webislam

Miercoles 27 Mayo 2020 | Al-Arbia 04 Shawwal 1441
2709 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=8810

Ministros japoneses critican la política de EEUU en Iraq

12/03/2007 - Autor: Yusuf Fernández - Fuente: www.revistaamanecer.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Soldados japoneses en Iraq
Soldados japoneses en Iraq

El ministro de Exteriores japonés Taro Aso criticó recientemente la política norteamericana en Iraq, a la que ha calificado de “muy ingenua”, y culpó a Washington por el incremento de la violencia en el país árabe, en lo que supuso una crítica abierta de la estrategia norteamericana por parte de un alto responsable político japonés. Aso señaló en Tokio que el entonces secretario de Defensa de EEUU, Donald Rumsfeld, “se lanzó a la guerra, pero la ocupación resultante ha estado presidida por la ingenuidad.”

Estas declaraciones fueron precedidas por los comentarios del ministro de Defensa japonés Fumio Kyuma, que realizó el pasado 24 de enero una serie de declaraciones críticas acerca de las políticas estadounidenses, que han provocado un notable malestar en el gobierno norteamericano. Kyuma señaló que el presidente norteamericano George W. Bush se había equivocado al invadir Afganistán e Iraq, donde no había armas de destrucción masiva, y advirtió que Japón podría no renovar de forma automática la misión de su fuerza aérea en Iraq. Él afirmó también que el antiguo primer ministro japonés Junichiro Koizumi había actuado sin la autorización del su gobierno al enviar a un contingente de tropas no combatientes al sur del país árabe. Koizumi, un estrecho aliado de Bush, apoyó firmemente la invasión de Iraq y desplegó tropas en un área relativamente pacífica alrededor de la ciudad iraquí de Samawa, en la primera misión japonesa de este tipo desde la derrota en la Segunda Guerra Mundial. Esta acción fue, sin embargo, muy impopular en casa.

Tras la retirada de sus tropas de Iraq, Japón ha continuado desplegando allí su fuerza aérea, que transporta personal y bienes destinados a las tropas ocupantes norteamericanas. Kyuma afirma que Japón no ha decidido aún si prorrogar o no el plazo de su misión, que expirará en julio. “Debemos considerar con sumo cuidado aquello que la ONU continúe pidiéndonos que hagamos. El solo hecho de que EEUU decida reforzar sus tropas no significa que Japón vaya a hacer lo mismo. No es tan simple,” señaló Kyuma en declaraciones recogidas por AFP.

Kyuma criticó posteriormente a Washington por su falta de disposición a aceptar cambios en su plan para el traslado de la Base del Cuerpo de Marines de EEUU de Futenma, en la isla de Okinawa, desde la abarrotada ciudad de Ginowan, en el sur de la isla, hasta la ciudad de Nago, en el norte. Tras señalar que el gobernador tenía las competencias suficientes para aprobar el traslado, Kyuma afirmó en un discurso: “EEUU no comprende que en Japón hay cosas que no podemos hacer si los gobernadores no dicen “OK”. Hemos estado diciéndoles: “Por favor, no digáis cosas que resulten demasiado provocativas; estamos hablando con el gobernador de Okinawa, así que, por favor, esperad un poco”.” Algunos políticos japoneses temen que si el plan para el traslado de la base de Futenma fracasa, la alianza entre ambos países pueda sufrir un serio daño. EEUU ha convertido el tema de la aplicación plena del plan en una precondición para el traslado de 8.000 marines desde la base de Okinawa a Guam.

Por otro lado, Kyuma ha criticado los planes para la aprobación de una ley que permitiría al gobierno enviar tropas japonesas al extranjero en misiones de paz sin necesidad de que se aprueben medidas legislativas extraordinarias. Por el contrario, el primer ministro Shinzo Abe ha expresado de forma reiterada su deseo de que semejante ley sea aprobada lo antes posible.

Kyuma nació cerca de la ciudad de Nagasaki, que sufrió un ataque nuclear junto con Hiroshima en agosto de 1945, sólo unos meses antes de la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Él fue elegido en nueve ocasiones diputado de la Dieta (Parlamento) por un distrito electoral que incluye una parte de Nagasaki. Algunos creen que odia especialmente la guerra debido a su estrecha relación con la ciudad.

Shigeru Ishiba, que era jefe de la Agencia de Defensa cuando Tokio tomó la histórica decisión de enviar tropas a Iraq en enero de 2004, criticó las declaraciones de Kyuma. “No sé si es apropiado que Japón, que depende de EEUU en lo que respecta a su seguridad nacional, realice semejantes comentarios cuando EEUU está atravesando su momento más difícil,” declaró Ishiba en un programa de televisión. “EEUU es el único aliado que tiene Japón.”

El gobierno japonés reaccionó con cautela, aunque, según fuentes periodísticas, el primer ministro Abe habría advertido a Kyuma que tuviera más cuidado con sus palabras. “El ministro Kyuma habló como un político,” señaló el portavoz del gobierno Yasuhisa Shiozaki en una conferencia de prensa. “Las autoridades norteamericanas han manifestado ya que las armas de destrucción masiva no existían (en Iraq), así que tales declaraciones no revelaron nada nuevo.” Pese a todo, nadie en Japón cree que Abe vaya a destituir a Kyuma, que es en realidad uno de los políticos más populares del gobierno.

Los comentarios antiamericanos de Kyuma se produjeron sólo unas horas después de que un desprestigiado Bush utilizara su discurso anual sobre el Estado de la Unión para anunciar que desplegaría más tropas en Iraq. El gobierno norteamericano envió inmediatamente una protesta a la embajada de Japón en Washington en la que declaraba que EEUU se había tomado “muy en serio” las declaraciones de Kyuma. La agencia de noticias Kyodo señaló que el jefe de la Oficina de Asuntos Japoneses del Departamento de Estado, James Zumwalt, había advertido a los responsables de la embajada de Japón en Washington que si se producían más declaraciones “provocativas”, esto haría “muy difícil” que se pudieran organizar negociaciones en temas de seguridad entre Kyuma, Aso, la secretaria de Estado de EEUU Condoleezza Rice y el nuevo secretario de Defensa Robert Gates.

La Administración Bush pidió a Japón que cancelara una reunión entre el vicepresidente norteamericano, Dick Cheney, uno de los arquitectos de la invasión de Iraq, y Kyuma durante la visita de aquel a Japón el pasado 20 de febrero, mostrando así su fuerte malestar por las declaraciones del ministro japonés. Cheney celebró, sin embargo, una reunión con altos responsables militares japoneses. De este modo, ésta fue la primera vez que un líder extranjero se reunía con oficiales japoneses pero negándose al mismo tiempo a mantener un encuentro con el jefe del Departamento de Defensa. Más tarde, Cheney se dirigió a Tokio para reunirse con Abe y Aso. El desaire, que Cheney no se molestó en ocultar, es otra evidencia más de las tensiones que presiden las relaciones entre EEUU y Japón desde que Abe se convirtió en primer ministro hace seis meses. De hecho, los comentarios críticos acerca de las políticas norteamericanas reflejan los sentimientos de algunos círculos de la élite gobernante japonesa, que desean que Tokio mantenga una posición política más independiente en el escenario internacional y temen que las erróneas acciones políticas y militares de EEUU produzcan una mayor inestabilidad en Oriente Medio, donde Japón adquiere la mayor parte de su petróleo.

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/48964-ministros_japoneses_critican_la_politica_de_eeuu_en_iraq.html