webislam

Lunes 9 Diciembre 2019 | Al-Iznain 11 Rabi al-Zani 1441
1370 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=10454

El mes del sacrificio

29/09/2007 - Autor: Juanmi Armuña - Fuente: elfaroceutamelilla.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El ayuno resulta más difícil en algunas profesiones
El ayuno resulta más difícil en algunas profesiones
Deportistas y hosteleros, trabajadores que deben acostumbrarse a los horarios de las comidas que marca el mes sagrado sin que influya en su quehacer diario. Aunque en ocasiones es “difícil”, aseguran que “el cuerpo se acostumbra”.

Hay algunos trabajos que requieren de un esfuerzo físico y, como es lógico, para éste se necesita llevar una alimentación sana y equilibrada y respetar los horarios de las comidas. El Ramadán es denominado el mes del sacrificio. Es lo que demuestran algunas de las historias que ‘El Faro’ ha podido recoger de profesionales de distintos sectores en los que, en cierta manera, influye el ayuno.

Es el caso del cocinero Mustafá Dris, quien asegura estar “acostumbrado” a afrontar con mucho trabajo el mes de Ramadán. Su trabajo le obliga a estar muchas horas metido en la cocina, cosa que califica como “normal, ya que son 18 años en la profesión y al principio es normal que cueste un poco habituarse al nuevo horario de comidas, pero después te acostumbras y lo llevas bien”.

Un caso similar es lo que le ocurre a su compañero Mohamed Mustafá, quien asegura que “los primeros días es difícil aguantar sin comer, sobre todo estar sin beber agua o fumar, pero a partir del cuarto día ya uno lo tiene asimilado y se hace llevadero”. Son muchos los menús que sirve durante su jornada laboral, aunque indica que “es un placer y un halago poner de comer a la gente durante el mes de Ramadán, ya que este significa sacrificio, generosidad, paz y sosiego”.

Otra de las cosas que destaca del mes de ayuno es “que es un tiempo ideal para prestar ayuda a los pobres, ya sea de manera material, por medio de dinero o comida; o espiritual, dando consejos o hablando y dando ánimos a quien más lo necesite”.

Otro gremio en el que los profesionales lo pasan mal durante el mes sagrado es el de los deportistas. Uno de los futbolistas más populares de la ciudad, Mohamed Laarbi ‘Perita’, señala que “ya está acostumbrado de hacerlo durante mucho tiempo, pero por la calor, se puede hacer más duro aunque uno lo lleva lo mejor que puede”.

Los compañeros son un “apoyo” en estos momentos y, aunque “a algunos les choca los primeros días, ven que aguantamos el ayuno y lo llevamos bien y hacemos un vida normal, y lo entienden perfectamente”. La clave está “en que el cuerpo se acostumbre”.

En las filas del Unión África Ceutí de balonmano milita Ramón García, natural de Madrid, quien lleva tres años respetando el ayuno. Para él, “al principio es muy duro, ya que cambia totalmente el ritmo de alimentación y descanso, pero a medida que va pasando el tiempo, uno se va habituando y volviendo a la normalidad”.

García asegura cuando finalizó el partido que su equipo disputó el pasado sábado en Elda, estaba “totalmente reventado, pero no por no comer, sino por no poder ingerir líquidos”.

“Un amigo comprueba el punto de sal de la comida”

Quizás uno de los trabajos con los que más cuestan respetar el ayuno es el de cocinero. Mustafá Dris comenzó a hacer el Ramadán a los nueve años. Durante el mes sagrado, su trabajo le obliga a manipular alimentos en horas en las que no puede ingerir ninguno de ellos. Uno de los momentos más comprometidos llega a la hora de probar la comida para saber su punto de sal, una labor que le encomienda a un amigo.

“El cuerpo se acostumbra”

El dorsal número 10 de la AD Ceuta asegura que la clave para no pasarlo mal durante el mes de Ramadán es “que el cuerpo se acostumbre a los nuevos horarios de las comidas”. Aunque a sus compañeros “les cueste asimilarlo al principio, rápidamente se acostumbran y entienden la situación”.

“Servir en Ramadán es bonito”

A pesar de la fuerza de voluntad que hay que tener para desempeñar bien el trabajo de cocinero durante el mes de Ramadán, Mohamed Mustafá afirma que “es muy bonito servir comida durante el mes de ayuno, ya que es sinónimo de sacrificio, generosidad, paz y sosiego”. Lo más importante para él durante el mes sagrado es “prestar ayuda a los pobres sin esperar nada a cambio”.

Comer durante la sesión

El jugador de la UA Ceutí Ramón García lo tiene claro: “En estos tres años que llevo haciendo Ramadán, he aprendido a beber. Por las noches, aunque no tenga sed, el organismo agradece mucho tomar agua”. El entrenamiento de su equipo comienza a las siete, por lo que tiene que comer “en mitad del entrenamiento”, por lo que suele comer “frutos secos, dátiles y líquidos, ya que si comes más y llenas el estómago no puedes hacer un ejercicio normal”
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/50410-el_mes_del_sacrificio.html