webislam

Lunes 24 Febrero 2020 | Al-Iznain 29 Jumada al-Zani 1441
843 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=11177

China y los países árabes fortalecen su asociación estratégica

26/12/2007 - Autor: Xinhua - Fuente: Xinhua
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El secretario general de la Liga Árabe durante una visita a Pekín
El secretario general de la Liga Árabe durante una visita a Pekín

Con el año nuevo a la vuelta de la esquina, Maen Nsour, director general de la agencia jordana responsable de desarrollar y ejecutar la política de atracción de inversores (Jordan Investment Board), llegó a Beijing para su tercera gira china del año. 

Nsour había presentado anteriormente una veintena de grandes proyectos, entre ellos la reubicación y el programa de desarrollo del puerto de Aqaba, a los inversores y responsables gubernamentales chinos en Beijing, Shanghai y Guangzhou.

La importancia de China para el múndo árabe viene demostrada por la sarta de altos cargos que han visitado el país asiático en 2007. Desde el presidente iraquí, Jalal Talabani, hasta el presidente del Consejo de Estado de Omán, Yahya Bin Mahfoodh Bin Salim Al-Manthri, pasando por el rey jordano Abdalá II, varios han sido los líderes que han cruzado el continente para llegar hasta Beijing.

"Consideramos que los países árabes y China han alcanzado grandes avances en cooperación económica, especialmente en el sector energético", sostiene el embajador de Omán en China, Abdalá Saleh Al Saadi.

El embajador asegura que el comercio bilateral y la inversión entre China y Omán han alcanzado un nivel satisfactorio. Las estadísticas oficiales muestran que el comercio sino-omaní, perteneciente en un 90 por ciento a actividades relacionadas con el petróleo, se situó en 6.470 millones de dólares USA en 2006, con un crecimiento interanual del 49,4 por ciento, que sitúan a China como mayor socio comercial de Omán.

La segunda Conferencia Económica Sino-Árabe, celebrada el pasado junio en Jordán, ofreció una plataforma para la discusión de los medios para mejorar la cooperación en materia económica, comercio e inversión, con la participación de cerca de un millar de responsables gubernamentales y empresario de China y 16 países árabes .

El embajador omaní señala asimismo que el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico, organización regional integrada por Arabia Saudí, Bahréin, Kuwait, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Omán, espera firmar un acuerdo de libre comercio con China a finales de este año.

Los datos de las autoridades aduaneras chinas muestran que entre enero y agosto, el comercio entre China y los 22 estados que conforman la Liga de las Naciones Árabes, se incrementó en un 29,6 por ciento interanual para alcanzar 55.080 millones de dólares USA.

Las previsiones de los analistas apuntan a que 2008 podría concluir con un volumen comercial de 80.000 millones de dólares y sobrepasar los 100.000 millones en 2010.

La mayor parte de las exportaciones chinas a los países árabes son maquinaria y electrónica, textiles y calzado, mientras que las importaciones se centran principalmente en el crudo, productos petroleros y químicos.

Mohammed A. J. Alshafee, subdirector de la misión de la Liga de las Naciones Árabes en China, califica las relaciones entre ambos de sólida asociación estratégica.

"Nuestra vinculación está basada en la cooperación en los sectores político, económico y cultural. Los lazos complementarios en materia económica, comercio e inversión pueden impulsar la colaboración estratégica entre ambas partes", sostiene.

China ha firmado acuerdos bilaterales económicos, comerciales y tecnológicos con 21 países árabes, a los que se suman los acuerdos con 16 países para la promoción y la protección de la inversión.

"La asociación con los países árabes en distintos sectores económicos es congruente con la estrategia de desarrollo económico de China y se muestra en línea con las altas necesidades de crecimiento económicos de los países árabes", defiende Yin Gang, investigador de la Academia de Ciencias Sociales de China.

Yin asegura que la cooperación económica basada en la confianza política mutua, especialmente la colaboración en el sector energético, ha fortalecido la asociación entre ambos partes.

China es en la actualidad el segundo mayor consumidor de energía del planeta, tras años de dinámico crecimiento económico, y su demanda de energía y recursos continúa creciendo. A la luz de la velocidad a la que se reestructura su economía nacional, cada vez son más las empresas chinas que apuestan por la globalización.

El mundo áraba ocupa una posición relevante en la estrategia internacional de las empresas chinas. Hasta finales de junio China había invertido más de 6.000 millones de dólares en los países árabes. Sólo Egipto cuenta con 352 empresas de capital chino.

Las petroleras chinas, entre ellas PetroChina, el mayor productor de petróleo del país, y Sinopec, la mayor refinería de Asia, participan en una serie de proyectos de exploración, producción y procesamiento de petróleo y gas natural en Arabia Saudí, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Argelia, Sudán y Egipto.

El grupo Haier, productor de electrodomésticos, ha establecido plantas de producción en Jordania, Túnez y Siria. El fabricante de automóviles Chery ha creado una planta de ensamblaje de capital mixto en Jordania. El Instituto de Investigación y Diseño de la Industria Cementera de Tianjin se aseguró en junio un contrato para una línea de producción de cemento por valor de 370 millones de dólares en Egipto.

"La inversión en el extranjero no sólo ha reducido la presión del exceso de capacidad de producción en el mercado nacional, sino que también genera puestos de trabajo en estos países", subraya Yin.

El mundo árabe ha invertido en torno a 1.000 millones de dólares en China hasta el pasado junio, con proyectos centrados en la industria ligera, petroquímica, materiales de construcción y el sector inmobiliario.

En mayo comenzó a funcionar la química Qingdao Lidong, cuyo capital es aportado por firmas de Omán, la República de Corea y China, que han invertido 600 millones de dólares.

Sinopec, la saudí Aramco y Exxon Mobil firmaron un contrato de inversión conjunta en febrero para procesar crudo con alto contenido en sulfuro en la provincia china de Fujian, en un proyecto que comenzará su funcionamiento en 2009, con una capacidad de producción de 240.000 barriles diarios.

"Consideramos que China se ha convertido en un socio estratégico para el mundo árabe y estamos seguros de que las relaciones sino-egipcias y sino-árabes cuentan con un futuro brillante", afirma Marwan Rahal, director de la oficina de prensa de la embajada egipcia en China.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/51023-china_y_los_paises_arabes_fortalecen_su_asociacion_estrategica.html