webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
887 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=5323

Sudamérica: potencia para el siglo XXI

04/04/2006 - Autor: Marta Iglesias - Fuente: Revista Fusión
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Foto de M.C. Prieto
Foto de M.C. Prieto
Sudamérica es un oasis planetario de inmensas proporciones que, bien gestionado por un conjunto de naciones hermanas, se puede convertir en una potencia para este siglo que comienza. En su territorio alberga miles de especies animales y vegetales, posee gas, petróleo, minerales, el 27% del agua dulce del planeta y es líder en la producción de muchos alimentos. La responsabilidad de construir un futuro sostenible está en sus manos.

La naturaleza se ha vestido de gala en Sudamérica. No hay más que ver desde el aire el subcontinente y apreciar las masas de bosque verde que la cubren, como son la Amazonía, la Mata Atlántica y el Chocó Biogeográfico. Sólo el Amazonas es la mayor reserva vegetal de todo el mundo ya que es la selva ecuatorial más vasta del planeta. Aquí se han descrito ocho mil insectos y se sabe que el inventario está muy incompleto porque quedan muchísimos por descubrir y clasificar. 

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), América del Sur cuenta con unas 90.000 especies de plantas vasculares. Para hacernos una idea de la cantidad, baste decir que hay 35.000 en Asia tropical, Australia y el Pacífico. La cordillera de los Andes alberga la mayor concentración de aves de todo el planeta, y sólo el pequeño Ecuador tiene más aves que Canadá y Estados Unidos juntos. A todo ello hay que añadir que en esta parte del mundo hay varios "hot spots", lugares de gran biodiversidad. Los hot spots ocupan el 5% del planeta y contienen la mitad de las especies existentes. En realidad, Sudamérica cuenta con la cuarta parte de especies de animales del mundo y el 30% de los bosques madereros. Todo esto, además de hacer de América del Sur un lugar bellísimo, la convierte en una fuente de recursos naturales para las industrias farmacéuticas, cosméticas y alimentarias. Una reserva de aire limpio, de madera, de especies vegetales y animales que además puede proporcionar una ingente cantidad de dinero porque el Protocolo de Kyoto contempla pagar a los países con grandes bosques, ya que ayudan a capturar el CO2 e impiden que éste vaya a la atmósfera.

Las posibilidades de una economía autosuficiente

Para considerar un lugar autosuficiente, el primer baremo que hoy se utiliza es si tiene combustibles fósiles para mantenerse sin depender del exterior. En Sudamérica disponen de gas y petróleo para un siglo, lo cual garantiza su suministro energético para una buena temporada. Aunque las mayores masas de petróleo se encuentran en Venezuela, muchos países sudamericanos cuentan con su propia explotación. Sin embargo, la existencia de poco carbón ha sido señalada como la causa que ha evitado el despegue de la economía industrial en la región. Pero nuevos sistemas de energías renovables podrían abrir posibilidades insospechadas. 

El subcontinente también dispone de materias primas de otro tipo como oro, plata, cobre, bauxita, hierro, cromo, níquel, molibdeno, cristales de cuarzo y un larguísimo etcétera. De hecho Sudamérica ha sido eminentemente un país exportador de materias primas, dejando las manufacturas para otros, con lo cual han fluctuado sus economías cuando las exportaciones han bajado durante épocas de conflictos.

Pero si lo que se busca es autosuficiencia, también es necesario disponer de agua y alimentos para la población. Tampoco en ese apartado hay problema alguno porque Sudamérica cuenta con el 10% de la superficie cultivable mundial, siendo la Pampa argentina la zona más preparada para ello. El subcontinente es productor mundial de algunos productos como el café, la caña de azúcar, los plátanos, el cacao, los cítricos, los cereales, semillas de lino, girasol o patatas. En lo que respecta al agua, la región posee el 27% del agua dulce del planeta y dispone de una de las reservas de agua más grandes. Se encuentran aquí el Sistema Acuífero Guaraní, que con sus 1.190.000 Km2 subterráneos ocupa un espacio mayor que España, Francia y Portugal juntas, y también el Pantanal, que tiene la misma superficie que nuestro país y es considerado el principal humedal de agua dulce del mundo. Este lugar, hábitat de miles de especies animales, tiene grandes posibilidades como destino ecoturístico mundial. Con lo cual, además de ser una importante reserva de agua se puede convertir en una zona turística que dé riqueza a sus habitantes de un modo natural. 

Comunidad Sudamericana de Naciones, el nombre de un sueño

Sobre la base real de que Sudamérica es un paraíso natural que permitiría su independencia, hasta hace muy poco tiempo no se había planteado una unión económica, política y cultural real. Pero el 9 de diciembre de 2004 se fundó la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN), cuya acta fundacional firmaron los jefes de Gobierno de Brasil, Perú, Bolivia, Colombia, Chile, Guyana, Suriname, Venezuela, Argentina, Uruguay, Ecuador y Paraguay. 

El ambicioso objetivo contempla crear una unión de países sudamericanos, siguiendo pasos similares a los que en su día dio la UE. Según la "Declaración del Cuzco sobre la Comunidad Sudamericana de Naciones", se prevé instaurar una moneda única, un solo pasaporte, un tribunal de justicia común, un parlamento supranacional, una unión aduanera, un mercado común y mantener posiciones conjuntas en los foros mundiales. Además desean cooperación horizontal en todos los campos de la ciencia, la ingeniería y la cultura. De tal modo que un médico podría trabajar en la totalidad de los países o una empresa chilena adquirir un crédito en Brasil. Pero además de ello se propuso una agenda común para solucionar problemas como la pobreza, la exclusión, la indigencia y la seguridad. Las perspectivas son muy halagüeñas si tenemos en cuenta que los 371 millones de habitantes de Sudamérica sólo hablan dos lenguas mutuamente inteligibles, que el 95% de los sudamericanos practica la misma religión y que nunca han librado una guerra total entre todos sus países, al contrario de lo que ha sucedido con otras potencias. De unirse todos los países, los analistas afirman que darían lugar a un gran bloque político-económico que le situaría como el quinto poder económico del planeta.
 
