webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
1767 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=17532

El hombre que hoy partió en Argentina

Pudo hacer lo que hizo porque millones de argentinos lo apoyaron, con sus pensamientos, sentimientos y acciones

30/10/2010 - Autor: Juan Lucangioli (Yahia) - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Nestor Kirchner. (Foto: AP).
Nestor Kirchner. (Foto: AP).

Mendoza, Argentina, 27 de Octubre de 2010

No se por donde empezar, como siempre que me siento a escribir hay unos instantes de duda en torno a cómo dar los primeros trazos.
Es un día realmente fuerte para todos los argentinos, así lo siento en mi corazón desde que cerca de las once de la mañana, recibí el llamado de mi madre, que entre shokeada y triste me contaba la noticia.
-No te puedo creer- es obviamente lo primero que digo y le murmuro a mi mujer: murió Kirchner- Mi mujer queda con la boca abierta, en silencio y el clima de la casa es claramente de tristeza. De tristeza y de un enorme respeto hacia la figura del hombre que llevó adelante el mejor gobierno del que fui testigo en este país.

Nací en el 78, y desde que regresó la democracia, he visto como gobierno tras gobierno, las esperanzas iban convirtiéndose en desilusiones.
Las limitaciones de Alfonsín, su falta de coraje sin dudas, a pesar del respeto que guardo por él también, la absoluta estafa de Carlos Menem, su descarada corrupción, su cholulismo vergonzozo, en fin, no voy a comenzar a repasar los gobiernos del riojano, yo no lo voté decían todos, pero ganaba…

Luego la alianza, nuevamente esa esperanza inicial, primeros pasos en falso, hasta que la renuncia de Chacho deja todo en claro, más de lo mismo, otra vez sopa, llámele como quiera, pero no quedó ahí, De la Rúa se empeñó y no le alcanzó con desilusionar, le sumó una gran dosis de incapacidad (que no es lo mismo que aburrimiento) y llevó al país a un abismo que nos asustó o nos hartó a todos, lo que no se es si se dio cuenta, después de todo nunca lo volvimos a ver.
Y así, para no seguir con el repaso, transcurrían los gobiernos en un tono claramente gris. El punto en común de todos ellos, tiene que ver con una gran esperanza inicial de la ciudadanía, que se desafinaba compás tras compás.

No es el caso del hombre que hoy por la mañana partió. Casi podríamos decir que ganó en voz baja. Yo lo voté. Y, como gran parte de la población, no guardaba en él grandes expectativas, solo me entusiasmaba ese clima de prosperidad con el que Lavagna había colaborado y también en un punto Duhalde.
Perdón, a mi tampoco me gusta el cabezón, a él no lo hubiera votado de hecho, pero siento que eso es verdad. Y siento que un punto en el que tenemos que crecer los argentinos es en ver las cosas con más equilibrio, nada ni nadie es totalmente bueno o totalmente malo.

Por supuesto, estas últimas palabras marcan mis diferencias con el estilo del hombre que hoy partió, las cuales no me quitan el derecho de estar triste por su partida, de rendirle homenaje, humildemente.

Decía que hasta él los gobiernos argentinos venían pintando en tonos grises.
Y si bien es cierto que lo que me distanció enormemente del hombre que partió es que abusó del blanco o negro, todo o nada, aliado o enemigo, a veces en cuestión de horas, también siento que le dio color a la política argentina, sobre ese blanco o negro de fondo, aparecieron amarillos, rojos, verdes, azules, algo empezó a pasar. Este hombre realmente venía a luchar por algo. Que hizo negocios, seguramente. Como todos. Blancanieves nunca fue candidata y mucho menos gobernadora ni diputada ni senadora. Así que eso no me alarma. Porque no hizo solo negocios.

También mandó a descolgar el cuadro de Videla, modificó la corte suprema, empujó con la pasión que lo caracterizó el juicio contra los represores impunes, y realmente fue necesaria su pasión para mover la inercia de impunidad de la política argentina desde la obediencia debida.

Recibió a madres. Abuelas en la casa rosada mientras el país multiplicaba la repuntada económica que se había iniciado (lo justo es justo) durante el gobierno de Duhalde.

El hombre que hoy partió le devolvió a la política significados, contenidos, ¿quién puede discutirlo? La chatura y la superficialidad de las discusiones políticas de los noventa en adelante era muy penosa y permitió, entre otras cosas, que un hombre inoperante y tibio como De la Rúa gane elecciones presidenciales, solamente por el hartazgo de la gente hacia Menem y por una gran campaña publicitaria.

