta práctica se ha identificado en menos de cincuenta años en las mentes occidentales con la fidelidad en el seguimiento de la Sharia. Lapidaciones aplicadas, claro está, a menudo, contra mujeres indefensas: Mujeres pobres que, por ejemplo, en países como Arabia Saudí viven como inmigrantes extranjeras en situación de esclavitud; o también en países como Niger


La exclusión social

Artículos - 16/09/2011

Exasperados por la negativa del Negus de extraditar o de castigar a los refugiados musulmanes, los quraichies encontraron otros medios de luchar contra la reforma religiosa. Decidieron excomulgar al clan del Profeta, y resolvieron prohibir que nadie les hablara, que los acompañara, o que tuviera relaciones matrimoniales o comerciales con ellos; que resolviera ninguna paz con ellos hasta que no hubiesen entregado a Muhammad para ser decapitado por los paganos mequies.


Algunas adhesiones al Islam

Artículos - 04/09/2011

Abû Darr le reconoció y lo saludó dándole el título de Profeta. Muhammad le preguntó que quien era él, y sabiendo que era de la tribu de Cohifâr se echó la mano a la frente y se puso a reflexionar. Luego le preguntó: ¿Cuánto tiempo hace que te encuentras aquí?, ¡Desde hace un mes! -¿De qué te alimentas? -¡Nada más que agua del pozo de Çançan. Abû Bakr lo llevó a su casa como su anfitrión y le dio de comer. Al día siguiente ‘Alí lo condujo a la casa del Profeta. Abû Da


Comienzo de la misión

Artículos - 01/09/2011

Los cronistas señalan una interrupción momentánea (fatra) de la revelación después de la primera, o primeras revelaciones. Durante los dos o tres años que siguieron, puede esperarse una evolución en Muhammad: primeramente puede ser que de terror ante la revelación, después un período de calma y alegría y por fin la desesperación. Concerniente a esta última fase, los cronistas nos mencionan que en su profunda tristeza, Muhammad, subió varias veces a las colinas para suicidarse.


La vía de la independencia

Artículos - 14/08/2011

Se cuenta que Jadîÿa no se había atrevido a pedir el permiso de su tío, puede ser que temiendo sus objeciones en contra de la pobreza de Muhammad. El tío de Muhammad esperaba la señal de Jadîÿa para tomar la palabra. En su discurso, hizo alusión a las virtudes de Muhammad con las que ningún joven mequí hubiera podido rivalizar. Añadió que él no era rico, pero que la riqueza era una cosa pajera como una sombra; que los dos amándose tanto, ¡nada era tan conveniente como unirlos en


El huérfano en casa de su tío

Artículos - 12/08/2011

El joven Muhammad amaba a su abuelo tan tiernamente como su edad se lo permitía. Por otra parte no hacía más que devolver el afecto de un abuelo tan unido a su nieto que no quería nunca comer sin que él estuviera presente. A la edad de ocho años, cuando su abuelo murió, Muhammad, gemía de dolor mientras iba detrás de su féretro.


Las características de los Profetas

Artículos - 18/07/2011

Aunque cada Profeta fue un ser inteligente y dotado de un entendimiento amplio y un alma pura, estos rasgos no desempeñan ningún papel en la elección de un Profeta por Dios. La mayor parte de los Profetas, incluyendo a Muhammad, eran iletrados y por lo tanto fueron enseñados por Dios. El profeta Muhammad, a pesar de su analfabetismo, tenía el conocimiento del pasado y del futuro, y perspicacia en cada rama del conocimiento.


La batalla de Badr

Artículos - 16/07/2011

Los Quraishíes mortificados por el escape del Profeta junto a su devoto compañero, y celosos del creciente poderío en Medina, acecharon a los musulmanes que quedaron atrás y los persiguieron utilizando todos los medios posibles. También iniciaron contactos clandestinos con ‘Abdullah bin Ubai bin Salul, jefe de los incrédulos de Medina, y líder designado por las tribus de ‘Aus y Jazraÿ antes de la emigración del Profeta.


