webislam

Lunes 21 Octubre 2019 | Al-Iznain 21 Safar 1441
694 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=18996

11-S: memoria y tolerancia

Al hablar de la tragedia del 11 de septiembre de 2001, su conmemoración muestra que las heridas están lejos de cicatrizar

11/09/2011 - Autor: Redacción - Fuente: Milenio
  • 5me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La ciudad recibe a los familiares de las víctimas, algunos de los cuales llegan de distintos países traídos con apoyo del gobierno
La ciudad recibe a los familiares de las víctimas, algunos de los cuales llegan de distintos países traídos con apoyo del gobierno

A un día del 11 de septiembre. Por un lado las protestas frente a la que se ha denominado la Mezquita de la Zona Cero, en realidad un centro cultural islámico. Por el otro, un suceso público en el que vecinos y transeúntes del bajo Manhattan se toman de las manos formando una cadena humana, como una manera de contrarrestar el sentimiento antimusulmán y a la vez dar espacio a los sobrevivientes que no fueron invitados a la inauguración del memorial ubicado exactamente donde estuvieron las Torres Gemelas.

La ciudad recibe a los familiares de las víctimas, algunos de los cuales llegan de distintos países traídos con apoyo del gobierno y de la Asociación de Salud Mental que en estos diez años se ha ocupado de 12 mil personas. Para este aniversario se le ha encomendado hacerse cargo de ellos y velar por los sobrevivientes y rescatistas que, al no haber sido invitados, podrán ver la ceremonia del memorial por pantalla gigante. Tendrán varias carpas, entre Union Square y Battery Park, donde prometen que no habrá prensa para que las familias se relajen y puedan incluso tener atención médica y apoyo psicológico si así lo requieren. “Esta fecha es muy fuerte, así que los acompañaremos, tendremos incluso acupuntura, reiki y masajes para los que lo necesiten”, dice April Naturale, directora del Servicio de Desastres de la asociación.

• • •

La Alianza del Bajo Manhattan acaba de sacar un informe que muestra cómo la zona devastada por los ataques del 11-S se ha ido recuperando. Un área que fue abandonada por el comercio masivo y cuyas principales oficinas se mudaron a New Jersey o Times Square. El informe dice que las principales firmas que han fijado residencia en el límite de la calle Chambers corresponden a servicios profesionales y creativos, además de organizaciones sin fines de lucro —lo que no es de extrañar si se considera los fondos masivos que estuvieron disponibles tras el 11 de septiembre para cualquier actividad de solidaridad hacia familiares, sobrevivientes y la población afectada—. En los años que siguieron a los atentados, al menos 10 mil residentes y personas que estaban en el lugar manifestaron trastornos de estrés postraumático. A pesar de todo, la población se ha doblado en número desde el 2001 y la cantidad de hoteles se ha triplicado, quizá porque el barrio se ha vuelto aún más turístico a raíz de la tragedia. Se espera que este domingo el bajo Manhattan esté copado con millones de personas.

Algunas de ellas brindarán por los muertos con el nuevo vino 9/11 Memorial que ha provocado las críticas del famoso chef Anthony Bourdain, quien lo calificó de “grotesco” y “vomitivo”, y pidió sacarlo de la carta de su ex restorán Les Halles, donde se comercializaba. Unas más, seguramente, asistirán a conciertos, obras de teatro y exhibiciones enmarcadas en este aniversario. Ni los lugares públicos escapan a la norma. El centro comercial de Columbus Circle exhibe por estos días una serie de retratos de los rescatistas y paramédicos que trabajaron en el terreno para salvar vidas tras los ataques. La venta de las fotos, tomadas por Joe Mc Nally, beneficiará “los esfuerzos de ayuda” post septiembre 11. Ambiguo recurso que ha sido empleado por instituciones y organizaciones aparentemente sin fines de lucro. De hecho, un porcentaje de la venta de los vinos blanco y tinto 9/11 Memorial también iría para fines sociales.

