webislam

Viernes 28 Febrero 2020 | Al-Yuma 04 Rajab 1441
746 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=16196

Los derechos humanos en el mundo árabe, en el punto de mira

Los progresos políticos experimentados en la región reflejan una falta de compromiso por parte de los gobiernos integrantes

11/04/2010 - Autor: Pedro Canales - Fuente: El Imparcial
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La situación de la libertad en el mundo árabe
La situación de la libertad en el mundo árabe

Los progresos políticos experimentados en algunos países árabes, como Jordania, Marruecos o Arabia Saudí, no han sido acompañados con el consiguiente avance de los derechos humanos y libertades democráticas. En otros países, como Egipto, Argelia o Yemen, la situación de los derechos y libertades sigue siendo preocupante.

Alkarama, una asociación formada por juristas y militantes benévolos, ha presentado a lo largo del año 2009 un millar de comunicaciones ante la ONU. Representa a 888 víctimas de violación de derechos del hombre en 14 países árabes. La asociación, que trabaja estrechamente con el Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados, la Cruz Roja Internacional y las Comisiones especializadas de Naciones Unidas ha presentado, además, peticiones de urgencia para 50 casos de víctimas de violaciones de derechos humanos en diferentes países.

Esta organización de la sociedad civil con sede en Ginebra, limita su trabajo a cuatro sectores muy específicos : la detención y los procesos arbitrarios, los casos de tortura, las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzosas; y ello con el fin de aumentar su eficacia en los casos concretos dados a conocer por las familias de las víctimas. Dado que Alkarama sólo trabaja los expedientes cursados tras las denuncias, su Informe puede no responder exactamente a la situacion real de los derechos humanos en cada país, pero sí da una idea del estado general del mismo y de la impunidad de la que gozan los servicios policiales y de seguridad en la mayoría de países de su ámbito.

Opacidad argelina

Alkarama ha presentado 112 comunicaciones escritas ante la ONU acerca de 109 casos invididuales de violación de los derechos humanos en Argelia, en su mayoría desapariciones y torturas. Sin embargo las Naciones Unidas chocan ante la opacidad de información por parte de las autoridades de Argel. Ya en 2007, el Comité de derechos humanos de la ONU había subrayado la ausencia de investigaciones oficiales por parte del régimen de Abdelaziz Buteflika ante las denuncias presentadas. No hubo respuesta. De nuevo en 2009, el Comité pidió información a las autoridades de Argel sobre los centros de detención, los mecanismos de investigación sobre las desapariciones, la indemnización de las familias, así como sobre las medidas tomadas para poner término a las torturas por parte de las fuerzas de seguridad.

El Comité de las Naciones Unidas sigue sin recibir respuestas. Argelia se limita a presentar el organismo oficial Comisión nacional consultiva de promoción y protección de los derechos humanos (CNCPPDH) como un recurso posible para todos aquellos que denuncien la violación de los derechos humanos en el país, pero no responde a las interpelaciones de los organismos internacionales. Razón por la cual, la ONU ha decidido retrogradar a la categoría B al organismo argelino (CNCPPDH), privándole de este modo para actuar en coordinación con los organismos internacionales.

Algunos casos denunciados por Alkarama son particularmente impactantes, como el de Lakhdar Bouzenia, desaparecido en 1993 y del que nunca más se ha tenido noticias. Fue detenido por las fuerzas de seguridad argelinas, llevado a un centro de aislamiento, torturado salvajemente y poco después desapareció. Tras 20 años de gestiones, la familia no ha conseguido tener noticias de su paradero ni recuperar eventualmente su cadáver.

Paradoja saudí

Desde su acceso al trono wahabi, el rey Abdalá ha acelerado el programa de reformas que inició siendo Príncipe heredero con el fin de aumentar la participación política de la población. Por primera vez, se organizaron elecciones municipales en todo el Reino en 2005 y el año pasado remodeló el gabinete ministerial nombrando a una mujer, Noura al-Fayez, para dirigir la educación escolar.

A pesar de estos progresos políticos, la cuestión de los derechos humanos sigue en suspenso. Alkarama ha presentado 50 comunicaciones ante la ONU sobre 36 casos individuales. Torturas, detenciones arbitrarias, violación de la libertad de expresión, cortapisas legales para los defensores de los derechos humanos, desigualdad de derechos para la mujer y los inmigrantes, siguen estando a la orden del día.

Prisiones faraónicas

Un caso particular lo ocupa Egipto, país en el que sigue vigente el Estado de emergencia desde hace 28 años. Las leyes subsiguientes al mismo permiten la detención administrativa a petición del ministerio del Interior, sin intervención de los jueces. Así, las Autoridades egipcias han arrestado a miles de supuestos o reales opositores para impedirles hacer campaña cara a las elecciones legislativas previstas para noviembre de este año 2010. Un clima que genera la impunidad de las fuerzas de seguridad, que han llegado a cometer ejecuciones extrajudiciales sin control. En octubre pasado, miles de seguidores de la secta de los Hermanos Musulmanes fueron detenidos por sus opiniones políticas y creencias religiosas, sin que hubieran cometido delito alguno ni incitado al terrorismo. Alkarama ha presentado 300 comunicaciones acerca de 241 casos invididuales de violación de derechos humanos.

