webislam

Lunes 14 Octubre 2019 | Al-Iznain 14 Safar 1441
880 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=10452

La policía toma la ciudad marroquí de Sefru para aplacar la ira popular

29/09/2007 - Autor: Carla Fibla - Fuente: lavanguardia.es
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Policía marroquí
Policía marroquí

Más de 25 años después de la revuelta del pan de Casablanca, que el régimen alauí, a las órdenes de Hasan II, resolvió con una severa represión que acabó con la vida de cien personas, Mohamed VI se enfrenta a un problema similar.

Las calles de Sefru (100.000 habitantes), una ciudad situada 200 kilómetros al sureste de Rabat, están tomadas desde el pasado domingo por las fuerzas de seguridad. Policía, fuerzas auxiliares, gendarmería real y agentes de los servicios secretos ejercen un imponente control sobre la población para que no se reproduzcan las escenas de caos y desorden. "Sefru es un lugar tranquilo, pero ahora controlan el movimiento de cada persona. La gente tiene miedo a ser detenida", explica Abbasidi Azeddin, miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), que convocó la concentración pacífica el pasado 23 de septiembre para exigir que los precios de los productos básicos bajen al menos un 25% y recuperen su coste anterior al mes de abstinencia del Ramadán.

"Nuestra responsabilidad terminó al concluir la manifestación a mediodía. Después la población mostró su descontento porque ningún responsable local quiso escucharles y abrir una negociación", explica a La Vanguardia Jalid Afathi, presidente de la sección Sefru de la AMDH. La subida del precio del pan, las patatas, el aceite, los tomates, la leche, así como la facturación fija de servicios básicos como el agua potable y la electricidad, ha coincidido con el comienzo del mes de Ramadán, que supone un importante desembolso para las familias por las comidas y la compra de regalos. Este año ha coincidido con el inicio del curso escolar.

Fátima Sguir, madre de Yaid Jama, de 26 años, uno de los 36 detenidos tras la manifestación (10 de ellos menores), está desesperada porque no logra dar con el paradero de su hijo: "Nadie quiere decirme dónde está. Salió el domingo a trabajar y no he vuelto a verle. En la policía sólo me han dicho que me busque un abogado, pero yo no puedo pagarlo. ¿Qué voy a hacer?".

En la AMDH incluyen los datos de Yaid Jama en la libreta, consuelan a Fátima, que se limpia las lágrimas, y le piden paciencia.

Poco antes Fuad, hermano de Azzedin Elmonjli, un empresario de 35 años que también fue arrestado tras la revuelta, asegura que cuando se convoque otra manifestación acudirá porque "la situación es insostenible". Azzedin deberá esperar hasta el 7 de noviembre para explicar su versión de lo ocurrido en la primera vista del juicio. El mes y medio largo que pasarán en prisión es el escarmiento con el que las autoridades esperan que cesen las protestas. "La gente nos para por la calle y nos pregunta cuándo será el próximo sit-in,quieren continuar protestando", asegura Afathi.

Pasear bajo la atenta y amenazadora mirada de los agentes de seguridad que han ocupado una residencia de niños próxima al lugar de los incidentes, impide que muchos vecinos expresen con libertad lo que piensan. "No fui a la manifestación porque tengo hijos que dependen de mí, pero estoy en contra del aumento de los precios", declara Rachida desde el interior de su tienda en el corazón del mercado popular de la ciudad, rodeada por los productos básicos de la discordia. "En Sefru hay un problema grave de pobreza, además del paro. En familias con 5 o 6 personas sólo trabaja uno. Aquí no hay fábricas", añade con el semblante serio. Un poco antes, Mohamed Lagsini, apostado tras su mesa ambulante de ropa comenta que el negocio está muerto: "Los ciudadanos primero tienen que solventar sus necesidades básicas, no van a comprar calcetines antes que pan. Nosotros ahora no vendemos nada".

Desde el Gobierno marroquí, la respuesta urgente llegó el lunes pasado reduciendo el precio de la harina y el pan a su coste anterior. "Pero el resto de productos de primera necesidad han quedado en la misma situación", concluye Afathi desde Sefru. Las movilizaciones continuarán en todo el país porque los, normalmente, sumisos súbditos del régimen alauí ya han demostrado en otras ocasiones que su paciencia tiene un límite.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/50408-la_policia_toma_la_ciudad_marroqui_de_sefru_para_aplacar_la_ira_popular.html