webislam

Miercoles 20 Noviembre 2019 | Al-Arbia 22 Rabi al-Auwal 1441
1062 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=13005

El Ramadán se instala en la vida pública española

Las principales comunidades se distribuyen por todo el litoral mediterráneo, desde Cataluña a Andalucía

02/09/2008 - Autor: Mari Luz Peinado - Fuente: Soitu
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Mohammed Ballas (EFE)
Mohammed Ballas (EFE)

Hasta hace no muchos años, el comienzo del Ramadán apenas tenía impacto en España. El ayuno diurno que los musulmanes realizan durante su noveno mes lunar era un acto estrictamente privado, que pasaba desapercibido para la mayoría de la población. Sin embargo, la inmigración y la expansión del islamismo han hecho que el mes sagrado para los musulmanes —que este año comenzó ayer— empiece a ser visible en la vida pública. Especialmente en algunos puntos de la geografía española.

Entre un millón y un millón y medio de musulmanes (dependiendo de la fuente) viven en España. "Las principales comunidades se distribuyen por todo el litoral mediterráneo, desde Cataluña a Andalucía", explica Isabel Romero, portavoz de la Junta Islámica. Además, existen grandes concentraciones en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona y, por supuesto, en Ceuta y Melilla. En todos estos sitios, el Ramadán no sólo se vive entre los musulmanes.

El pasado de Granada vuelve a sus calles

"En una ciudad grande no musulmana es duro ayunar porque el entorno es ajeno al acto de voluntad que estás realizando. Además, ayunar sólo es muy triste, por eso todo el mundo se junta para romper el ayuno en compañía y con alegría", asegura Abdel Hasim Castiñeira, director de la Mezquita de Granada. Por eso aquí, la mezquita se convierte en protagonista indiscutible durante este mes. Todas las noches, cientos de personas se reúnen para romper juntos el ayuno y celebrar el Ramadán.

En la ciudad andaluza hay una importante comunidad islámica que se concentra en la zona del barrio del Albaicín. Durante estos días, los horarios de los musulmanes cambian radicalmente: todo se ralentiza durante el día, se apura la noche y apenas se duerme. Y eso se nota en lugares como la calle Elvira y Calderería, que se llenan de gente a partir de la puesta de sol. Incluso algunos (con una clientela musulmana en su mayoría) cierran durante el día "aunque otros permanecen abiertos porque el Ramadán prohíbe comer pero no dar de comer", aclara Castiñeira.

Las dificultades de la capital

Aproximadamente, uno de cada cuatro musulmanes que vive en España lo hacen en Madrid y su zona metropolitana. Aquí, el Centro Cultural Islámico —más conocido como la mezquita de la M-30— es el corazón de la comunidad. "La actividad diaria se ve muy alterada durante el Ramadán y lo ideal sería adaptar las horas de comercio y trabajo, algo que se hace en algunas zonas de Madrid, pero que es difícil en una ciudad como ésta", asegura Mohammed El Afifi, portavoz del centro. Uno de los barrios a los que se refiere es Lavapiés, que se ha convertido en centro de la inmigración en Madrid.

Saira no vive en Lavapiés pero pasa allí buena parte de su tiempo libre. Es una de las miles de personas que estos días acudirá a la mezquita de la M-30 a romper el ayuno y después lo celebrará con sus compañeros. "Son días duros porque tengo el mismo horario de trabajo (en una tienda) y se duerme muy poco para aprovechar la noche. Es como si después de las oraciones de la noche el día volviera a empezar. Pero el ayuno es bueno para nuestro cuerpo y mente y es un acto necesario", asegura.

En igualdad de condiciones

En una ciudad en la que casi el 50% de su población (30.000 personas de unas 71.000) es musulmana, la celebración del Ramadán no puede ser un acto privado. Eso es lo que ocurre en Melilla, donde a partir de las nueve, el día comienza de nuevo. "Estos días se rompe la monotonía y se potencia la convivencia nocturna. En la calle se nota porque los bares y cafeterías abren hasta la madrugada y no sólo acudimos los musulmanes sino que toda la ciudad alarga la noche", cuenta Abdelhafid Amar Abdela, secretario de la Comunidad Islámica de Melilla.

En la ciudad autónoma las rutinas del Ramadán están mucho más normalizadas. Las asociaciones organizan actividades infantiles, representaciones teatrales y actos religiosos Abdelhafid explica que muchas empresas permiten a sus empleados tener una jornada de una hora menos durante estos días para que el día no sea muy duro. "La mayor parte de los comercios y negocios hosteleros están en manos de la comunidad musulmana que abre menos horas al día y cierra más tarde y eso cambia el horario de toda la ciudad".

En el plano institucional, el alcance también es mucho mayor. Al final del Ramadán, el municipio cede un espacio para llevar a cabo una celebración a la que también acuden representantes de las instituciones "porque es como llegar a la meta después de todo el ayuno y eso hay que festejarlo", comenta Abdelhafid. "En Melilla todo el mundo vive el Ramadán, incluso nuestros hermanos de otras religiones que saben que estamos ayudando e intentan no fumar y comer delante de ti por respeto".

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/52544-el_ramadan_se_instala_en_la_vida_publica_espanola.html