Tan superficial era todo, la publicidad mas importante que el actor político.
Y el hombre que hoy partió vino a recordar el poder transformador que tiene una gestión . Cuando creíamos que el Estado había perdido todo poder de maniobra, cuando habíamos creído que poco quedaba por hacer, administrar nomás, este hombre nos recordó, que se puede hacer, que hay mucho por hacer, pero tiene que haber un corazón detrás, tiene que haber un ser humano con voluntad, ahí la cosa es posible, siempre. Gracias por recordárnoslo y sacar a la democracia argentina de esa siesta gris.

Lo que viene nadie lo sabe, salvo Dios, de ahí para abajo nadie.
Mi madre está preocupada, imagino que muchos argentinos también. Espero que muchos escuchen las palabras de mi amiga Victoria: recuerden que también murió un padre, un marido, un hermano. O sea, que murió un ser humano.
Que detrás de las diferentes formas que toman las corrientes políticas siempre hay seres humanos, que se equivocan, que aciertan, que sueñan, que negocian, pero que mientras se manejen dentro de su humanidad, pueden mirarse con respeto mas allá de las diferencias, pueden reconocer que nadie tiene toda la razón, o ¿acaso alguien se cree con toda la razón? A esos les recomiendo urgente un curso de humanidad, por no decir un psiquiatra.

Y si bien, el hombre que hoy partió tropezó con esta piedra, también soy testigo de haberlo escuchado (en su mejor momento) hablar de “nuestras verdades relativas”.

Y digo esto, porque como escribí arriba nadie sabe que va a pasar. El clarín ya está soplando melodías atemorizantes, anuncian dificultades y conflictos, los muchachos no descansan ni por duelo, realmente dan bastante vergüenza.

Pero digo, ¿por qué tengo que resignarme a pensar que viene lo peor? si cuando ya estaba resignado el hombre que hoy partió me recordó que no me resigne.

Lo que pregunto es lo siguiente: esos colores, mas allá del blanco y negro, que Néstor Kirchner le devolvió a la política argentina. Esa, ¿por qué no? Capacidad de sorprendernos que resurgió en muchos de nosotros ¿Eran patrimonio de él?
Pregunto: esa pasión para emprender cambios sustanciales y defenderlos ¿Eran patrimonio de él?

Y pregunto esto porque yo sospecho que la mayor virtud del hombre que hoy partió fue entender el momento histórico y actuar en consecuencia, lo que no es poco. El pudo hacer lo que hizo porque millones de argentinos lo apoyaron, con sus pensamientos, sentimientos y acciones, lo apoyaron.

Y es un grave error poner la fuerza de un pueblo en un hombre, y de eso los argentinos deberíamos haber aprendido. La fuerza de un pueblo nunca es de un hombre, por mas pasión que tenga.  Él puede canalizarla, comprenderla, puede ser su abanderado, pero la bandera nunca es del abanderado, la bandera está mas allá del abanderado. Creo que recordar eso es el mejor homenaje al aspecto mas positivo y honorable del hombre que hoy partió y que, como todo político, tenía más de un rostro.

Vivo en un país hermoso, soy feliz de vivir aquí y de que mi hijo crezca aquí. Realmente feliz. Admiro a mucha gente que desde la política, la cultura, la justicia, el arte, el deporte, trabaja para hacer este país más hermoso aún.
Estoy feliz de vivir aquí, cuando en el año 2002 sentía que mi única esperanza estaba en sacar la nacionalidad italiana. Por todas estas cosas que estuve escribiendo, especialmente esto último, gracias Néstor Kirchner.

Y envío desde aquí mis deseos de fuerza y mi total confianza hacia la señora presidenta, que como nunca fui machista, nunca creí que fuera un títere de su marido.

Dios quiera que a partir de mañana, eso le quede claro a todos los argentinos.

Paz y Bendiciones para todos

Anuncios
Relacionados

Discriminación de los musulmanes en Argentina

Artículos - 28/07/2005

Argentina: un bicentenario a dos frentes

Artículos - 29/05/2010

El Ejército argentino y las sectas

Noticias - 20/06/1998



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/56448-el_hombre_que_hoy_partio_en_argentina.html