webislam

Martes 19 Noviembre 2019 | Az-Zulaza 21 Rabi al-Auwal 1441
789 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=6335

China «conquista» Tíbet en tren

Inaugurada la línea férrea más alta del mundo que une Lhasa con la ciudad de Golmud

02/07/2006 - Autor: María Piñeiro - Fuente: La Razón
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Una tibetana sostiene un molinillo de oración mientras el tren que une Golmud con Lhasa atraviesa un puente cercano a esta ciudad
Una tibetana sostiene un molinillo de oración mientras el tren que une Golmud con Lhasa atraviesa un puente cercano a esta ciudad

China cuenta desde ayer con la vía férrea más alta del mundo. La línea que unirá Tíbet con el resto del país se inauguró ayer con el viaje de dos trenes que hicieron el recorrido entre la capital tibetana, Lhasa, y Golmud (provincia de Qinghai) en ambos sentidos. La elección de la fecha no fue casual, el Partido Comunista Chino celebró simultáneamente la materialización de uno de sus proyectos más ambiciosos, un sueño que lleva acariciando desde la década de los 50, y el 85 aniversario de su fundación oficial.

El presidente chino, Hu Jintao, se encargó de recordar durante la ceremonia de apertura, retransmitida por televisión, que la finalización de la vía férrea «constituye un éxito magnífico logrado por el país durante el proceso de modernización socialista». También aseguró que «no sólo es una hazaña en la historia de la construcción de ferrocarriles de China, sino también un gran milagro en la historia mundial al respecto», en clara alusión a las vicisitudes de un proyecto largo, costoso y duramente criticado por asociaciones de tibetanos en el exilio y por ecologistas.

El tramo anterior, entre Xining, capital de Qinghai, y Golmud, se abrió al tráfico en 1984, pero su continuación hasta la capital de la Región Autónoma de Tíbet hubo de abandonarse ante la dificultad de construir una vía a gran altitud, con tramos sobre tundra permanentemente congelada. Finalmente, se pudo retomar hace cinco años.
Aunque el Gobierno ha insistido en las ventajas que la nueva línea tendrá para el desarrollo de una de las provincias más pobres del país, los activistas por la independencia de Tíbet consideran que el fin último es el de permitir la instalación de chinos han (etnia mayoritaria) y el de diluir la cultura tibetana. Temen que se produzca un proceso similar al de la provincia de Xingjian, donde tenía una importante presencia la minoría uigur de religión musulmana, o al de Mongolia Interior.

También alertan de las consecuencias medioambientales que las propias obras y la apertura al tráfico ferroviario tendrán para el entorno. Distintos colectivos organizaron para ayer una protesta simultánea ante embajadas y consulados chinos de todo el mundo, dentro de la campaña denominada «Rechaza el ferrocarril». Pese a las críticas, el Gobierno chino pretende poner en funcionamiento, en el plazo de una década, nuevas líneas que conecten Lhasa con el norte de India. Además de las obvias consecuencias para el comercio de la zona, otro de los objetivos perseguidos por el Gobierno es el de incrementar el número de turistas. La oficina de turismo de Tíbet calcula que 400.000 personas más viajarán a la zona tras la puesta en marcha de la vía férrea.

El tramo abierto ayer al tráfico tiene 1.142 kilómetros de longitud, de los que la mayor parte transcurren por alturas superiores a los cuatro mil metros y en su punto más alto superan los 5.000. Precisamente la altura fue uno de los principales obstáculos de esta obra, además de encarecerla considerablemente. El coste ascendió a unos 3.000 millones de euros. Las cabinas de los trenes que cubren el tramo hasta Lhasa son presurizadas y disponen de protección contra rayos ultravioleta. Igualmente, los obreros que participaron en su construcción tuvieron que utilizar botellas de oxígeno.

Se prevé que los trenes, equipados con locomotoras de la estadounidense General Electric alcancen velocidades de 100 kilómetros por hora sobre terrenos congelados y 120 en el resto del recorrido. Hasta ahora sólo se podía llegar a la capital tibetana por vía aérea o carretera, lo que constituía un viaje largo y problemático por las bajas temperaturas.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/46822-china_conquista_tibet_en_tren.html