webislam

Domingo 15 Diciembre 2019 | Al-Ajad 17 Rabi al-Zani 1441
1132 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3694

A la caza del gueto inmigrante

07/12/2005 - Autor: P. Soto - Fuente: La Rioja
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El alcalde de Banyoles dialoga con un inmigrante tras el incendio de una mezquita en1999. /EFE
El alcalde de Banyoles dialoga con un inmigrante tras el incendio de una mezquita en1999. /EFE

El Ayuntamiento de Banyoles prohíbe la apertura de nuevos bares, tiendas, locutorios y mezquitas en el barrio de La Farga, ocupado mayoritariamente por magrebíes
Banyoles es un municipio de 15.000 habitantes situado en la rica comarca gerundense del Pla de lEstany. Su ayuntamiento ha decidido prohibir la apertura de nuevos bares, restaurantes, bazares, tiendas, locutorios y mezquitas en el barrio de La Farga, donde el 60% de los vecinos son inmigrantes procedentes sobre todo de Marruecos y Gambia. El objetivo oficial es evitar que se convierta en un gueto de marginación, pero la iniciativa ha recibido ya ácidas críticas que la tildan de racista y xenófoba.

La medida fue aprobada hace escasos días en un pleno municipal que acordó una modificación del Plan de Ordenación Urbana para poder ejecutarla. El ayuntamiento, gobernado por un alcalde de Esquerra Republicana de Catalunya, Pere Bosch i Cuenca, defiende que la iniciativa busca que el barrio de La Farga, que queda un tanto descolgado del perímetro urbano y donde abundan las áreas industriales, no se convierta en un foco de marginación y que los negocios regentados por inmigrantes se abran en otras zonas de la ciudad.

Esa es, al menos, lo que mantiene en público el concejal de Urbanismo, Jaume Butinyà. Portavoces del consistorio reiteran esta versión oficial, explican que «no podemos convertir La Farga en un gueto y si no tomamos este tipo de medidas no conseguiremos que muchos ciudadanos del barrio salgan de su aislamiento social», y rechazan «categóricamente» que la medida tenga un carácter xenófobo o racista.

«Ejercicio de cinismo»

Esa acusación, insisten los citados portavoces, «es una barbaridad o un ejercicio de cinismo y de manipulación sin límites». «Este ayuntamiento -añaden los responsables municipales- es progresista y gobierna a favor de toda la población, independientemente de su origen étnico o cultural».

La presidenta de la Asociación de Vecinos de La Farga, María Farré, en la misma línea asegura que «hay que evitar que muchos inmigrantes, sobre todo las mujeres, se encierren en el barrio y no salgan ni tengan vida social y profesional en otras zonas de Banyoles». Según la presidenta de la Asociación de Vecinos de La Farga esta medida a la larga sería perjudicial para los inmigrantes y «para el conjunto de los ciudadanos».

El ayuntamiento pretende también llevar a cabo una profunda renovación urbanística del barrio e incentivar su desarrollo socioeconómico, y cuenta para ello con el apoyo de todos los grupos municipales. El gobierno local ha constatado que una parte importante de los establecimientos que son propiedad de inmigrantes están en pésimas condiciones, ofrecen malos servicios a los clientes y dan una mala imagen del barrio, sobre todo en el caso de los pequeños bares y tiendas de comestibles y los locutorios. Esta situación genera, según el consistorio, «un proceso de degradación del barrio que no es bueno para nadie».

La población inmigrante de La Farga contempla el debate abierto con cautela. En general, los trabajadores extranjeros y sus familias no ven con malos ojos que el ayuntamiento quiera impedir que el barrio se convierta en un gueto, y ven positivo «que la gente circule por todo el municipio, pueda instalarse en otros barrios y hasta abrir negocios», según Alí, empleado en una de las tres carnicerías islámicas de la barriada.

Pero los inmigrantes alertan de que esta medida no servirá de nada si las autoridades locales no llevan a cabo una campaña en contra de los prejuicios contra los extranjeros, que están «muy arraigados» en algunos sectores de la población autóctona, según reconocen fuentes municipales.

Por ejemplo, algunos inmigrantes gambianos denuncian que «el problema que tienen los extranjeros que buscan alquilar un piso o un local en Banyoles es que no lo consiguen fuera del barrio de La Farga; en otras zonas de la ciudad nadie te quiere alquilar nada y es por eso que la mayoría se va a vivir y abre negocios en La Farga». El colectivo de gambianos avisa también de que «los que intenten abrir un negocio fuera del barrio tendrán que cerrar por falta de clientela».

Recelos

Mohamed, un marroquí de Barcelona miembro del colectivo de inmigrantes Papeles para Todos, es mucho más radical en sus recelos y sostiene que «el problema es que en Banyoles y en tantos otros lugares de Cataluña y España los inmigrantes molestan».

Mohamed asegura que a los inmigrantes se les tolera porque se les necesita, pero molestan, no caen bien, y algunos ayuntamientos, partidos y responsables políticos hacen todo lo posible para marginarlos. Un millar de vecinos se manifestaron hace seis años contra la presencia de los inmigrantes marroquíes, tras las peleas protagonizadas por grupos de jóvenes catalanes y magrebíes. Los incidentes originaron una oleada de ataques contra viviendas, comercios y mezquitas de la comunidad musulmana
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/44911-a_la_caza_del_gueto_inmigrante.html