webislam

Viernes 16 Noviembre 2018 | Al-Yuma 07 Rabi al-Auwal 1440
951 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=6696

José Manuel García Marín, autor de Azafrán: La raíz de Andalucía es la milenaria mezcla de civilizaciones

03/08/2006 - Autor: Fátima Gordillo - Fuente: Granada Digital
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

José Manuel García Marín, malagueño enamorado de la Alhambra y del mundo de al-Ándalus, ha alcanzado ya la quinta edición de su novela ‘Azafrán’. Una historia que habla de la partida del maestro musulmán Mukhtar ben Saleh desde Sanlúcar de Alpechín hasta Granada. Su camino se convertirá en una especie de viaje iniciático en el que conocerá la esencia mística de las tres religiones de ‘El Libro’. Granada Digital habló con él.

Pregunta: Su protagonista, Mokhtar ben Saleh, ¿quiere/puede ser un motivo para la reflexión y la reconciliación?

Respuesta: El protagonista de “Azafrán” quiere recordarnos una parte de nuestra historia, en la que el pensamiento del hombre tenía un peso específico. Ese es un motivo de reflexión, la reflexión conduce a la tolerancia y ésta es la base de la reconciliación.

P: ¿Qué similitudes encuentra entre el momento histórico en que transcurre la novela y el actual?

R: La vida se repite. La novela, “Azafrán”,transcurre en 1252, fecha en la que los ejércitos cristianos habían tomado al-Ándalus, con excepción del reino de Granada. La cultura siempre es empujada por la ignorancia, recordemos a Grecia y Roma o a Roma y los bárbaros. Ahora, la ignorancia y la vulgaridad se impulsan desde las televisiones. El método es distinto, pero el objetivo es el mismo.

P: ¿Qué ha podido descubrir a través del proceso de documentación de la novela?

R: Precisamente esa tolerancia y cómo, el nuestro, es un pueblo abierto históricamente a las ideas, que luego fomenta con una alta carga de creatividad.

P: Para usted la Alhambra es un punto importante dentro del conocimiento o “Gran Saber” de al-Ándalus, su protagonista fijará en Granada su destino, ¿qué papel desempeña la ciudad y el monumento dentro de la novela?

R: La Alhambra es un monumento único. En sus muros podemos encontrar un homenaje a las tres tradiciones místicas. De manera que Granada se convierte en un recipiente alquímico de culturas que cristaliza en la Alhambra.

P: En estos tiempos que corren es difícil creer (y hay gente que lo niega) que, en otro tiempo convivieron en paz las tres religiones de ‘El Libro’ ¿cree que es posible volver a esa paz?

R: Efectivamente, hay gente que lo niega, pero la demostración de que esa convivencia en paz existió en al-Ándalus, radica en el hecho mismo del florecimiento de las artes y de la cultura, porque entre guerras y odios no se pueden construir monumentos de la belleza de la Alhambra, o tantos otros, ni avanzar en terrenos como la filosofía, la literatura, las matemáticas o la medicina, por citar algunas disciplinas. Aquí hubo ministros y médicos judíos de monarcas musulmanes, que es otro indicativo.

P: ¿Cuál sería el camino para iniciar el proceso teniendo en cuenta el odio acumulado entre los contrincantes?

R: En cuanto a si es posible volver a esa paz, es que ya hemos llegado a un punto crítico, donde es absolutamente forzoso. La forma de ese proceso es muy complicada y creo que hay que recurrir a la frase de Ghandi: “No hay camino para la paz, la paz es el camino”.

P: ¿Cree, como defienden desde hace algún tiempo diversos autores e historiadores, que habría que cambiar el concepto de “Reconquista” de los planes de estudio de la historia?

