webislam

Viernes 22 Noviembre 2019 | Al-Yuma 24 Rabi al-Auwal 1441
886 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=2572

China en el Ramadán

Un local de la asociación Ibn Batuta, escenario de un simbólico encuentro entre chinos y marroquíes para romper el ayuno

19/10/2005 - Autor: Josep Playà Maset - Fuente: La Vanguardia
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Página web de la asociación Ibn Batuta de Barcelona
Página web de la asociación Ibn Batuta de Barcelona

Al las siete de la tarde, en la calle Sant Pau, en pleno corazón de esa Ciutat Vella cada día más multiétnica, se unen un grupo de amigos alrededor de una mesa para romper el ayuno del Ramadán. Una taza de sopa acompañada por dátiles y pasteles caseros ha juntado esta vez a representantes de dos comunidades tan alejadas como la marroquí y la china.

El encuentro, que tuvo lugar el pasado lunes, se celebró en la sede de la asociación Ibn Batuta, una entidad sociocultural fundada en 1994 por jóvenes marroquíes. Ellos fueron los anfitriones y los invitados eran los miembros de las distintas asociaciones chinas reunidas en torno a una federación y a la recién creada Fundación Lengua y Cultura China. Lo que parecía una sencilla fiesta en torno a una mesa era, según todos los presentes, algo insólito, "histórico", llegaron a decir, porque allí estaban juntos dos colectivos que según los tópicos tienen fama de vivir muy cerrados en sí mismos. Eran sólo medio centenar de personas, pero la foto de familia era todo un símbolo. No en vano, la comunidad marroquí con más de 170.000 empadronados en Catalunya es la más numerosa, y la china ocupa el sexto lugar con cerca de 30.000 ciudadanos.

El encuentro fue posible gracias a los auspicios de Mohamed Chaib, diputado del PSC y presidente de Ibn Batuta, y Lam Chuen Ping, presidente de la Fundación Lengua y Cultura China. Y fue bendecido oficialmente por los cónsules de Marruecos, Nuredin Jalifa -recién llegado a la sede barcelonesa- , y de China, Gao Zhengyue. La comida y los refrescos reflejaron un clima de entente que todos elogiaron. Atrás quedaban conflictos como la pugna comercial en algunos barrios de Santa Coloma de Gramenet o los enfrentamientos entre alumnos en un instituto de Barcelona que empujaron también a esa cita.

Mohamed Chaib destacó que siempre se habla de la necesidad de fomentar las relaciones entre los inmigrantes y los autóctonos, pero se descuida que también es importante que existan nexos entre los distintos colectivos de recién llegados. "No hay ellos y nosotros, sino que todos somos catalanes" dijo, antes de pedir un minuto de silencio por los cinco jóvenes muertos en Piera que habían venido "a buscar mejores opciones de vida".

El cónsul de Marruecos destacó la importancia de un acto que se enmarca en el Ramadán, que "para nosotros es un mes de paz, espiritualidad y amistad". Su homónimo de China le contestó que en toda relación "el primer paso siempre es el más difícil y éste ya se había dado". Luego incluso se aventuró a decir que el próximo encuentro debería ser con ocasión de la fiesta china por la llegada del nuevo año. Y luego, dirigiéndose a sus compatriotas, les dijo: "Los chinos tenemos que trabajar más, no sólo desarrollar nuestros negocios, sino hacer un mayor aporte a la sociedad local, integrarnos más".

El último en hablar fue Lam Chuen Ping, todo un personaje en Barcelona, médico, actor, campeón de kung fu y popular cocinero, quien recordó que hasta ahora "chinos y marroquíes hemos compartido barrios y viviendas pero faltaba un empuje para el entendimiento y la amistad". Y luego semi en broma dijo que cómo no iban a entenderse árabes y chinos si dentro de poco van a ser los dos polos del poder mundial.

Como despedida, los anfitriones marroquíes entregaron una placa de recuerdo con un mensaje grabado en catalán, chino y marroquí. Y la delegación china correspondió con un regalo de varios ordenadores para los jóvenes que acuden a la sede de Ibn Batuta. Y alguien recordó que cuando se inauguró la sede, un diputado socialista, Josep Ignasi Urenda, les aconsejó con toda la sinceridad del mundo: "Nadie te regala nada, se consigue trabajando".

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/44579-china_en_el_ramadan.html