webislam

Viernes 13 Diciembre 2019 | Al-Yuma 15 Rabi al-Zani 1441
1029 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=4351

A propósito de la tristeza de Don Manuel Nieto Cumplido

16/01/2006 - Autor: Hashim Cabrera - Fuente: Webislam
  • 2me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Hashim Cabrera
Hashim Cabrera

Para un musulmán que ha vivido en Córdoba casi toda su vida, y cuya infancia ha transcurrido cerca de su Mezquita, la lectura de la entrevista a Manuel Nieto Cumplido aparecida en el diario El Día de Córdoba, no puede menos de suscitarle, no sólo tristeza sino indignación. Y no por una cuestión religiosa o reivindicativa como podría pensarse, sino sencillamente por un asunto de cordura y sensatez, por mera honradez moral e intelectual.

Es cierto que el intelectual difícilmente puede librarse de sus convicciones y creencias a la hora de realizar sus análisis y construir su discurso, pero resulta difícilmente conciliable la condición de ser uno de los expertos oficiales del monumento patrimonio de la humanidad y hacer determinadas afirmaciones.

Dejando a un lado las florituras historicistas que emplea para justificar la denominación actual de mezquita-catedral, llegado al punto de la apertura de la mezquita al culto musulmán, el señor Nieto Cumplido dice:

“Los musulmanes piensan que todo lo que pisan les pertenece. Eso en primer lugar, y luego habría que decir que sería complicado hacer alternar dos derechos: el canónico, el derecho europeo en definitiva, y el coránico. Eso sería ininteligible. La prueba está en que en el mundo oriental, al principio del Islam, se compartió el culto por respeto a los conquistados, pero al final pudieron siempre los musulmanes y el culto fue el suyo después de muchos conflictos. En definitiva, meter en un sólo cesto dos derechos tan diferentes no puede conducir a un relación de comprensión y diálogo. Y además es que existen mapas del norte de África en los que Córdoba está circunscrita al mundo musulmán. Por eso, cuando existen reivindicaciones de tipo político, ya no religioso, sino político, los gobernantes deberían percibir, con respecto a la emigración musulmana en España, que hay que acogerlos, pero sabiendo que los problemas vendrán después.”

Verdaderamente lamentable, terrible, pero sobre todo falso, artero y tendencioso. No hay derecho a que una persona de su rango y del conocimiento que se le supone, diga unas cosas así. Desde ningún punto de vista. Afirmar que “los musulmanes piensan que todo lo que pisan les pertenece” es, además de desconocer profundamente el islam, un insulto a su propia condición de creyentes. El musulmán no piensa eso nunca. El musulmán piensa y siente que todo lo que pisa, lo que mira, lo que come, pertenece a Dios y sólo a Él. El disfrute y el uso correcto de los bienes es lo que se denomina califato. Así que esa afirmación es absolutamente falsa y sólo se explica desde la consideración de los musulmanes como extraños, como extranjeros a nosotros, a nuestra sociedad y a nuestra cultura. Por cierto, en ese nosotros me incluyo yo, que soy cordobés y musulmán al mismo tiempo, sin mayores contradicciones, y fui miembro de la delegación islámica que, desde Córdoba, acudió a la Santa Sede para solicitar el culto compartido de la mezquita-catedral. Esa afirmación es, por lo tanto, tendenciosa y no ayuda precisamente al diálogo interconfesional sino más bien todo lo contrario.

Señor Nieto Cumplido: usted falsea completamente la historia al decir que “al principio del Islam, se compartió el culto por respeto a los conquistados, pero al final pudieron siempre los musulmanes y el culto fue el suyo después de muchos conflictos.”. El caso más cercano, el de Al Ándalus, desmiente eso por completo. ¿Tanto le cuesta admitir al pensamiento católico el pluralismo religioso y cultural de la Córdoba califal y del islam en general? El islam llegó a ser la forma de vida mayoritaria en esta tierra durante muchos siglos en los que convivieron diversas religiones y culturas, pero esa no es la cuestión más importante sino la forma en que aquella sociedad plural evolucionó, tuvo su decadencia y fue sustituida por un estado monolítico lingüística, confesional y culturalmente hablando.

En el caso del estado español la modernidad se forjó contra la diversidad, contra una sociedad multicultural que había existido, mejor o peor, durante mucho tiempo. El pensamiento del señor Nieto Cumplido expresa con claridad esa idea tan peculiar de la identidad moderna española, según la cual lo romano y godo es civilizado y lo moro no, porque, paradójicamente se desconoce o se hurta lo islámico.

Fíjese el señor Nieto Cumplido si el islam tendrá en cuenta la diversidad religiosa y cultural que los matrimonios musulmanes se dan entre seres humanos de diferentes creencias religiosas. ¿Ha leido el señor Nieto Cumplido las admoniciones del Santo Padre sobre los peligros de los matrimonios mixtos entre católicas y musulmanes? ¿Es esa, tal vez, la identidad sociocultural que ustedes proponen? ¿Por eso dice usted que “meter en un sólo cesto dos derechos tan diferentes no puede conducir a una relación de comprensión y diálogo.”?