R: No hubo conquista sino de ideas. Del mismo modo que hoy hemos sido conquistados, en gran medida, por la forma de vida americana; sin embargo, no podemos decir que haya sido por la vía militar. El pueblo hispano abrazó las ideas, más frescas y más refinadas árabes; mucho más tarde se convirtió al Islam, y por último lo hispanizó, flexibilizándolo. Está claro que no existió la reconquista, como tal, y que los expulsados eran andaluces musulmanes y judíos, que es lo que no gusta oír.

P: ¿Cree que es el momento de volver a reivindicar una mística de la unidad como ya cantaran Ibn Arabí, Salomón en el ‘Cantar de los Cantares’ y San Juan de la Cruz?

R: Los místicos judíos, cristianos y musulmanes estaban de acuerdo en lo fundamental, y eso es lo que subrayaban. Desde ahí, desde la confluencia, podemos tener un punto de partida. Si eso es válido, debemos reivindicarlo.

P: Muchos autores se han visto atraídos por ese ‘espíritu de convivencia’ que surgió en al-Ándalus, ¿qué factores cree que propiciaron el que aquello se diera, aunque fuera por un corto espacio de tiempo?, ¿qué es eso tan terrible que nos separa y que resulta tan irreconciliable teniendo las tres un origen común?

R: No fue tan corto, fueron casi ocho siglos. Pero, que no nos engañen, las divergencias provienen de intereses materiales. En cambio, las convergencias apuntan a lo más íntimo, acaso sagrado, del ser humano. Hay, pues, que recolocar el orden de prioridades.

P: La globalización y las corrientes migratorias nos están llevando hacia una sociedad multicultural que, en algunos lugares ya están generando la desconfianza, el miedo y el odio¿cree que en España aún estamos a tiempo de evitarlo?

R: Yo creo que la globalización, tal como la vivimos, nos arrastra hacia la uniformidad, y eso, lejos de enriquecernos, nos empobrece. En España no sólo estamos a tiempo, sino que estoy convencido de que es aquí, que fuimos un modelo a seguir, donde tenemos la autoridad moral para llamar al orden a los pueblos en conflicto. Ese es mi alegato por la paz, reflejado en el artículo “Desde el espíritu de al-Ándalus” . Vivimos todos en el mismo planeta y debemos ser conscientes de que cada muerto, por causa de guerra, arranca un trozo de nuestro propio ser y nos deja un ápice más huérfanos.

P: ¿Considera que un auténtico, real y profundo conocimiento de los hechos históricos, en este caso en forma de novela, pueden contribuir a abrir en el lector una ventana de discernimiento que le ayude a no caer en la corriente segregacionista?

R: Claro, conocer la historia de nuestros antepasados nos prepara y nos ayuda a seguir el ejemplo de concordia de que ellos fueron capaces.

P: ¿Dónde están las raíces de Al-Ándalus y, por ende, de los andaluces?

R: En la milenaria mezcla de civilizaciones, que se asentaron entre nosotros, perfectamente digeridas.

P: La mayoría de los andaluces se siente igualmente español, pero le cuesta reconocerse en una cultura propiamente andaluza en un sentido similar a la de los catalanes o vascos, aunque coinciden en afirmar que es la apertura, la creatividad y la convivencia las características más propias de Andalucía¿es esa nuestra seña de identidad a la que debemos aferrarnos en esta difícil época que nos ha tocado vivir? ¿Puede Andalucía enfrentar con éxito ese reto?

R: La raíz de España no está en Covadonga, sino en al-Ándalus. Yo recomendaría la lectura de otra novela histórica: “Zawi”, del granadino José Luis Serrano, que nos facilita la comprensión de este concepto. Nuestras señas de identidad están cimentadas en la creatividad y la tolerancia. Esa es la particular idiosincrasia del pueblo andaluz, por tanto, para nosotros no es un reto, sino una costumbre.

P: ¿Cuáles cree que son las razones del enfrentamiento ancestral y casi atávico entre las tres religiones?

R: Sin duda, el olvido de la causa esencial de cada una
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/47150-jose_manuel_garcia_marin_autor_de_azafran_la_raiz_de_andalucia_es_la_milenaria_m.html