webislam

Martes 19 Noviembre 2019 | Az-Zulaza 21 Rabi al-Auwal 1441
915 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=4576

Peregrinos norteamericanos regresan del Hayy

07/02/2006 - Autor: Agencias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

musulmanes valle rio grande(1)
musulmanes valle rio grande(1)

Sobrellevó el calor del desierto, el hambre, largas caminatas y horas de espera en fila. Casi la aplastó una multitud dentro de una mezquita y se salvó por poco de una estampida mortífera.


Pero al regresar de su peregrinación a La Meca para el "hayy" anual, Nadia Bazzy dijo que sintió una profunda transformación. "Una se siente completamente atendida", dijo la estudiante universitaria de 20 años de Canton Township, un suburbio de Detroit. "Una se despoja de toda preocupación". Bazzy fue una de 3.000 musulmanes de Michigan que regresaron a fines de enero de Arabia Saudí exhaustos, eufóricos y satisfechos después de unos 20 días de rezar y visitar sitios sagrados para su religión.


El Islam requiere que todo fiel apto física y económicamente haga la peregrinación al menos una vez en su vida. La zona de Detroit tiene una de las poblaciones musulmanas más numerosas en Estados Unidos, con unas 100.000 personas en la ciudad y tres condados vecinos.


Como ha sucedido más de media docena de veces en los últimos 20 años, se produjo un desastre en la peregrinación de este año: más de 360 personas murieron en una estampida el 12 de enero. Pero Bazzy y varios peregrinos de Detroit dijeron que, aunque la visita fue por momentos angustiosa, todo sentido de peligro se vio compensado por el sentimiento de estar cerca del creador.


La tragedia ocurrió en al-Jamarat, una plataforma gigantesca donde se levantan tres pilares que representan al demonio y donde han ocurrido otros desastres. Los peregrinos apedrean los pilares para purgar simbólicamente sus pecados.


Las autoridades saudíes han acusado a los peregrinos que no hicieron caso de las instrucciones de no llevar su equipaje a cuestas durante la peregrinación de hacer tropezar a otros feligreses, lo que provocó el amontonamiento mortal. Los saudíes han empezado a reconstruir la rampa que conduce a ese lugar para ensancharla.


En la sala de estar de la casa de sus padres, Bazzy dijo que se salvó de la estampida por cuestión de pocos minutos. Pero vio sus consecuencias, una caravana constante de ambulancias que avanzaban lentamente en medio de la multitud que trataba de completar el ritual de apedrear al demonio, el último de la peregrinación. "Había grupos de gente que se chocaba entre sí", recordó. "Las ambulancias trataban de avanzar".

 

Los peregrinos son de distinta edad, hablan idiomas diferentes y proceden de distintas culturas, agregó Bazzy. Algunos están ansiosos por participar en el ritual. En una plataforma desde donde se arrojan las piedras, algunos lo hacen desde las filas traseras y golpean a los que están adelante. Las autoridades los estimulan a lanzar guijarros, pero algunos no les hacen caso, dijo.


Al igual que Bazzy, Murray dijo que viajaría nuevamente a La Meca sin vacilar, porque consideró que la experiencia espiritual compensó con creces la posibilidad de lesiones o de muerte. Explicó que los peregrinos se someten a la voluntad de Dios, aunque sintió que estaría protegido.


"Desde el punto de vista islámico, si uno muere durante la peregrinación, recibe una gran recompensa por ello en el paraíso", afirmó. "En definitiva, si algo malo te sucede, espiritualmente recibirás una atención especial como resultado".


Murray dijo que se mantuvo constantemente atento a cualquier posible peligro, observando el desplazamiento de las multitudes y evitando quedar en sitios donde pudiese ser aplastado sin posibilidad de salida. Una clave es "no tratar con demasiada insistencia en llegar al lugar exacto donde quieres estar, a riesgo de perder la vida o la salud".


Zainab Hassan, de 23 años, residente en el suburbio de Livonia, coincidió en que el viaje conlleva graves riesgos, pero dijo que lo hizo por ser la voluntad de Dios. "Uno se arriesga porque está obligado a hacerlo y porque vive esta vida para Dios", dijo la muchacha. "Vivimos para el más allá".

 

Bazzy, que se graduará en diciembre en la Universidad de Michigan en Dearborn con un título en ciencias políticas, inició su peregrinación el 27 de diciembre junto con su madre, su abuelo y su tío.

 

Ella nació en Estados Unidos, al igual que sus padres y abuelos, cuyos antepasados provienen del Líbano y de Siria. Durante su peregrinación oró constantemente a Alá y dijo que sintió una mano divina en varios incidentes, y en un momento particularmente.


Al entrar en un patio empezó a agolparse una multitud. La muchacha, menuda y delgada, fue empujada hacia adelante y temió ser aplastada. "Se oían gritos. Algunas mujeres se habían caído", narró. "De pronto, aparece una mujer, me jala y me saca de allí".


A poco de regresar a su casa Bazzy dijo que se sentía bendecida y que le gustaría volver a hacer la peregrinación algún día. "Sé que el sentimiento no perdura", dijo. "Por eso es que hay que regresar".

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/45386-peregrinos_norteamericanos_regresan_del_hayy.html