Entre los trabajos que conmemoran el atentado terrorista está el disco WTC 9/11 del compositor Steve Reich, interpretado por el grupo Kronos Quartet, que se lanza el 20. Una banda sonora original para recordar y repensar la catástrofe, con grabaciones originales de los controladores aéreos anunciando que los aviones se estaban saliendo de ruta y los anuncios y órdenes de los bomberos, todo transformado en una pieza musical. Reich, compositor minimalista de 75 años, fue por muchos años un vecino del área, de hecho vivía a cuatro cuadras del World Trade Center, por lo que no podía dejar de rendir su homenaje incluyendo también recuerdos de amigos y vecinos. La imagen de portada eran las Torres Gemelas, una de ellas en llamas y con el segundo avión a escasos segundos de impactar a la Torre Norte, lo que generó controversias. Finalmente quedó sólo el humo aludiendo al ambiente irrespirable que se vivió en los días y semanas siguientes.

• • •

La Editorial Seven Stories ha reeditado el crítico y controvertido libro 11 de septiembre de Noam Chomsky, de quien publica también el ensayo ¿Había otra alternativa? (9/11: Was there and alternative?). El libro reúne distintas entrevistas concedidas por el lingüista, activista y pensador estadunidense a pocos días de los atentados, y resulta clave para comprender el contexto en que ocurrieron los ataques y por qué, en el fondo, Estados Unidos cosechó lo que había sembrado y sigue sembrando en materia de política internacional. “Estados Unidos está oficialmente comprometido con lo que se llama ‘guerra de baja intensidad’. Esa es la doctrina oficial. Si lee usted las definiciones corrientes de los conflictos de baja intensidad y las compara con las definiciones oficiales de ‘terrorismo’ en los manuales del ejército o el Código de Estados Unidos (…), encontrará que son casi las mismas. Terrorismo es el uso de medios coercitivos dirigidos a poblaciones civiles en un esfuerzo por lograr objetivos políticos, religiosos, u otros”, dice el profesor de Lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en una de las entrevistas.

Otra reedición es El Informe de la Comisión del 11 de Septiembre, presentado en el 2004 por la Comisión Nacional Estadunidense de Ataques Terroristas y que integró entonces la lista de bestsellers del New York Times. Muchos otros son los títulos que han salido en esta fecha, ficción y no ficción. Incluso los bomberos sacaron el suyo: Diez años de recuerdos y recuperación. Un libro de entrevistas y fotografías con introducción del ex presidente George Bush que se vende a 40 dólares la edición normal y a 80 con tapas de cuero.

Tras la caída. Los neoyorquinos recuerdan el 11 de septiembre y los años que le siguieron, indaga en los cambios de Nueva York tras los atentados a través de entrevistas con habitantes de diferentes barrios efectuadas por la Oficina de Historia Oral de la Universidad de Columbia. De Anthony Summers y Robbyn Swan Drawing, El undécimo día: la historia completa del 11 de septiembre y Osama Bin Laden presenta documentos oficiales publicados recientemente, nuevas entrevistas y una mirada panorámica del 11 de septiembre.

Entre las publicaciones de ficción figura la novela La propuesta (The submission) del antiguo colaborador del New York Times Amy Waldman, quien imagina lo que hubiera sucedido si un jurado a cargo de seleccionar el proyecto para el memorial de la Zona Cero hubiera elegido un diseño presentado por un arquitecto musulmán. No es el caso, el memorial estuvo a cargo de Michael Arad, judío americano que se cuenta entre los sobrevivientes de las Torres.

Waldman no estuvo lejos de la realidad. De acuerdo al especial “9/11. Diez años después”, de la revista de la Asociación de Psicólogos Estadunidense, una de las consecuencias del ataque a las Torres Gemelas a nivel social ha sido la discriminación contra las personas de Medio Oriente. Algunos investigadores predijeron que el temor y la rabia tras el 11 de septiembre traerían menor tolerancia política, apoyo a las políticas de deportación y a la llamada guerra contra el terrorismo. Acertaron.

Y un ejemplo de ello es el libro Actos patriotas, publicado por Voices of Witness, McSweeney’s Books), que ofrece testimonios de las víctimas de la guerra contra el terrorismo, incluyendo jóvenes árabes y musulmanes arrestados injustamente, investigadores que fueron puestos en la lista negra por haber escrito sobre el Islam, y mujeres que han sufrido discriminación por usar velo.

