webislam

Jueves 21 Septiembre 2017 | Al-Jamis 29 Dhul-Hiyyah 1438
3369 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1969

Israel continúa con su campaña de limpieza étnica en Jerusalén

24/08/2005 - Autor: Revista Amanecer - Fuente: www.revistaamanecer.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El Muro del Apartheid israelí en Jerusalén
El Muro del Apartheid israelí en Jerusalén

Las autoridades israelíes están llevando a cabo una campaña en Jerusalén Este, que puede ser adecuadamente calificada como "limpieza étnica. "Dicha campaña está destinada a expulsar a los palestinos de un área que históricamente ha sido conocida como el Jerusalén Este árabe y a reocupar estas zonas con colonos judíos. Alrededor de una cuarta parte de la población palestina en Jerusalén va a ser separada del resto de la ciudad santa después de que el gobierno israelí haya aprobado una nueva ruta para el Muro del Apartheid. Los barrios palestinos de Shafat y Akab así como el campo de refugiados de Qalandriya quedarán aislados del resto de Jerusalén Este. Esto significa que alrededor de 55.000 palestinos residentes en la ciudad, que fue capturada y anexionada a Israel en 1967, ya no podrán viajar libremente por la misma. De este modo, el primer ministro israelí está utilizando la retirada israelí de Gaza para encubrir la expansión de los asentamientos judíos y su campaña de limpieza étnica en Cisjordania y Jerusalén Este.

El estatus de Jerusalén, una ciudad donde viven 230.000 palestinos, es un tema clave en el proceso de paz entre palestinos e israelíes. El gobierno de Sharon ha declarado repetidamente que no negociará con la Autoridad Palestina acerca de Jerusalén, pero todo el mundo sabe –incluyendo el gobierno israelí y los miembros del Cuarteto (la Unión Europea, EEUU, Rusia y la ONU)- que no puede haber paz si Jerusalén Este no es devuelta a sus legítimos propietarios, es decir, los palestinos, que quieren convertir a la ciudad en capital de su futuro estado independiente.

Por su parte, la Autoridad Palestina ha acusado al gobierno israelí de intentar sellar el destino del Jerusalén Este ocupado y crear hechos consumados sobre el terreno en la ciudad, que es un territorio ocupado según las resoluciones de la ONU y el Derecho Internacional. El jefe de los negociadores palestinos, Saib Erakat, declaró que la acción israelí "tiene el potencial de destruir todo el proceso de paz, ya que parece que Israel está intentando imponer su propia solución en el tema del estatus de Jerusalén." "La idea que gira alrededor del Muro es la de expulsar a tantos palestinos como sea posible de Jerusalén e situar a tantos israelíes como sea posible dentro de la ciudad. Esto está determinando el destino de Jerusalén aún antes de que iniciemos las negociaciones. Pedimos a la comunidad internacional que intervenga de forma inmediata y frene estos planes," dijo Erekat.

Erekat añadió que trataría este asunto con los enviados internacionales que han visitado recientemente la región, incluyendo un responsable del Departamento de Estado de EEUU, David Welch. "Nos hemos puesto en contacto con los norteamericanos, pero no nos han respondido." Cabe señalar que esta escandalosa campaña israelí está siendo condenada por los principales medios comunicación de todo el mundo, pero es prácticamente ignorada en EEUU. Aún peor, Washington suministra el apoyo financiero, político y militar, sin el cual esta limpieza étnica no podría tener lugar.

Los líderes palestinos han denunciado también que los israelíes están tratando unilateralmente de cambiar el equilibrio demográfico en favor de los judíos. En este sentido, el Muro israelí no sólo ha separado tres grandes vecindades palestinas del resto de Jerusalén, sino que también ha incluido "en el lado de Jerusalén" al mayor asentamiento judío de Cisjordania, el de Maale Adumim, con casi 30.000 residentes.

El pasado mes de marzo, el ministro de Defensa israelí, Shaul Mofaz, aprobó planes para construir otras 3.500 viviendas en Maale Adumim.
Haim Ramon, el ministro israelí para temas de Jerusalén, ha declarado públicamente que el Muro del Apartheid, que se extiende por dentro y alrededor de Jerusalén, tiene como fin el asegurar una mayoría judía en la disputada ciudad, lo que contradice las afirmaciones del gobierno de que el Muro es meramente una medida de seguridad de carácter temporal. Ramon añadió cínicamente que el Muro cambiaría el equilibrio entre israelíes y palestinos al separar a cuatro vecindades árabes de la ciudad. Por su parte, Zeev Boim, viceministro de Defensa israelí, reconoció también que la ruta del Muro estaba siendo dictada por consideraciones demográficas y no por razones de seguridad, tal y como el gobierno israelí ha afirmado repetidamente.