La vida en Medina. Primera etapa

Artículos - 10/07/2011

La Emigración a Medina no debe atribuirse solamente a haber escapado de la injusticia y la opresión, sino también a una especie de cooperación para construir los pilares de una nueva sociedad en un lugar seguro. Fue responsabilidad de cada musulmán el contribuir a la edificación de este nuevo hogar, inmunizándolo y haciéndolo fuerte. No cabe duda de que el Noble Mensajero, guía espiritual y líder, podía resolver los asuntos para alcanzar los objetivos propuestos.


¿Para qué son enviados los Profetas?

Artículos - 09/07/2011

Dios envió a los Mensajeros para dirigir a la gente a la verdad y así ser purificados de sus errores. Aquellos que fueron iluminados por los Mensajeros encontraron el camino hacia la Presencia Divina y alcanzaron el rango más alto de la humanidad. En palabras de Ýbrahim Hakký: «Dios declaró que Él no podía ser contenido por el Cielo y la Tierra. Él sólo puede ser conocido y alcanzado por los corazones». Por esto los Mensajeros han conducido a la humanidadal conocimiento de Dios.


La emigración a Medina

Artículos - 02/07/2011

Después del segundo Juramento de ‘Aqabah y del establecimiento de un pequeño estado musulmán en un gran desierto inmerso en la incredulidad y la ignorancia, el Profeta autorizó a los musulmanes para que emigren hacia Medina. En términos personales, la emigración no fue más que el abandono de los bienes materiales, a cambio de que sus vidas estén a salvo. Pero el que emigraba estaba expuesto a que le roben o maten. El futuro era oscuro, impregnado de impredecibles contrariedades.


El Juramento de ‘Aqabah

Artículos - 26/06/2011

Dijo el Mensajero de Allâh: Acérquense y juren no asociar nada a Allâh, no robar, no mantener relaciones sexuales ilícitas, no matar a vuestros hijos, no difamar ni calumniar, y a no desobedecerme en el bien. Quien cumpla con esto, Allâh lo recompensará; y quien no cumpla con algún punto y es castigado en esta vida, le servirá como expiación en la otra vida; y si el pecado queda oculto de la vista de los demás y ningún pesar le sobreviene, el asunto está con Allâh. Puede que lo perd


El Profeta esperado

Artículos - 18/06/2011

El profeta Muhammad había sido buscado durante siglos. Su venida había sido anunciada en la Toráh, Los Salmos y El Evangelio. Los judíos y los cristianos de aquel tiempo reconocieron al Mensajero de Dios. La gente que sinceramente lo buscó, lo encontró. Quienquiera que lo busque, lo encontrará; mientras que aquellos que permanezcan obstinados y sean gobernados por su nafs al-ammara —el yo carnal que ordena el mal— se ahogarán en la incredulidad y en la hipocresía.


La prédica del Islam más allá de La Meca

Artículos - 17/06/2011

En Shauuâl (a finales de Mayo o comienzos de Junio del 619 d.C) en el décimo año de la Profecía, el Profeta se dirigió a pie hacia Ta’if, aproximadamente 60 kilómetros de La Meca, acompañado de su esclavo liberto Zaid Ibn Hâriza para invitar a su gente al Islam. Contrariamente a sus expectativas, la atmósfera general fue terriblemente hostil. Para su decepción, todos ellos ignoraron su Mensaje y usaron un lenguaje agresivo para referirse a la noble causa que se esforzaba en propagar.


El año de la tristeza

Artículos - 08/06/2011

Tan sólo dos o tres meses después de la muerte de su tío, el Mensajero de Allâh sufrió otra pérdida: Su esposa Jadîÿah murió en Ramadán durante el décimo año de la Profecía, cuando contaba con sesenta y cinco años de edad, y el Profeta cincuenta. Jadîÿah fue una bendición de Allâh para el Profeta. Ella, a través de veinticinco años, compartió junto a él las dificultades y pruebas de la vida, especialmente durante los diez años de la Profecía. Se vio profundamente apenado


Emigración a Abisinia, conversiones y hostilidades del Quraish

Artículos - 27/05/2011

Las persecuciones empezaron a finales del cuarto año de la Profecía, lentamente al comienzo, pero luego acentuándose luego empeorando día a día hasta que la situación se volvió tan grave que ya no se podía tolerar, entonces los musulmanes pensaron en una manera de evitar las torturas que les imponían. Fue en esta ocasión tan desesperada cuando Allâh les informó de que otras tierras no les eran vedadas, refiriéndose a la emigración.


