webislam

Sabado 21 Septiembre 2019 | As-Sabat 21 Muharram 1441
942 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=9937

Suecia, un modelo exitoso de integración

01/08/2007 - Autor: Juan Gasalla - Fuente: infobae.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Musulmanes en Malmö
Musulmanes en Malmö

Suecia se distingue por un Estado muy activo, que garantiza igualdad y calidad de vida, salud y educación a todos sus habitantes pero, a la vez, promueve el desarrollo privado. Un proceso que puede ser ejemplo para la región.

No sólo una gran distancia geográfica separa a Suecia de los países de América Latina. Por sobre todo, idiosincrasias muy diferentes distancian a estos escandinavos serios y respetuosos de la ley de los países de la región, habituados a la inestabilidad política y económica.

No obstante, el concepto del modelo sueco, con una fuerte intervención estatal, guarda algunas semejanzas con la forma de instrumentar políticas públicas en las naciones sudamericanas y los obstáculos y reformas que puso en práctica son un buen ejemplo a seguir.

De visita en la Argentina, el economista y diputado Mauricio Rojas, chileno de nacimiento y radicado en el país europeo hace más de tres décadas, cuenta la transformación experimentada en las últimas dos décadas en esta sociedad donde, según dijo a Infobae.com, "se ha priorizado la eficiencia y se asegura la igualdad básica a todos los habitantes".

Rojas afirma que el país escandinavo "está buscando el camino hacia una sociedad del bienestar en la que se pasó del Estado benefactor al Estado posibilitador".

"Después de una crisis económica, a principios de los 90, la economía que tenía pleno empleo, con un 2% de desocupados entre 1942 y 1990, pasó al 12% de la población activa en 1994. "Por la desocupación, la gente dejó de tributar y el déficit público alcanzó del 10 al 12% del PBI", consignó.

Al igual que muchos países de América Latina, Suecia afrontó el desafío de una enorme reestructuración, con privatizaciones de servicios como el ferrocarril o el correo, y promovió la inclusión de actores privados en sectores que le eran delegados exclusivamente al Estado, como la educación y la salud.

"Ahora, el Estado posibilita la libre elección de los ciudadanos en materias básicas de bienestar", explica Rojas, cuando antes los privados solo participaban en la industria o la empresa. "El ciudadano elige a quién se le destina esa plata de impuestos", acotó.

Salud y educación
En lo que se refiere al sistema de salud, por ejemplo, Estocolmo tiene el privilegio de contar con al hospital St. Göran, el centro de salud privado más grande de Europa Occidental y que también forma parte de la red de colaboración público-privada que abarca cerca de tres mil productores privados de servicios de salud.

Similar es el sistema aplicado a la educación, donde los ciudadanos no pagan un centavo extra por enviar a sus hijos a un establecimiento privado. Por el contrario, se introdujo "un cheque o voucher escolar con el que se puede elegir entre una escuela pública o privada. Estas últimas deben atenerse a los programas de estudio oficiales".

Rojas indica que América Latina puede aprender de los cambios de la política sueca, donde persiste "el profundo espíritu de solidaridad y justicia social, pero no como sustituto ni en contra de la libertad individual y la creatividad capitalista sino como su complemento".

A diferencia del esquema de posguerra, en el que el Estado sueco determinaba a qué escuela debían concurrir los niños según su lugar de residencia -lo que relegaba a los que vivían en sectores pobres-, ahora las familias pueden no solo optar, sino que los colegios "no pueden discriminar por barrio, origen social o religión y son abiertos para todos", sean privados o estatales.

En ambos casos, es el Estado, a través de los impuestos el que los solventa y, según describió el economista, "garantiza así la igualdad, permite desarrollar la empresa privada y devuelve el poder de decisión a la gente".

Por otra parte, subrayó que "las empresas estatales están bajo las mismas regulaciones de las privadas",mientras que apuntó que "hemos venido reduciendo el tamaño del Estado, que llegó a representar el 72% del PBI y en dos años quedará por debajo del 50 por ciento".

Progreso con dificultades
Si bien la administración de los impuestos es ejemplar, la carga tributaria. Es muy elevada. "Los ciudadanos con alto nivel educacional pagan de impuestos el 70% de los ingresos, aunque entre los sectores más pobres se tributa el 60 por ciento. El sistema sueco, a diferencia de lo que se piensa, es muy poco progresivo si se lo compara, por ejemplo, con los EEUU", subrayó el legislador.

De esta forma, opinó que "se encarece mucho el trabajo más simple" y se produce una situación que deja en una posición vulnerable a los inmigrantes ilegales.

Este fenómeno no es ajeno incluso para los países más septentrionales de Europa. "Hay mucha gente que está llegando de Oriente Medio. Sobre 9 millones de habitantes, hay 500 mil musulmanes", una enorme proporción para un país pequeño.

Las diferencias culturales hacen que los recién llegados "vivan en ghettos, no se integren y tengan dificultades para integrarse en el mercado del trabajo", detalló.

En lo que respecta a la calidad de vida, Rojas señaló que "hoy en día somos un país promedio de Europa", aunque Suecia, que en 1970 era el cuarto país más rico del mundo en términos del ingreso real per cápita, ocupó en 2003 un envidiable lugar 14 en el ranking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

"El producto Bruto per cápita sueco debe estar alrededor del 72% del de los EEUU, aunque en sus mejores épocas llegó a estar cerca del 90 por ciento".

Lecciones para América Latina
El principal valor de la sociedad sueca es "la gran seriedad respecto de las instituciones y de la forma de hacer política desde hace mucho tiempo, sin ningún tipo de caudillismo", refiere Rojas.

Por ello, este economista, que debió exiliarse en Suecia durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, asegura que "las crisis latinoamericanas están relacionadas a las faltas de respeto a las leyes más básicas".

"Tenemos que crear instituciones más fuertes que los líderes y ese es el ejemplo de Suecia. Es la única forma de tener crecimiento en el largo plazo", completó.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/49943-suecia_un_modelo_exitoso_de_integracion.html