webislam

Martes 7 Abril 2020 | Az-Zulaza 13 Shaban 1441
1893 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=7543

Chiíes y suníes firman el «Acuerdo de La Meca» para poner fin a la violencia sectaria

22/10/2006 - Autor: Gara - Rebelión
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Clérigo shií
Clérigo shií

Representantes religiosos chiíes y suníes iraquíes firmaron en Arabia Saudí el llamado «Acuerdo de La Meca», con valor de edicto religioso, con el que pretenden poner fin a la violencia sectaria que azota al país. El encuentro, bendecido por los ocupantes estadounidenses, se celebró en medio de importantes ausencias religiosas y no afrontó la razón del enfrentamiento sectario, la ocupación militar extranjera. Diferentes analistas estiman que el acuerdo alcanzado en La Meca no servirá para poner fin a la grave situación que vive el país, que sólo será papel mojado.

Bajo el auspicio de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), 29 dignatarios chiíes y suníes iraquíes suscribieron en la noche del viernes un acuerdo religioso compuesto por diez puntos que llama al respeto de las diferencias entre las distintas sectas musulmanas. La violencia, entretanto, continuó ayer ensangrentando el país, con nuevos atentados y decenas de muertos.
Así, al menos dieciséis personas murieron ayer por el impacto de varios proyectiles de mortero en un mercado popular en Mahmudiya, a 30 kilómetros al sur de Bagdad.

Respecto al documento, su primer punto el texto subraya lo que hay de común entre chiíes y suníes y resalta que las diferencias están solo en «los puntos de vista» y que no afectan a los fundamentos de sus creencias. También advierte a los creyentes de anatematizar a ninguna persona del otro credo.

El documento, firmado tras una serie de reuniones que dieron comienzo el jueves en la ciudad de la Meca prohíbe, además, los ataques contra los templos de cualquier religión, el asesinato de otro musulmán o forzarlo a abandonar su casa o su lugar de residencia.

En los puntos del cuatro a ocho condena la corrupción, pide a los creyentes que se abstengan de provocar los sentimientos de los musulmanes del otro credo, y llama al compromiso con la unidad y hermandad de los creyentes.

A este respeto, asegura que una de las medidas para alcanzar este objetivo es poner en libertad a los «detenidos inocentes», juzgar a los criminales en juicios rápidos y justos y ejecutar las sentencias. Además, pide al ejecutivo que «trabaje con precisión para imponer el principio de igualdad» y para que todos los desplazados puedan volver a sus lugares de origen.

En el último punto asegura que todos los musulmanes bajo este acuerdo se unen en un mismo frente para conservar la independencia de Irak, su unidad y la paz en su territorio, así como para alcanzar la «libre voluntad» del pueblo. Finalmente, hace hincapié en que los musulmanes se comprometen a contribuir a la formación de sus capacidades militares, económicas y políticas para lograr la independencia del país y recuperar el papel de la cultura y la civilización árabe e islámica.

El acuerdo, sin embargo, no es probable que tenga éxito. En opinión de Abdel Bari Atwane, redactor jefe del diario árabe editado en Londres “Al-Quds al-Arabi”, «a pesar de su carácter doblemente simbólico, este llamamiento correrá la misma suerte que la conferencia de El Cairo de noviembre, celebrada bajo la égida de la Liga Arabe». Según él, «la conferencia de El Cairo, bajo presión de EEUU, pretendía la reconciliación nacional y dio paso a una guerra civil. La reunión de La Meca, comandada por Rice es como predicar en el desierto».

Para Dhargham Abdallah al-Dabbagh, ex diplomático y profesor en la Universidad Libre de Amsterdam, la ausencia en el encuentro del ayatolah Ali al-Sistani y del influyente Moqtada al-Sadr, son «muy significativas». Curiosamente, mientras se celebraban las reuniones, el Ejército del Madhi se enfrentaba a la tropas indígenas leales a los ocupantes en al-Amara.

Según al-Dabbagh, «las personalidades reunidas en La Meca no tienen peso político» y ni la situación iraquí se va a solucionar con declaraciones de «buenas intenciones». En su opinión, el encuentro servirá para que Arabia Saudí recupere cierto protagonismo.

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/47834-chiies_y_sunies_firman_el_acuerdo_de_la_meca_para_poner_fin_a_la_violencia_secta.html