webislam

Jueves 5 Diciembre 2019 | Al-Jamis 07 Rabi al-Zani 1441
709 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=14383

Gripe aviar: estos bidones iban a salvarnos la vida

NO a la salud como negocio

21/04/2009 - Autor: El Semanal - Fuente: Insurgente.org
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Bidones de oseltamivir.
Bidones de oseltamivir.

Hace cinco años conocimos el nombre del quinto jinete del Apocalipsis. Se llama H5N1. Es el virus de la gripe aviar, capaz de contagiar al hombre. Una mutación que le permitiese el contagio directo entre personas, sin intermediación de las aves, podría desencadenar un holocausto. La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo sus cálculos: 150 millones de muertos.

Más que todas las pestes de la Edad Media, la viruela y la gripe española juntas. Se pusieron granjas en cuarentena, se sacrificaron millones de aves. El 112 se inundaba de llamadas si aparecía una gaviota muerta en una playa o una paloma en una acera. Los gobiernos hicieron acopio de antivirales. España adquirió diez millones de dosis de oseltamivir, suficiente para abastecer en el plazo de un mes al 20 por ciento de la población. ¿Qué fue del H5N1? ¿Continúa siendo una amenaza? ¿Por qué ya no se habla de él? ¿Alguien se benefició de aquel río revuelto entre alarma sanitaria e histeria colectiva?

Por primera vez, una publicación ha entrado en el Centro Militar de Farmacia (Madrid). Allí se almacenan unos 20 bidones azules, cada uno de ellos con varias bolsas de siete kilos de oseltamivir en polvo, suficientes para fabricar cientos de miles de dosis.

Fueron adquiridos en 2005 y 2006, cuando parecía inminente que el virus iba a causar una escabechina. Han costado un mínimo de seis millones y medio de euros (según datos del BOE). Y se han invertido 1.185.000 euros adicionales en los aparatos para convertir el polvo en comprimidos. En total, se llevan gastados 1.200 millones de las antiguas pesetas para atajar una enfermedad que, de momento, no se ha cobrado una sola vida en España, por lo menos de humanos, mención aparte del somormujo encontrado en una charca alavesa. ¿Es dinero malgastado o curarse en salud?

Los expertos no se ponen de acuerdo. Primero, porque el oseltamivir, como cualquier fármaco, caduca. En el caso de los comprimidos, a los cinco años; aunque en polvo puede durar mucho más del doble. Además, no es una vacuna, aunque sí reduce los síntomas y disminuye la mortalidad cuando se contrae la enfermedad. Pero lo peor no es eso. Según un estudio publicado por la revista Nature, la estructura del H5N1 está cambiando. La cepa se está buscando las mañas para hacerse resistente al oseltamivir. Otra cepa, la del H1N1, de la que se dan muy pocos casos en nuestro país, ya se ha blindado contra el medicamento, como recoge la revista The Journal of the American Medical Association.

No en vano, el Tamiflu, como se denomina la presentación comercial de este fármaco, es uno de los medicamentos estrella de Roche. La compañía multiplicó por diez su producción entre 1999 y 2005 en pleno canguelo mundial. Fue su gran año. Los beneficios de la compañía crecieron un 20 por ciento gracias a los 1.002 millones de euros generados entonces por las ventas del oseltamivir. Según diversas fuentes, Roche se aseguró, además, el control de la mayor parte de la cosecha mundial de anís estrellado, principio activo del fármaco. Si hay que ponerle cara al gran beneficiado por el pánico sería la de Donald Rumsfeld, el ex secretario de Defensa norteamericano, que antes de ser fichado por Bush era presidente de Gilead Sciences, la empresa biotecnológica que vendió la patente del osetalmivir a Roche.

Según la revista Fortune, sus acciones le supusieron un pelotazo de 20 millones de dólares. La facturación de la farmacéutica suiza siguió yendo viento en popa gracias a la provisión de 220 millones de tratamientos demandados por distintos gobiernos, en especial los de EE.UU y Japón. Pero el año pasado cayó en picado. Y aunque la compañía asegura que en la actualidad podría suministrar un total de 400 millones de dosis anuales a 40 países, los datos recién publicados son elocuentes: un descenso de 1.073 millones de euros en las ventas antipandémicas del Tamiflu. Tanta tranquilidad no es buena para las ventas.

¿Que haya tranquilidad significa que el peligro ha pasado? No. Sigue habiendo un goteo de casos, casi todos en el sureste asiático. El último, en Vietnam hace tres semanas. Pero en una década `sólo´ han muerto 254 personas de gripe aviar en todo el mundo, a razón de 25 fallecidos al año. Si la comparamos con la malaria (mueren tres mil niños cada día de esta dolencia), surgen las dudas sobre si la OMS y los gobiernos concentran sus esfuerzos en lo más urgente. De hecho, la gripe normal y corriente mata a medio millón de personas cada año.

Algo parecido sucedió con el SARS, el síndrome de insuficiencia respiratoria aguda. Una neumonía atípica que apareció a finales de 2002 en China y se propagó a Hong Kong, Vietnam, Singapur y Canadá, aunque la psicosis contagió a medio mundo. La alarma saltó cuando un hombre de negocios norteamericano que volaba de China a Singapur tuvo que ser evacuado del avión y falleció en un hospital de Hanói.

De hecho, se sigue impidiendo subir a los aviones a pasajeros con síntomas de tener fiebre. Se supone que el virus viajaba en las gotitas de saliva que expelemos con la tos o un estornudo. No se encontraron antibióticos ni vacunas ni antivirales efectivos contra él. La OMS contabilizó 9.000 casos y 750 muertos en 2003. Pero, de pronto, los casos desaparecieron como por ensalmo y nunca más se supo.

«El SARS desapareció como la viruela. Se interrumpió la transmisión y no hubo más casos. El virus ya sólo existe en laboratorios. La gripe aviar es distinta, aunque los medios no hablen de ella, no ha desaparecido», explica el doctor Raúl Ortiz de Lejarazu, jefe de Virología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y director del Centro Nacional de la Gripe. Lo que hace temible a la gripe aviar es su tasa de mortalidad, en algunos países superior al 60 por ciento.
 

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/53769-gripe_aviar_estos_bidones_iban_a_salvarnos_la_vida.html