También tendría que explicar las dificultades litúrgicas. En honor a la verdad, debería haber dicho que los problemas de culto sólo existen por parte de los católicos, ya que, como se nos dijo en Ciudad del Vaticano, en la mesa del Consejo Pontificio para el diálogo interreligioso, el problema litúrgico estriba en que no se puede consagrar la eucaristía en un lugar compartido con no-católicos. Problema que no existe por cuanto el lugar dedicado al culto católico está profundamente diferenciado espacialmente de la zona del mihrab, que sería el lugar donde los musulmanes rezaríamos y donde, precisamente, no existen imágenes o iconos, por lo que los musulmanes no tenemos ningún obstáculo para poder orar allí.

Con respecto a la referencia de los mapas, es aún más desafortunado. Claro que existen mapas del norte de África en los que Córdoba aparece incluida en reinos magrebíes, pero también hay mapas de España que incluyen a Latinoamérica y a Filipinas. Eso es muy pobre, señor Cumplido, y dice muy poco de su honestidad intelectual y de su capacidad de interpretación de la historia.

El deseo de rezar en la mezquita de Córdoba, señor Cumplido, no es una reivindicación política sino espiritual. Los musulmanes cordobeses no somos extranjeros que queramos apoderarnos de esta tierra, somos de aquí, y esa inmigración que tanto le inquieta sí que ha de tener una condición social y jurídica que todos deberíamos hacer prevalecer, si realmente queremos una sociedad plural y civilizada. ¿A qué problemas se refiere? ¿Es un problema para la iglesia católica pasar de ser la opción religiosa única y oficial a ser una más entre otras?

Tras afirmar la importancia histórica del archivo catedralicio desde 1236, como fuente de información socioeconómica local se lamenta usted de la poca afluencia de cordobeses a la mezquita-catedral. ¿Qué pasó con la documentación anterior a esa fecha? ¿Qué cambios sociales, políticos y culturales podríamos advertir en la historia de Córdoba si pudiésemos acceder a esa documentación? ¿Qué memoria podríamos recobrar? Ese es el verdadero miedo de ese pensamiento y esa visión que usted trata de revitalizar siguiendo la inercia del pensamiento y la visión políticamente correctos, consensuados y académicamente certificados durante más de cinco siglos.

Esa tristeza que usted siente ante la falta de devoción de los cordobeses es el contrasetimiento de aquella otra pena que siente el musulmán cuando advierte la oscuridad que reina en el recinto, cuando intuye todo el caudal de luz que esos arcos cegados están represando. Esa tristeza es la misma que sienten los cordobeses, esa que usted advierte y achaca a la pérdida de valor militar estratégico tras la caída del reino de Granada. Menos mal que, al menos, admite que el esplendor más grande coincidió con la época califal. Sólo eso faltaba. Tras preguntarse por las causas de esa tristeza acaba diciendo “¿Qué tiene Córdoba para que ocurra esto? No lo sé. Aunque debemos tener en cuenta que el carácter andaluz le pasa muy de refilón; quizá sea la ciudad más castellana de Andalucía, y a la provincia le pasa lo mismo, sobre todo de las Ermitas hacia el norte.”. Usted sabe que, precisamente Andalucía, en la mente popular española, ha sido considerada hasta hace poco como “tierra de moros”. El fervor y la seriedad castellanas tuvieron aquí menos calado entre los pueblos, pues aquí siempre ha existido una religiosidad popular muy heterodoxa. Entones esa falta de devoción queda, finalmente, sin explicar.

Finalmente, cuando el periodista le pregunta si esa tristeza no será consecuencia del senequismo, usted, además de católico, lógicamente, se reconoce también como un fervoroso romano: “Ojalá los cordobeses leyesen a Séneca como lo leen en Roma. Allí las obras del filósofo cordobés son literatura de uso y está en todas las librerías. Pero en Córdoba no tiene presencia, su esencia no puede llegar porque no está en ningún sitio.”

¿Nos podría explicar por qué? ¿Podría explicarnos por qué en el alma de los cordobeses y de los andaluces en general no ha prevalecido tanto lo romano? ¿No tendrá eso que ver, precisamente con la historia que se nos niega y esconde? ¿Puede eso explicar el ansía de ciertas autoridades culturales de revitalizar a toda costa lo romano, como forma de asentar la modernidad local en unas determinadas raíces ideológicas y culturales?

En fin, que realmente no está de más su tristeza. Es comprensible teniendo en cuenta lo dicho y espero sinceramente que se vea superada por una visión y una actitud más relajada y ecuánime. Un poco de seriedad y respeto.


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/45200-a_proposito_de_la_tristeza_de_don_manuel_nieto_cumplido.html