webislam

Martes 2 Junio 2020 | Az-Zulaza 10 Shawwal 1441
1416 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=10521

La impotencia del gobierno de Karzai posibilita que los talibanes recuperen el sur de Afganistán

07/10/2007 - Autor: Mikel Ayestarán - Fuente: elcorreodigital.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Talibanes en una carretera afgana
Talibanes en una carretera afgana
«Jueces, Policía, gobernadores tienen de todo. Han recuperado las instituciones que desplegaron durante sus años en el poder y su papel es el mismo que antes de la llegada de las tropas internacionales». Mohammad Akhend Zadar dirige la comisión de Defensa del presidente afgano, Hamed Karzai, y hasta hace dos años gobernaba en la hoy talibanizada Helmand. Nieto e hijo de señores de la guerra, Akhend Zadar ocupa un asiento en el Parlamento, desde donde observa impotente el fortalecimiento de sus enemigos en su propia casa, que linda con Farah, lugar donde se han producido los últimos ataques contra los soldados españoles.

Sus familiares le mantienen al día de la situación en una provincia -la principal productora de opio del país en 2007- en la que las instituciones talibanes funcionan al margen de Kabul. Los hombres de Akhend Zadar intervinieron la pasada semana correspondencia entre jefes tribales de diferentes distritos de la provincia. Las cartas, escritas en farsi, llevan el encabezamiento usado en el periodo talibán que reza Emirato Islámico de Afganistán. Imperio de los Musulmanes y van firmadas con el sello oficial del que entonces fuera máxima autoridad, el mulá Omar. Seis años después de la guerra, los talibanes han recuperado la infraestructura en el sur del país y operan como si se tratara del legítimo Gobierno afgano.

En una de las misivas, un mulá explica el ahorcamiento público de un joven de 15 años por llevar un billete de dólar en el bolsillo. En otra, el responsable talibán de seguridad en la localidad de Bagrán pide a su gobernador en Helmand que envíe armas y permita habilitar una casa para abrir una comisaría. Historias que parecían perdidas en el pasado, pero que son parte del Afganistán actual.

Triple influencia

«Ocurre lo mismo en Uruzgan, Kandahar o Nimruz. El Gobierno actual no tiene la fuerza suficiente para imponerse y en estos últimos catorce meses, además, podemos asegurar que los talibanes han triplicado su área de influencia», informa Sabed Sami Sadat, responsable del Programa de Estabilización de Afganistán, órgano del Ministerio de Interior encargado de extender la influencia de la autoridad de Kabul por a todo el país.

Este organismo opera desde 2004, pero encuentra grandes dificultades para llevar adelante sus proyectos. El alto riesgo de las misiones en el sur hace que los profesionales afganos prefieran renunciar a sus trabajos -con sueldos que superan los mil euros, una fortuna en el país- a tener que viajar a territorio talibán, donde son objetivo de los fundamentalistas, que les acusan de colaboradores.

«Los británicos presionaron para que Karzai me sacara de Helmand. Me acusaban de violar los derechos humanos porque cuando cogía a un talibán le encarcelaba, torturaba y, finalmente, lo colgaba en la plaza pública a la vista de todos. Y mira ahora ellos en lo que han convertido Helmand», comenta con enfado Akhend Zadar detrás de su poblada barba negra y su inseparable turbante. Su situación es la de otros cientos de comandantes de la Alianza del Norte que tras conseguir la victoria frente a los talibanes fueron llevados a Kabul y sus huecos reemplazados por soldados extranjeros. Un cambio que nunca aceptaron y por ello siguen dispuestos a volver a las armas.

«La táctica de las tropas extranjeras no ayuda a crear un país seguro. Por un lado, las fuerzas de la coalición lideradas por Estados Unidos arrasan con todo lo que se mueve y provocan miles de víctimas civiles. Por otro, la misión de Isaf -en la que se engloban las tropas españolas- sólo está de apoyo a las fuerzas afganas, no atacan, y por tanto, los talibanes empiezan a poblar las provincias de las tropas de la OTAN porque saben que allí están seguros», apunta Sabed Sami Sadat
Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/50469-la_impotencia_del_gobierno_de_karzai_posibilita_que_los_talibanes_recuperen_el_s.html