webislam

Domingo 5 Julio 2020 | Al-Ajad 14 Dhul-Qaadah 1441
39192 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=2081

El congreso de teólogos cumple 25 años lamentando el invierno eclesial

María Teresa de Borbón abre el debate sobre cristianismo y violencia

11/09/2005 - Autor: Juan G. Bedoya - Fuente: El País
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El congreso anual de la Asociación de Teólogos Juan XXIII se inició ayer en Madrid con un clamor en favor de los pobres. El tema de este año es Cristianismo y violencia, pero, fiel a sus 25 años de historia, que se cumplen ahora, el congreso no olvida su faceta de denuncia al poder establecido, incluyendo la jerarquía católica, sumida en un "invierno eclesial".

María Teresa de Borbón Parma fue la primera ponente de la jornada. El congreso de teólogos celebra el sábado una fiesta en la sede del sindicato Comisiones Obreras, orgulloso de haber sumado 25 ediciones en medio de no pocas dificultades y censuras. Este es el octavo que se reune en CC OO después de que la Conferencia Episcopal presionase para que no le alquilasen sus locales las congregaciones religiosas que hasta entonces cobijaron al millar largo de personas que acude cada año a la convocatoria de la combativa asociación. Los primeros congresos se habían celebrado en la Fundación Pablo VI, cuando el cardenal Vicente Enrique y Tarancón era miembro de su patronato.

"La comunidad de los cristianos debe considerar como tarea principal denunciar la pobreza y la desigualdad. La Iglesia anuncia muchas veces su mensaje en alianza con el poder o en contextos que son contrarios a los que tienen hambre y sed de justicia y padecen persecución o son asesinados por su empeño en obtenerla". Es uno de los párrafos del mensaje final del primer congreso, en el que el principal conferenciante, recordaron ayer los congresistas, fue el jesuita Ignacio Ellacuría, asesinado poco después por la extrema derecha salvadoreña.

Los mensajes de los 24 congresos están guardados con reverencia, igual que la memoria de muchos de sus ponentes. Son cientos, pero nadie oculta que entre los destacados hay que subrayar a los obispos españoles Javier Osés y Juan María Uriarte (hoy es impensable que acuda a este congreso prelado alguno). Además, han participado el fundador de la teología de la liberación, el peruano Gustavo Gutiérrez; el prelado de Chiapas, Samuel Ruiz; el mítico catalán Pere Casaldáliga, que envió su conferencia grabada porque se tiene prohibido regresar jamás a España desde su mísera diócesis brasileña: "si los pobres no pueden viajar, yo tampoco", suele decir; y el ex ministro sandinista Fernando Cardenal, que desafió las exigencias del Papa para que abandonara el gobierno revolucionario de Nicaragua con una frase pronunciada precisamente en este congreso madrileño. "O jesuita o ministro", le exigía Roma. Replicó: "Es posible que esté equivocado, pero déjenme equivocarme en favor de los pobres ya que la Iglesia se ha equivocado durante muchos siglos en favor de los ricos".

El teólogo Julio Lois, actual presidente de la Asociación Juan XXIII, aludió ayer a los obstáculos pasados, en un breve discurso de salutación en el que invitó "a encontrar cauces efectivos para nuestra esperanza, en tiempos eclesiales invernales". Los datos y las opiniones que más tarde ofrecieron los dos primeros ponentes del congreso, María Teresa de Borbón Parma y Arcadi Oliveres, profesora de Sociología y presidente de Justicia y Paz, respectivamente, no invitan al optimismo.

La socióloga De Borbón Parma habló de tres terrorismos (de Estado, el ecológico y el de masas), reprochando al primero el que "en aras de su propio poder agreda a sociedades enteras", mientras que el economista Olivares subrayó el contraste entre gastos militares (15.000 millones de euros anuales sólo en España) y necesidades y desigualdades sociales, subrayando los ocho millones de pobres que viven en España.

Los pobres

Los pobres han marcado la agenda de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, creada en 1980, dos años después de la elección de Juan Pablo II. Alarmados por la involución vaticana y el consiguiente cerco a los teólogos progresistas, de manera virulenta contra la Teología de la Liberación, una decena de pensadores eclesiásticos acordaron organizarse y no callar nunca. También se propusieron solidarizarse con los censurados, en el año del castigo al suizo Hans Küng, al que el Vaticano retiró el título de "teólogo católico". Entre los fundadores de la asociación había tres jesuitas (José María Castillo, José Gómez Caffarena y Víctor Codina), dos claretianos (Benjamín Forcano y Rufino Velasco) y tres curas diocesanos (Casiano Floristán, Juan José Tamayo, hoy secularizado, y Julio Lois).

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/44330-el_congreso_de_teologos_cumple_25_anos_lamentando_el_invierno_eclesial.html