Nacimiento y vida de Muhámmad antes de su misión profética

Artículos - 22/04/2011

Muhammad, el líder de los Profetas, nació en el sector de Bani Hâshim en La Meca, un lunes por la mañana, el día nueve de Rabi’ Al-Auual, el mismo año que tuvo lugar el incidente del Elefante, un veinte o veintidós de abril del 571 d. C., de acuerdo al sabio Muhammad Sulaimân Al-Mansourpuri y al astrónomo Mahmûd Pasha. Reportó Ibn Sa‘d que la madre de Muhammad dijo: Cuando nació hubo una luz que salió de mí y alumbró los palacios de Siria. Ahmad y Ad-Dârimi reportaron algo si


En Homenaje a Martin Lings-Sheij Abu Bakr Siraj ad Din

Artículos - 18/03/2011

De quienes a través de sus obra Un santo sufí del siglo XX, tuvieron conocimiento por primera vez de la existencia de Sheij Sidi Ahmad Al Alawi, hoy en día muchos fuqarah de su Tariqah, de quienes a través de su obra escrita sobre la vida de nuestro Amado Profeta Muhammad s.w.s, pudimos conocerlo mejor, aun con nuestra mente occidental. Una Profunda Gratitud y recuerdo estarán en el corazón de todos ellos.


Tahriyi pone de relieve a los hombres y mujeres que rodearon al profeta Muhámmad

Noticias - 30/07/2010

Tahriyi explicó durante su intervención algunos aspectos de esos hombres y mujeres que rodearon al profeta Muhammad de los que se desprenden enseñanzas de todo tipo, tal y como destacaba también el lunes Mustafa Bouazati, pues Muhámmad fue y es ejemplo tanto como padre, amigo, vecino, compañero, líder o político.


La CIM inicia un curso que ahonda en la vida del profeta Muhámmad

Noticias - 29/07/2010

Cerca de una treintena de jóvenes asistieron ayer a la primera de las conferencias de esta semana impartida por uno de los componentes de la Comisión, Mustafa Bouazati


La gran peregrinación

Artículos - 16/01/2008

Del viaje de Ibn ‘Arabî hacia Oriente conocemos el punto de partida —Túnez— y el punto de llegada —El Cairo. Pero, de un sitio al otro ¿cuál fue el itinerario? ¿cuáles fueron las etapas? No disponemos por el momento de ninguna indicación que nos permita una respuesta precisa. Ibn ‘Arabî, que evoca tan a menudo las entrevistas mantenidas en el curso de sus numerosas peregrinaciones, no menciona, ningún hecho que pueda ayudarnos a esclarecer su trayecto.


El nacimiento de Muhammad (s.a.s.)

Artículos - 14/03/2005

Nacimiento y primeras vicisitudes de la vida de Muhámmad, Mensajero de Al-lâh


La vida del Profeta Muhammad

Artículos - 07/03/2005

La vida del Profeta Muhammad, narrada en este libro por Martin Lings es distinta de cualquier otra biografía del Profeta (la Paz y bendiciones sean sobre él). Basada en fuentes árabes de los siglos VIII y IX, de la que algunos importantes pasajes se traducen por primera vez, refleja la frescura e inmediatez de su acercamiento a las palabras de los hombres y mujeres que oyeron hablar a Muhammad y fueron testigos de los acontecimientos de su vida.


Muhámmad, el último Mensajero

Artículos - 20/05/2002

La biografía de Muhámmad, es en sí misma un milagro. Fue un humano. Al-lâh le ordenó declarar esta verdad y anunciarla a la gente para que no le tomaran por un dios o le dieran atributos divinos.


página 1 de 2

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/tag/sira/