webislam

Viernes 29 Mayo 2020 | Al-Yuma 06 Shawwal 1441
2940 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=12893

Los monasterios gallegos divididos entre turismo espiritual y templos de lujo

Media docena de monasterios todavía ofrecen hospedaje a una minoría de personas que buscan un espacio de calma y espiritualidad

14/08/2008 - Autor: Agencias - Fuente: Soitu
  • 1me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Los monasterios de Galicia se encuentran ahora divididos entre aquellos que ofrecen un turismo espiritual y los que, tras una rehabilitación, se han
Los monasterios de Galicia se encuentran ahora divididos entre aquellos que ofrecen un turismo espiritual y los que, tras una rehabilitación, se han

Los monasterios de Galicia que durante siglos han acogido una modesta y sencilla vida cotidiana dedicada al silencio, la reflexión y la oración, se encuentran ahora divididos entre aquellos que ofrecen un turismo espiritual y los que, tras una rehabilitación, se han convertido en templos de lujo.

Media docena de monasterios cistercienses y benedictinos todavía ofrecen hospedaje a una minoría de personas que buscan un espacio de calma y espiritualidad entre los muros de piedra cargados de arte y de siglos de historia, alejado del mundanal ruido y del materialismo de la vida cotidiana.

El monasterio cisterciense de Ferreira de Pantón, en Lugo, que aun alberga once monjas de clausura, dispone de cuatro habitaciones exclusivamente reservadas a mujeres solas que deseen pasar una máximo de ocho días y compartir la comida y el silencio a cambio de una contribución económica voluntaria.

"No están obligadas a nada, aunque se les invita a que al menos acudan a la eucaristía", indicaron a Efe fuentes del establecimiento que apuntaron que "generalmente van a su aire" y observaron que ese tipo de hospedaje no tiene carácter propiamente turístico, sino que está encaminado "a la oración o al retiro".

El monasterio de Samos, también en Lugo, en el que todavía conviven quince monjes benedictinos, tiene doce habitaciones individuales para el hospedaje únicamente de hombres en busca de calma y espiritualidad.

La estancia en ese centro religioso establece, al menos una vez al día acudir a la oración, y pagar veinticinco euros por noche, que incluye una pensión completa con una sencilla dieta monacal.

Samos, que se encuentra en el Camino de Santiago, dispone además de un albergue para peregrinos con 68 plazas, aunque habilita además en verano zonas para colchonetas para acoger a los transeúntes que se dirigen a Compostela o a Fisterra.

El monasterio coruñés de Sobrado dos Monxes, con veinticuatro monjes cistercienses, por su proximidad a Compostela alberga a decenas y hasta cientos de peregrinos del Camino de Santiago, pero dispone también de hospedaje para los que buscan un remanso de paz.

Dispone de 74 camas en treinta habitaciones dobles y catorce individuales -el más grande de Galicia- y otras 20 con baño compartido para quienes buscan la calma y el sosiego característicos de esos centros religiosos católicos, pero a diferencia de los otros dos de la orden cisterciense, aloja a familias o parejas.

"El que viene aquí nunca iría a un hotel de Torremolinos", dijo a Efe un responsable de la hospedería en ese establecimiento que cobra en verano el módico precio 30 euros por persona a pensión completa.

Ese monasterio milenario acoge durante todo el año a individuos o grupos que buscan la meditación o religiosos que se retiran para una reflexión espiritual.

El monasterio orensano de Oseira, con quince monjes de la orden cistercienses, "no es un hotel ni un balneario", comentó a Efe el superior de ese centro religioso, Juan Javier Martín, quien señaló que todavía hay turistas que llaman por teléfono para reservar.

En sus trece habitaciones, el monasterio acoge por 25 euros diarios a las personas que buscan "unos días no de descanso físico, sino de silencio y de higiene espiritual" dispuestos a adaptarse a la vida monacal, incluida al menos una presencia en el acto eucarístico, y "disfrutar de la belleza natural y artística", dijo.

Martín reconoció el contraste entre los tradicionales monasterios que conservan el alma y el espíritu religioso y los que han sido convertido en hoteles de lujo, pero subrayó que "el deterioro de los edificios no tiene marcha atrás y, si en un momento no se recuperan, se convierten en insalvable cúmulo de piedras", comentó.

"Realmente, una cafetería ubicada en lo que antes era un claustro monástico para la oración, el canto, el silencio o la contemplación, es un contraste, contrapunto, no se qué calificativo darle", dijo.

Apuntó que una notaria le manifestó recientemente su sorpresa al visitar esos monumentos cómo en uno de ellos, el de Santa Cristina de Ribas de Sil, había "unos jóvenes fumando porros", mientras que en el de San Pedro de Rocas había otros con una "música esotérica poco apropiada".

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/52454-los_monasterios_gallegos_divididos_entre_turismo_espiritual_y_templos_de_lujo.html