Por contra, son varias las dificultades que tienen que acometer. La primera es la pobreza que sufren la mayoría de sudamericanos porque la riqueza está mal repartida. Las oligarquías económicas que mantienen la riqueza en pocas manos, son una mala herencia de un pasado colonialista que cuesta romper. A ello hay que sumar que la deuda externa de Sudamérica asciende a 315.000 millones de dólares, aunque la CSN ha propuesto solucionarla en conjunto. Y por último también hay que contar con las fricciones existentes entre algunos países sudamericanos y las economías dependientes de Estados Unidos. El abogado paraguayo Jorge Darío Cristaldo Montaner afirmaba en un artículo sobre la CSN que "La debilidad se encuentra en el lado occidental, donde se ubican Chile, Perú, Ecuador y Colombia; históricamente los pueblos situados en la costa del Pacífico no han sabido encontrar coincidencias sólidas y duraderas para superar un pasado de antagonismos y de guerras entre ellos, lo que explica que Estados Unidos del Norte y las empresas transnacionales y multinacionales tengan un sólido control sobre la economía y la política de los países andinos. Agravan la debilidad de este flanco el conflicto entre Bolivia y Chile por la salida al mar que reclama Bolivia, y el Tratado de Libre Comercio ya vigente entre Estados Unidos y Chile". 

Un objetivo a largo plazo

Los analistas internacionales consideran que la propuesta de la CSN es posible, pero que la realidad determina que faltan varios años para ello. En esa línea, el Profesor de Derecho Internacional en la Universidad Autónoma de Madrid, Augusto Zamora, considera que "Existe capacidad para que Sudamérica sea una potencia económica mundial. Pero el problema general de Latinoamérica no es la falta de recursos sino la falta de política y de gobiernos dispuestos a hacerse cargo de proyectos de desarrollo a medio y largo plazo. 

La historia de Latinoamérica está llena de esfuerzos que son como burbujas, de las cuales casi ninguna ha tenido continuidad, lo que ha determinado la condición de atraso que viven los países. En términos culturales o idiomáticos esta unión podría funcionar, pero en términos económicos y comerciales hace falta que la región emprenda reformas profundas que en estos momentos no están en la agenda de los gobiernos actuales". Y es que en la actualidad conviven países que buscan la unidad en la zona, con otros cuyo primer aliado es Estados Unidos, como Colombia, México y otros países centroeuropeos. "Colombia -indica el profesor Zamora- es un país que lleva medio siglo atrapado en una guerra civil brutal, y eso hace que la clase dominante colombiana -quien controla formalmente el país- necesite perentoriamente el apoyo de Estados Unidos para poder resistir y mantener Colombia como está. 

Centroamérica está atrapada por la inmigración, que alimenta la economía de esos países. Ningún país centroamericano está en condiciones de entrar en disputas con Estados Unidos, porque bastaría que éste cortase el flujo de remesas de los inmigrantes para que esos países mueran. Y en estas condiciones no hay quien diga no a lo que proponga Estados Unidos en materia de tratados". Así que actualmente en la región conviven económicamente los tratados bilaterales entre Estados Unidos con algunos países de Sudamérica, con Mercosur. 

Bajo estas siglas se agrupan las economías de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile, Perú, Venezuela, Ecuador y Colombia. Es el sistema económico que mejor está funcionando en la región y podría ser el precursor de la CSN futura, ya que el objetivo de Mercosur es que se vayan adhiriendo poco a poco todos los países de Sudamérica. "Los países de Mercosur -informa Augusto Zamora- persiguen crear un polo de atracción. De manera que los países en los que vayan ganando gobiernos de carácter más nacional y progresista encuentren en Mercosur el medio más efectivo para fortalecerse económicamente y poder negociar con otras potencias y actores internacionales en mejores condiciones".

Quizás los pasos de Mercosur sean los precursores de una unificación global de Sudamérica, como ya reclaman millones de ciudadanos que se sienten hermanos y ven el futuro con esperanza. Porque la unificación latinoamericana implica además un cambio de mentalidad que les haga pasar de la parte a la globalidad, del país a la región, como muy bien explica el abogado Cristaldo cuando dice que "La dimensión estratégica es vital para el éxito del proceso de integración: pero los gobernantes de nuestros países parece que no están a la altura de las exigencias históricas, porque no saben o no quieren jugar en un escenario que trascienda sus pequeños espacios "nacionales". Están dados a estrategias defensivas desfasadas e inútiles, porque tienen miedo a dejar su caparazón "nacionalista" para empezar a vivir juntos en América del Sur, compartiendo los desafíos y avatares de una vida en común entre los pueblos de la región". 

Siguiendo este camino estará más cerca el objetivo que tuvieron Simón Bolívar y José de San Martín en el siglo XIX, cuando soñaron con una "patria grande sin fronteras". La naturaleza les da la razón, quizás con la voluntad de los diferentes pueblos y sus gobernantes pueda hacerse realidad
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/45899-sudamerica_potencia_para_el_siglo_xxi.html