webislam

Miercoles 8 Abril 2020 | Al-Arbia 14 Shaban 1441
2292 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=4259

Peregrinar a La Meca es para un musulmán el viaje por antonomasia

04/01/2006 - Autor: Agencias - Fuente: EFE
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Peregrinos en Arafat
Peregrinos en Arafat

La peregrinación a La Meca, que este año comienza el próximo sábado 8 de enero, es para los musulmanes el viaje por antonomasia, y para muchos de ellos el viaje de su vida, ese que solo se hace una vez para morir luego en paz.

Tan es así que las autoridades egipcias emiten un pasaporte del peregrino que solo se utilizará una única vez, para encauzar el enorme flujo de personas (unos 70.000 egipcios) que en solo diez días salen del país para cumplir con uno de los cinco pilares del musulmán.

Los pasajeros que parten de El Cairo son despedidos, pese a lo intempestivo de la hora de madrugada, por bandas de música que despiden desde el aparcamiento del aeropuerto a algún peregrino pudiente que ha contratado a los músicos para proclamar a los cuatro vientos su alegría.

No cuesta reconocer entre los viajeros, todos inmaculadamente vestidos de blanco, con dos piezas de tela sin costura alguna, como mandan los cánones, las caras de sufridos campesinos o gente anciana que nunca había subido a un avión y afrontan el viaje con temor mezclado de impaciencia.

Mahmud Huseini, de Luxor, viaja con su mujer y su hermana, todos ellos mayores de 65 años. Este campesino reconoce que ha recibido la ayuda de sus convecinos para llevar a cabo el sueño de todo musulmán, sin que ello signifique haberse endeudado, pues el Hach (peregrinación) queda invalidado si para realizarlo se ha recurrido a préstamos.

Casi todos los viajeros son ancianos; algunos viajan en silla de ruedas y otros son casi ciegos, y todos pujan y empujan por entrar los primeros en las salas de embarque, en el autobús o en el avión, para desesperación de las azafatas egipcias.

La desorientación de estos pasajeros curtidos en años pero no en viajes ha hecho que haya que recurrir a pulseritas y collares con la bandera egipcia, con los que siempre se podrá identificar a un egipcio extraviado en la marea humana de La Meca, donde este año se espera la llegada de dos millones y medio de peregrinos.

Uno de los viajeros más devotos recuerda en voz alta en plena noche que, puesto que el amanecer alcanzará a los pasajeros dentro del avión, vale más cumplir con la plegaria del alba en la sala de embarque, y transforma esta sala en una improvisada mezquita donde hombres y mujeres se arrodillan ante Alá.

Afortunadamente, la llegada a Yeda es mucho más ordenada que la partida de El Cairo. Los aviones vuelan a Yeda porque La Meca no tiene aeropuerto, ni existe intención de construirlo.

Son muchos los países que destinan a funcionarios durante un mes a La Meca en comisión de servicios para ayudar a sus paisanos en los trámites burocráticos que envuelven el Hach y resolver sus problemas, y solo Indonesia y Pakistán (los dos mayores países musulmanes del mundo) tienen aquí contingentes de más de mil empleados.

Desde 1988, Arabia Saudí ha fijado unos cupos de peregrinos, a razón de mil por cada millón de habitantes en un país -están exentos la Península Arábiga, Europa y toda América-, único medio de encauzar este turismo religioso sin parangón en el mundo.

Ya no es posible que un peregrino viaje por su cuenta, como cuando en la Edad Media los fieles emprendían con su caravana larguísimos periplos a través de desiertos y montañas: ahora cada peregrino debe ir cuidadosamente enmarcado en un grupo, con su pulserita identificativa, y seguir en todo momento las órdenes de su guía.

Aun así, y pese a que los riesgos son mucho menores hoy en día, la prensa saudí recuerda que ya han muerto en una semana en La Meca y Medina sesenta peregrinos por diabetes, infartos o ataques respiratorios, presumiblemente ancianos que no soportaron la impresión de pisar el suelo que besó Mahoma.


Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/45113-peregrinar_a_la_meca_es_para_un_musulman_el_viaje_por_antonomasia.html