Por otro lado, los responsables de urbanismo del Ayuntamiento israelí han recibido el permiso para llevar adelante los planes de construcción de una nueva vecindad judía en el Barrio Musulmán de la Ciudad Vieja. Tras hacerse pública esta decisión, muchos temen que ella podría inflamar aún más las tensiones entre palestinos e israelíes. Existen planes también para construir una sinagoga en el corazón del Barrio Musulmán. Según un portavoz de la ciudad, el plan fue presentado ante la junta de planificación urbanística municipal  por el Ministerio de la Vivienda, lo que demuestra que los actuales planes israelíes sobre Jerusalén forman parte de una estrategia de limpieza étnica que ha sido aprobada por los más altos escalones del gobierno israelí.

Las demoliciones de viviendas palestinas

Al mismo tiempo que el gobierno israelí está tratando de incrementar el número de colonos judíos en Jerusalén, sus soldados están llevando a cabo demoliciones de viviendas palestinas. El pasado mes de julio, Israel destruyó ocho viviendas palestinas que, según los israelíes, habían sido construidas sin permiso. En realidad, Israel ha prohibido virtualmente a los palestinos remodelar sus casas antiguas o construir otras nuevas porque las autoridades israelíes desean impedir que los palestinos continúen viviendo en la ciudad. De este modo, más de 20.000 familias palestinas carecen en la actualidad de hogar.

Meir Margalit, un activista del Comité Israelí contra las Demoliciones de Viviendas, manifestó al diario israelí Haaretz que existen órdenes de demolición contra miles de hogares palestinos en Jerusalén. Margalit teme que se produzca un fuerte incremento en las demoliciones de viviendas mientras la atención del mundo se dirige a la planeada retirada israelí de Gaza. La organización pacifista israelí B´Tselem señaló también que las demoliciones de viviendas se han incrementado en Jerusalén Este desde que se iniciara la intifada palestina en Cisjordania y Gaza en septiembre de 2000.

A los palestinos con tarjetas de residencia en Cisjordania, incluyendo a aquellos que han vivido en la ciudad toda la vida, les está prohibido entrar en Jerusalén a causa de las restricciones israelíes. La renovación de las tarjetas de residencia de los palestinos que viven en Jerusalén otorga a los responsables israelíes una oportunidad casi ilimitada para negar la concesión de nuevas tarjetas y obligar a los palestinos a abandonar la ciudad en un corto espacio de tiempo y trasladarse a algún lugar de Cisjordania. Sin estas tarjetas, los palestinos no pueden ir a una clínica o a un hospital o incluso recibir algún tipo de tratamiento médico. Un abogado pro derechos civiles, Eliahu Abrams, resume esta situación de forma clara: "Se trata de una auténtica crisis en el terreno de los derechos humanos. Israel está deshaciéndose por la fuerza de los palestinos; no es que los obligue a salir tirándoles del pelo, sino que está promoviendo una política de deportación silenciosa, tranquila y sofisticada." Por su parte, B´Tselem califica también a esta actividad israelí como una "política de deportación silenciosa." En un informe titulado "La Revocación de la Residencia a los Palestinos de Jerusalén Este," el grupo señaló que "varios miles de palestinos han sido obligados ya a abandonar la ciudad" y advirtió que lo peor estaba por llegar.

Cabe señalar también que los colonos judíos que viven en Jerusalén Este están exentos de pagar impuestos municipales durante cinco años y luego se benefician de una tasa reducida. En contraste, los palestinos que viven allí pagan impuestos que son cinco veces mayores que los que pagan muchos de estos colonos.

Amir Cheshin, un antiguo asesor de temas árabes en el Ayuntamiento de Jerusalén, manifestó a Radio Israel que sería imposible poner en práctica del plan del gobierno para separar cuatro vecindades y 55.000 palestinos de la ciudad. "No veo cómo miles de palestinos van a atravesar los puntos de control cada día para ir a la escuela." Danny Seideman, un abogado que representa habitualmente a palestinos e israelíes contrarios a la construcción del Muro, señaló, por su parte, que los palestinos de estas cuatro vecindades habían reaccionado empaquetando sus cosas, abandonando sus hogares y mudándose al "lado de Jerusalén." "Decenas de miles se han mudado a unos pocos centenares de metros, al otro lado del Muro," dijo. "Si continúan permaneciendo en ese lugar, acabarán sumidos en una situación de abyecta pobreza."

Como señala el congresista estadounidense Paul Findley, el efecto de esta campaña de limpieza étnica israelí será el de "crear una ola de indignación, desesperación y violencia, que el gobierno israelí calificará cínicamente de "terrorismo." "En realidad, el terrorismo real es el que se está infligiendo a los palestinos, que viven en medio de un constante temor a que los bulldozers destruyan su casa sin que medie algo que se parezca remotamente a un proceso judicial, a ser expulsados de sus hogares con la excusa de que han llevado a cabo reparaciones en ellos sin los correspondientes permisos o a ver confiscados los mismos para la construcción de asentamientos, carreteras u otros propósitos," señala Findley.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/44229-israel_continua_con_su_campana_de_limpieza_etnica_en_jerusalen.html