webislam

Viernes 3 Julio 2020 | Al-Yuma 12 Dhul-Qaadah 1441
1770 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=10632

Los pactos secretos entre Estados Unidos y el movimiento Talibán

20/10/2007 - Autor: Fiódor Ermakov - Fuente: RIA Novosti - argenpress
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Combatientes talibanes en una carretera de Afganistán
Combatientes talibanes en una carretera de Afganistán
Según se supo recientemente, representantes del movimiento Talibán y de Estados Unidos acordaron que las guerrillas de esa agrupación extremista suspenderán (o al menos reducirán al mínimo) los atentados terroristas contra las tropas estadounidenses (pero no contra las fuerzas de la OTAN) emplazadas en Afganistán. Según otros términos previstos en ese acuerdo, los líderes Talibán podrán reclutar jóvenes procedentes de las repúblicas ex soviéticas de Asia Central y Chechenia para entrenarlos en centros de preparación Talibán en territorio afgano.

Una vez concluya ese entrenamiento, esos reclutas tendrán la misión de abonar el terreno en sus países de origen para su trasformación en Estados musulmanes, utilizando al máximo los recursos humanos orientados a cooperar con Washington.

Oficialmente, la Casa Blanca está en contra de cualquier contacto con las organizaciones terroristas, pero además de concesiones políticas en esas conversaciones la parte estadounidense hizo un avance inicial por un monto de 1,5 millones de dólares para que no se emprendan acciones terroristas contra los soldados estadounidenses.

Además, los emisarios norteamericanos prometieron que el monto de aportaciones futuras dependerá del trabajo de los socios y del logro de resultados concretos de interés para Estados Unidos.

De palabra, Estados Unidos asegura que lucha contra el terrorismo, pero de hecho, utiliza a la guerrilla islámica en la ejecución de planes globales.

A propósito, durante una intervención ante veteranos de guerra el pasado mes de agosto en la ciudad estadounidense de Kansas, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush declaró que las tropas de su país aniquilan al menos 1.500 terroristas cada mes.

A partir de esa cifra, resulta que los extremistas abatidos rondan los 18.000 al año, o 72.000 en los cuatro años que llevan las tropas estadounidenses en Irak. ¿Y cuál es la situación real?

Pues que Ben Laden sigue vivo, y que los Talibán pasean por todo el territorio afgano, mientras crece la violencia y mueren civiles.

Las campañas emprendidas por Washington para establecer la democracia en Irak y Afganistán han supuesto un gasto de al menos 400.000 millones de dólares en partidas directas del presupuesto para los contribuyentes estadounidenses.

Pero la desmoralización de las tropas por las bajas diarias en Irak y Afganistán y la apatía de los jóvenes para enrolarse en el Ejército, ha obligado a la Casa Blanca a reconsiderar la capacidad combativa de sus Fuerzas Armadas. Unicamente en lo que va de año, en Irán y Afganistán al menos 800 soldados estadounidense han muerto y cerca de 3.500 resultaron heridos. En operaciones de combate en esos países el Ejército estadounidense perdió más de 160 carros blindados y 21 helicópteros.

¿Y todo esto para después de Irak y Afganistán islamistas radicales se movilicen a establecer democracias en alguna de las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central?

Durante una reunión con jefes militares del comando Norte de las tropas de Estados Unidos en Afganistán, el experto del Pentágono Raymond Millen, del Instituto de Investigaciones Estratégicas de las Fuerzas Armadas de EEUU, denunció la interferencia de Rusia en los esfuerzos de la OTAN para establecer la democracia en Afganistán y afirmó que la actividad de los servicios secretos rusos en territorio afgano suponía una amenaza a toda la misión de EEUU en la región.

A excepción de sus palabras, Millen no pudo exponer pruebas concretas de sus acusaciones. Y no obstante, aseguró que el proceso para establecer la democracia en Afganistán no marcha por culpa de Moscú.

La aparición de comentarios de ese tipo sustentan las sospechas de que EEUU puede estar buscando un chivo expiatorio para justificar su derrota en Irak y Afganistán.

Según Millen, la Guerra Fría no ha acabado y la confrontación entre Occidente y Rusia aumentará y cada vez será más profunda.

Con ese argumento el experto exigió en esa reunión la destitución fulminante de todos los funcionarios públicos afganos que hubieran estudiado o trabajado en la Unión Soviética, o tuviera familiares en Rusia o en otras repúblicas ex soviéticas, incluso Tayikistán, Kirguizistán, y Uzbekistán.

Según el experto estadounidense, tampoco es recomendable asignar en cargos públicos a afganos que hubieran sido funcionarios del Gobierno anterior al régimen Talibán.

Entre tanto, las tropas extranjeras con armas, pertrechos y una experiencia de combate más que suficiente, siguen acumulando años en su propósito de establecer la paz civil en Irak y Afganistán y no pueden lograr su cometido.

Lo que pasa es que a los pueblos no se les puede inculcar los llamados valores democráticos con armas y fuego
Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/50573-los_pactos_secretos_entre_estados_unidos_y_el_movimiento_taliban.html