Estado de guerra en Iraq

El Estado de guerra que impera en Iraq crea una situación insostenible para los defensores de los derechos humanos y las libertades. Según Alkarama, las elecciones locales que tuvieron lugar en enero de 2009 sacaron a la luz pública las luchas confesionales en el país, y tras el inicio del retiro de las fuerzas americanas el 30 de junio los ataques violentos contra la población civil se han hecho más numerosos. La Comisión oficial de derechos humanos prevista en el artículo 112 de la Constitución sigue sin ver la luz y sin financiación.

La ambiguedad libia

El régimen del coronel Gadafi ocupa un lugar particular en los informes sobre derechos humanos recientes. La ambigüedad de Trípoli se manifiesta en el hecho de haber puesto en libertad a lo largo de 2009 y 2010, decenas de presos islamistas, incluso los principales dirigentes del Grupo Islámico Combatiente Libio, supuestamente la rama de Al Qaeda en el país. Esto junto con la vuelta al país del autor de los atentados de Lockerbie, Abdelbasset el Megrahi, suscitó cierta euforia en las organizaciones democráticas que otorgaron a la Fundación Gadafi que dirige su hijo Seif el Islam, más poder del que realmente tiene.

A pesar de este clima, la policía sigue gozando de relativa impunidad. Se han producido numerosos casos de violencias policiales y de torturas. El caso de Huisham Al-Tabakh ilustra claramente estas prácticas. Este joven profesor de 30 años intervino cuando un grupo de policías estaban maltratando en la vía pública a un anciano. Al Tabakh fue detenido, golpeado en plena calle y llevado a una comisaría, donde tras una brutal paliza tuvo que ser llevado a urgencias del hospital más cercano.

Paradoja marroquí

Mientras que el régimen de Mohamed VI ha puesto en marcha diversos organismos para la recuperación de la memoria histórica y la defensa de los derechos humanos frente a las tropelías cometidas por el régimen marroquí en los años 80 y 90 durante el reino de Hassan II, algunos capítulos de los derechos humanos y libertades han sufrido un serio recorte en 2009, constata Alkarama. Tal es el caso de la libertad de expresión, el derecho a la información y los derechos de reunión en el territorio del Sahara Occidental administrado por Marruecos.

El Informe recuerda la detención de centenares de ciudadanos tras los atentados terroristas de Casablanca en mayo de 2003, muchos de los cuales siguen en paradero desconocido, otros sometidos a torturas en la cárcel secreta de Temara y la mayoría condenados a penas de cárcel consecutivas a procesos sin ninguna garantía judicial. Alkarama, sin embargo, pone de relieve que la decisión de Mohamed VI de impulsar la Instancia de Equidad y Reconciliación «es una primera etapa positiva en la que el Estado reconoce su responsabilidad en los graves abusos cometidos en el pasado», si bien existe un sentimiento general de que los responsables directos «gozan de impunidad» al no ser perseguidos por la justicia.

Transición democrática

El Informe anual de Alkarama ha coincidido con la presentación en París del documento elaborado por la Iniciativa de la Reforma Árabe (ARI, según sus siglas en inglés), un organismo especializado en el estudio de los procesos de transición democrática en el mundo árabe. Basado en criterios internacionales, el documento compara las prácticas observadas en diez Estados árabes, entre los cuales incluye Argelia, Egipto y Marruecos.

El país que recibe mejor puntuación es Jordania, seguido de Marruecos, por delante de Argelia y Egipto, siendo el último Yemen. En conjunto señala que la democracia ha progresado poco en la región árabe. Aunque en la mayoría se observa un progreso en la promulgación de textos legislativos favorables a la democratización, es en la práctica donde encuentran los obstáculos.

Si bien es cierto que Marruecos ocupa el segundo lugar en la clasificación de avance democrático, según el ARI el reino alauí ha conocido una baja en el total de puntos acumulados, ya que los indicadores concernientes a la libertad de reunión y manifestación, al trato a los presos, y a la seguridad de las personas ha disminuído. Sin embargo, el ARI considera que el Reino jerifiano «va por buen camino» y lo precisa al recordar que hace algunas semanas la Unión Europea y Rabat celebraron su primera cumbre. «Marruecos está en progreso constante. Y se le ha acordado el estatuto avanzado que se traduce por derechos privilegiados con la UE», declaró Christian Jouret, responsable regional en el Consejo de la UE, durante la presentación del informe del ARI en la capital francesa.

El ARI es fruto de la coordinación de nueve centros de investigación implantados en el mundo árabe, desde Marruecos al Golfo, otros cuatro en Europa y uno en Estados Unidos. Su misión es «estimular la capacidad de los ciudadanos árabes para articular ellos mismos, desde dentro, una visión para hacer progresar sus países en la democracia».
 

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/55338-los_derechos_humanos_en_el_mundo_arabe_en_el_punto_de_mira.html