• • •

Hasta la discutida mezquita, a dos cuadras del World Trade Center, llegan varios fieles a rezar. No la llaman mezquita, sino centro de oraciones, y se ubica dentro del proyecto Park 51, un centro cultural islámico que pretende erigirse como el más grande de la ciudad y tal vez del país, y que por lo mismo ha provocado las protestas de los sectores más radicales.

El lugar tiene protección policial todos los días. Esta tarde Miranda es el oficial a cargo. “El año pasado se pusieron como locos, había mucha gente protestando aquí el 11 de septiembre”, dice el uniformado. Le gustan los musulmanes. “Son amables, no todos son malos”, responde. Pero hay quienes, como el congresista republicano Peter King, ven a toda la comunidad musulmana como una amenaza.

“El discurso violento y hostil sólo da más razones a la gente para responder de la misma manera, en particular a los jóvenes —dice el líder sufi Feisal Abdul, hasta hace poco imán de la mezquita que funciona en Park 51—. El discurso de la violencia hace que la gente normal se vuelva intolerante”. Activistas como la paquistaní Talat Hamdani se oponen a la discriminación y a la restricción de libertades. Su hijo Salman Hamdani, de 23 años, salió el 11 de septiembre al centro en el que trabajaba como paramédico y al enterarse del ataque fue voluntariamente a ayudar en el rescate. “Nunca más volvimos a verlo. Nos dijeron que había muerto en la Torre Norte. En octubre del 2001 encontraron sus restos, pero sólo al año siguiente fue identificado”, dice Talat, profesora de escuela pública quien desde entonces se empeñó en una tarea: limpiar el nombre de su hijo. Mientras estuvo desaparecido comenzaron las insinuaciones en la prensa, intentando vincularlo con los atentados. Su madre llegó a visitar Guantánamo. “Quería ver las condiciones en que estaban los detenidos por una nación tan orgullosa de la libertad y la democracia y los derechos humanos, y vi que estaban en jaulas. Luego hablé en la corte y dije: tenemos que respetar las reglas y nuestra constitución. Después del 11 de septiembre deportaron a musulmanes y árabes que tenían su green card sólo por el delito de asociarse. Luego vimos cómo los políticos explotaron la tragedia en su favor, y eso causó un gran daño porque ahora 35 proyectos para construir mezquitas están detenidos en todo el país. Eso es muy tonto. Nada puede reemplazar la constitución de un país”.

Hamdani es parte de la organización de familiares de las víctimas Peaceful Tomorrows. Están contra la venganza y las medidas que generan más violencia. Esta semana enviaron una delegación a Afganistán. Al hijo de Talat lo reconocieron como héroe nacional en el 2002, pero ella dice que sólo comenzó a sanar en marzo pasado cuando el congresista Keith Ellison admitió en su informe ante el Congreso que Salman había sido acusado injustamente de estar involucrado en los ataques por el sólo hecho de ser musulmán. “De todos los que murieron ese día, mi hijo fue el único acusado de volar el Delta. Tengo que hablar y ahora estoy bien (llora) .Toma tiempo y mucha lucha, diez años es mucho tiempo”.

El imán Feisal Abdul es uno de los iniciadores del proyecto que primero se conoció como Iniciativa Córdoba, y actualmente como Park 51. Por 27 años estuvo a cargo de la mezquita al-Farah en Tribeca. A partir del 11-S Abdul ha debido dar charlas en todas partes sobre el Islam y las posibilidades de generar un encuentro entre musulmanes y estadounidenses. Fue así como llegó a la idea de un gran centro islámico que fuera a la vez un lugar multiconfesional. “Este 9 de septiembre recordamos a las víctimas, algunas de las cuales eran de mi comunidad. También fue una tragedia para nosotros. Somos tan víctimas del 11 de septiembre como todos, y como musulmanes tenemos un papel no sólo en la sanación, sino para el encuentro entre las dos culturas”, dice convencido.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/63798-11s_memoria_y_tolerancia.html