webislam

Lunes 9 Diciembre 2019 | Al-Iznain 11 Rabi al-Zani 1441
896 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=11221

El hijo de Benazir Bhutto releva a su madre con sólo 19 años

31/12/2007 - Autor: Jordi Joan Baños - Fuente: lavanguardia.es
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Bilawal Bhutto
Bilawal Bhutto

Al concluir el tercer día de duelo por el asesinato de Benazir Bhutto, el Partido Popular de Pakistán (PPP) eligió ayer a su hijo de 19 años, Bilawal, como nuevo presidente. No obstante, dada su temprana edad (es preciso tener 25 años para ser diputado) el primogénito de Benazir proseguirá sus estudios en Oxford mientras su padre, Asif Ali Zardari, será quien dirigirá el partido. Asimismo, el PPP ha decidido hacer de tripas corazón y concurrir a las elecciones del 8 de enero. Sin embargo, su candidato para primer ministro, en caso de ganar los comicios, sería Majdum Amin Fahim, el sobrio líder parlamentario que dirigió el PPP en los años de exilio de los Bhutto. 

El delfín de la dinastía Bhutto apenas habló para animar a los seguidores del PPP a "vengar" a su madre "a través de la democracia" con una victoria en las elecciones. En seguida, con una alusión a su "tierna edad", el viudo de Benazir se apropió del micrófono para pronunciarse de forma más enfática: "Los trabajadores deben ir a votar para enterrar a la liga de los asesinos", en referencia al partido que apoya al presidente Musharraf. No obstante, Zardari precisó que su partido no está en contra del ejército, sino de "ese hatajo de ladrones". 

La misma Benazir Bhutto evitó cualquier crítica a Musharraf en su último mitin, en el que apareció singularmente feliz (acababa de entrevistarse con el presidente de Afganistán, Hamid Karzai) a pesar de que el parque de Liaqat estaba a sólo un tercio de su capacidad. La frialdad de los pakistaníes pudo tener relación con sus componendas con el general Musharraf. Pero su asesinato ha provocado tal conmoción y solidaridad que dicho pecado original ha quedado borrado, de manera que podría llevar en volandas hasta el palacio de gobierno a cualquier candidato del PPP.

Esto lo sabe el partido que apoya a Musharraf, que tras conocer que no será el único gran partido en liza defiende ahora el aplazamiento de las elecciones por una sospechosa solidaridad sobrevenida con Bhutto. Por su parte, el partido de Nawaz Sharif anunciaba a última hora de ayer que también abandonaba el boicot después de escuchar el llamamiento del viudo de Benazir a que se sumara a los comicios. Así pues, Musharraf lo tiene ahora más difícil para justificar un aplazamiento de las elecciones - aunque no se descarte-, ya que además los disturbios fueron muy escasos en el día de ayer, a pesar de que la inmensa mayoría de los comercios siguieran cerrados por tercer día.

La reunión decisiva de la dirección del PPP se celebró en la casa de los terratenientes Bhutto, en Sind. Bilawal tenía un problema frente a sus primos: su apellido es Zardari y no Bhutto. Ayer quedó resuelto: su padre anunció que pasará a llamarse Bilawal Bhutto Zardari. "El nombre ha sido el mayor obstáculo - afirma con toda seriedad Ali, un militante-, pero lo que cuenta es que es el hijo de Benazir". Ali ha acudido a escuchar la proclamación del nuevo líder, por televisión, a la sede del partido en la capital pakistaní.

Allí, cientos de velas, que marcan el fin del luto, arden junto a pósters de Benazir Bhutto y de su padre, el también mártir Zulfiqar Ali Bhutto. Un director de periódico se nos acerca y llora. Pocas horas antes recogemos idéntica impresión en el lugar exacto donde cayó asesinada la ex primera ministra, en Rawalpindi, donde los desperfectos, por otra parte, son inapreciables, y donde todas las pistas fueron eficazmente limpiadas a las pocas horas.

Mucho más evidentes son los cristales rotos de varios edificios, por la ira de sus seguidores. "¿Por qué el próximo presidente del mayor partido de Pakistán tiene que ser un Bhutto?", preguntamos. "Porque el partido les pertenece", exclama una periodista pakistaní de unos treinta años, sin rastro de ironía. "Han vertido mucha sangre por Pakistán", remacha una colega visiblemente entristecida por la desaparición de Bhutto y lo que representaba. Con razón. A su alrededor habrá más de cien hombres que curiosean o prestan homenaje a la primera jefa de Gobierno de un país musulmán, pero no se ve a ninguna otra mujer. Se apresuran a marcharse cuando se hace incómoda la cercanía de un agente de paisano. Los encontramos en todas partes en Rawalpindi y en la cercana y kafkiana Islamabad: a la salida del hotel, a la entrada de la mezquita Roja, en cualquier aglomeración.

El asesinato de Bhutto en Rawalpindi ha provocado que sus seguidores se desquitaran arrancando casi todos los carteles de la pro-Musharraf PML-Q. No obstante, un amplio despliegue policial ha impedido que cumplieran su deseo de encender velas frente al destartalado hospital al que Bhutto al parecer llegó ya cadáver. Washington ha anunciado que condicionará nuevas ayudas a Pakistán a una investigación a fondo del asesinato. Y el viudo de Bhutto ha pedido la implicación de la ONU y el Reino Unido en su esclarecimiento.

"Rawalpindi es en un 70% de los militares y en un 30% de los civiles", explica un taxista. Ha sido una ciudad castrense desde la época británica y en ella vive - en su antigua residencia de jefe del ejército- Pervez Musharraf, cerca del cuartel general. Fueron los militares los que decidieron instalar la capital política - que desde la independencia era la costera Karachi, la mayor metrópolis del país- a veinte minutos de sus cuarteles. El producto de dicha decisión, Islamabad, es una ciudad aireada y distante, punteada de edificios oficiales. Los rostros de Nawaz Sharif y Benazir Bhutto no son precisamente del agrado de los inquilinos de las residencias de lujo del actual Gobierno. Quizás por eso aquí no hay carteles ni se respira la inminencia de elecciones. Las amplias avenidas desiertas de Islamabad - ciudad del poder por antonomasia- han logrado aislar a los representantes de sus representados. Como si la democracia no tuviera nada que ver con ellos.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/51058-el_hijo_de_benazir_bhutto_releva_a_su_madre_con_solo_19_anos.html