webislam

Miercoles 21 Agosto 2019 | Al-Arbia 19 Dhul-Hiyyah 1440
826 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Poesía

?=0

Fundamentos del Caos

Dios como necesidad

08/11/2012 - Autor: José Martín Hurtado Galves - Fuente: Envío público a Webislam
  • 5me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Fotografía de lluvia en piso
fotocaos

Cuando Dios está hecho de palabras

Atorado en la existencia de las palabras
vida y muerte,
viendo la oscuridad
de este silencio
los instantes se suceden
en mis ojos

instantes infinitos
que no tienen sentido

agujas sin reloj
apuntando hacia cualquier parte

sonidos irremediables
de un aquí y un ahora dolorosos

¿Para qué la vida si nunca
está completa?

¿Para qué esta sensación de existir
si todo puede ser mentira?

Preguntar como trasunto
esperando al alba la respuesta que nunca llega.

Los vacíos son irremediables
cuando se está hecho sólo de palabras.

El caos es así

El caos es así,
lleno de nadas que asaltan a los ojos
rompiendo las razones que tiene el alma
para existir.

Nunca se está completo
siempre hace falta una nada
un caos
un terrible e insufrible momento
para pensar en la vida
y en la muerte.

Las cosas no tienen sentido
sin la nada
una nada que acosa la existencia
en cualquier momento,
dejando de lado
las certezas que producen los demonios del vivir.

¿Dónde estás Dios mío que no te toco
para siempre con mi fe?
¿Dónde, cuando el caos me consume por mi voz?

De incertidumbre los pasos

Caminar aprisa no es sinónimo
de saber a dónde se va
se puede ir con mayor o menor velocidad
al cementerio o al trabajo.

¿Pero qué se puede hacer en la vida
además de caminar?
No se existe ni se vive más por apurar el paso.

Los intersticios de la brevedad
que procura la calma son necesarios
para sentir a Dios.

Darse cuenta de que se está vivo
es apenas una pausa
para detener los infinitos pasos del instante.

La nada

Hay caminos que me llevan a la nada
como idea.

Toda sensación se detiene
en la posibilidad
de no tener más posibilidad.

Hasta la mirada se cansa
de viajar inútilmente
por la piel de los objetos.

Los pasos terminan
por abortar la raíz
de sus huellas.

Y las voces callan
cuando por fin se encuentran
con el vacío de ellas mismas.

Existencia al despertar

Al despertar nos espera la existencia,
la sórdida pregunta
por el sentido del ser.

La infinita sensación de vivir en el caos de las horas
detiene mirada y voz
entonces sentimos la resaca de la duda
que es vivir,
¡ay!, esta maldita duda que pervierte la fe y la razón.

Apenas un instante

Apenas un instante para vivir
en la sombra de la palabra
en esa doble hoja que se encuentra
al filo de la mirada
esperando un caos que no siempre
es descifrable.

Guarecerse en el silencio
que produce el olvido
de la voz,
detenido en la infatigable
imagen
de la perversidad
de esta sensación interminable
que es vivir.

Dolorido por las horas de una lucha inútil,
de un cansancio infinito que no termina
de construir este rumor que es la muerte.

Todo se agolpa en el ser
que es la nada cuando duda.

Todo queda en la posibilidad enferma
de tener que seguir respirando la perversidad
de silencios como éste.

Desde el suelo

Desde aquí las cosas se ven más grandes
más profundas
menos humanas.

Desde aquí la existencia está por los suelos
pegada al oído que despierta el rumor
de la muerte.

Desde aquí la sombra es un ave
que no termina de remontar el vuelo
hacia la oscuridad.

Desde aquí todo es más real
y más cercano.

Quizá lo único que desentona es mi mirada
esta mirada inquisitiva que pregunta
por los grumos del polvo
que es mi mano
señalando
hacia la inútil persistencia de la nada.

Un ojo que pregunta

Soy un ojo que pregunta
y a veces también ve
o imagina que ve
las líneas de silencios que conforman
su pregunta

líneas infinitas de sucesos no siempre
hechos
puntos que conforman ésta y otras líneas
que delinean los recuerdos
que es vivir

contornos que dan volumen a la sombra
de los pasos
que una vez dejaron huella

textura que no deja de clavar su luz
en el incierto modo
de mirar las cosas.

Al final, sólo un ojo
que cumple la función de insistir
torpemente en la vida como mirada.

Extraño

Si las cosas, como la vida, no me fueran tan extrañas
quizá terminaría por dejar de insistir
en la vida

un pedazo de roca se interpondría
entre los días
y las noches
en que no me puedo levantar
de esta inútil y perversa existencia que es dudar

el lodo del alma se llenaría de regocijo
ay si pudiera por fin tirarse al camino
del olvido

la brizna del polvo, que es mi mirada,
me impediría el paso hacia la pregunta
por el sentido del ser

todo se resumiría en la inquietante
forma del tiempo.

Entonces sería de nuevo un extraño
tratando de reconocer esta mirada
que desencadena
los respiros de la tentación
y el olvido.


Anuncios
Relacionados

Dios

Poesía - 25/10/2012

Tolerancia, palabra de Dios

Artículos - 08/01/2007

Entender la alocución divina

Artículos - 08/08/2007


1 Comentarios

Horacioteodoro Parenti dijo el 08/11/2012 a las 11:56h:

Toda sensacion se detiene en la posibilidad de no tener mas posibilidad Perfectamente dicho. Pero una posibilidad infinita serìa, quizas, mas exaltante....Eso seria vida infinita.


Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/poesia/79279-fundamentos_del_caos.html