webislam

Sabado 21 Septiembre 2019 | As-Sabat 21 Muharram 1441
1478 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1868

La retirada de Gaza

18/08/2005 - Autor: Paz Ahora
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Colonos judíos se retiran de Gaza
Colonos judíos se retiran de Gaza

Ayer, 16 de Agosto de 2005, regresó a Barajas por la noche la misión de Paz Ahora en Palestina tras haber acompañado en su regreso a las y los jóvenes participantes en el programa Vacaciones para la Paz que han permanecido en Extremadura y la Comunidad de Madrid durante un mes. Coincidió  la presencia de Paz Ahora en el terreno con el inicio del desalojo de la totalidad  las colonias de Gaza y de cuatro mas al norte de Cisjordania.

Su visión de la situación y el testimonio que aportan los voluntarios de Paz Ahora va más allá de lo que aparece en la prensa internacional, (mas centrada en la situación dentro de Gaza) los colonos, con armas cortas y a menudo con fusiles de asalto han tomado desde hace días la ciudad de Jerusalén y las carreteras por todo el Estado de Israel (no sólo Gaza). La presencia del movimiento de colonos y de los manifestantes de extrema derecha que les apoyan es clara y abiertamente agresiva contra los palestinos.

Con la excusa de manifestarse  contra el desalojo de los asentamientos llevan una política de hostigamiento y provocaciones contra la población palestina en su conjunto. Según la prensa israelí hay una "marea naranja", en referencia al color de las cintas que instalan en los vehículos todos aquellos que protestan (colonos o no) contra el desalojo de Gaza. La "marea naranja" es en realidad un movimiento violento y armado de carácter racista contra los palestinos y contra toda posibilidad de lograr la paz en Oriente Medio.

Jerusalén es desde hace varios días una ciudad tomada por la policía con el pretexto de asegurar el orden público y proteger a la población árabe y los "santos lugares". Lo que se está logrando en realidad es que sea una ciudad en estado de sitio. Cada tres o cuatro manzanas un control policial impide el paso de vehículos y en muchos de ellos incluso el paso peatonal. Circular por una ciudad ya caótica de por sí, es en estos días una misión imposible.

Los colonos han intentado manifestarse en la "Explanada de las Mezquitas". Evidentemente manifestarse ante los "lugares santos" cristianos o musulmanes tiene escasa relación con protestar contra el desalojo de los asentamientos. Los colonos por un lado y el Estado de Israel por otro están haciendo un amago de enfrentamiento que nunca llegará a mayores. "Un judío no expulsa a otro judío" y "un judío nunca mata a otro judío" son la consignas de un movimiento ultra conservador que pretende convencer a los soldados y policías para que ejerzan una suerte de desobediencia civil. También es la excusa para no utilizar en las protestas el abundante armamento que poseen los colonos y que se limitan a exhibir. Pero saben perfectamente que ellos mismos nunca sufrirán la represión que cualquier protesta de civiles palestinos desarmados ocasiona. No habrá ni los muertos ni los heridos que ha sufrido la parte palestina en cualquier manifestación. Ni siquiera la violenta represión de las que hemos sido víctimas en tantas ocasiones los pacifistas internacionales o los propios pacifistas israelíes que, esos si, a pesar de que un judío no debe maltratar a ningún judío sufren las cargas militares con material antidisturbios cada vez que se manifiestan conjuntamente con los palestinos. Cabe recordar como a lo largo de estos años de la 2ª Intifada dos voluntarios internacionales (una estadounidense y un británico) del ISM/MSI (Movimiento de Solidaridad Internacional) han sido asesinados por el ejercito israelí al protestar de una manera NO-violenta contra la política del Estado de Israel en los territorios ocupados.

Que los activistas internacionales somos considerados enemigos por parte del Estado de Israel lo muestra la saña con la que se nos maltrata en las fronteras o en el aeropuerto de Tel Aviv. Paz Ahora quiere agradecer, una vez más, el apoyo recibido, expresado en cientos de emails y llamadas a la embajada israelí, enviados por dirigentes sindicales, políticos y ONG exigiendo que se dejase entrar en Palestina sin humillaciones a las y los jóvenes palestinos del programa "Vacaciones para la paz" y a los cooperantes de Paz Ahora que les acompañaron en esta misión. Todas estas muestras de solidaridad y lo publicado en la prensa en tornos a la protesta de Paz Ahora en la embajada israelí, han ayudado a que se implicasen en esa exigencia la Junta de Extremadura, la Comunidad de Madrid, la Embajada española en Tel Aviv, el consulado español en Jerusalén Oriental y la propia Leyre Pajín, Secretaria de Estado de Cooperación que estuvieron toda la mañana en que pasaron palestinos y cooperantes la frontera del puente Allenby telefoneando a las autoridades israelíes.

Las participantes en el encuentro de la "red internacional de Mujeres de Negro" clausurado esta semana en Jerusalén (encuentro en el que también se inscribió la delegación de Paz Ahora) han tenido que sufrir humillaciones sin cuento para poder entrar en el territorio. Las delegadas palestinas directamente no pudieron llegar a Jerusalén y por ello todas las personas asistentes (varios cientos de mujeres y algunos hombres) suspendieron el lunes un día entero sus deliberaciones para trasladarse colectivamente a Ramala y entrevistarse con las organizaciones de mujeres palestinas. También el encuentro ha sufrido provocaciones por parte de los colonos. Como botón de muestra el que unos colonos instalaron un cartel manuscrito en el hotel donde se ha celebrado el encuentro, en que preguntaban a las asistentes si no se solidarizaban con las mujeres de los asentamientos que estaban siendo obligadas a recoger sus pertenencias y a "abandonar sus cocinas". El talante no violento de las organizadoras hizo que decidieran que el cartel permaneciese allí (en vez de arrancarlo) y que quien quisiese añadiera sobre el los comentarios que considerase oportuno.

En el norte de Cisjordania se va a proceder al desalojo de cuatro asentamientos en el área de Yenín. Paz Ahora puede dar testimonio de que las fuerzas militares de ocupación están también limitando la libertad de movimiento en la zona con la excusa del desalojo de los colonos. Ha habido al menos dos incursiones militares en Nablus.

También Paz Ahora puede ofrecer testimonio de la entrada del ejercito israelí en uno de lo campos de refugiados de Belén la noche del jueves al vienes pasados, aún a pesar de estar a bastantes km. de cualquier asentamiento de colonos de los que van a ser desalojados.

Los representantes municipales de Yenín con los que se entrevistaron los miembros de la misión de Paz Ahora manifestaron su preocupación ante el aumento de la presión en los puestos de control militar que rodean esta ciudad. Esta misma preocupación manifestaron el doctor Abu Ghali, Director del Hospital de Yenín y los responsables del Campo de Refugiados de Al-Faraa (situado entre Yenín y Nablus) con los que se reunieron nuestros activistas. En el primer caso para hacer entrega de los materiales y maquinaria hospitalaria donada por Paz Ahora y en el segundo al tratarse del lugar de procedencia de la mayoría de los jóvenes palestinos del programa "Vacaciones para la Paz".

Los voluntarios de Paz Ahora aportan el testimonio de que en los puestos de control militar de acceso habitual a la zona (Jelamy y Salem) se les impidió el paso. Esta situación obliga a desplazarse hasta un tercer y cuarto check- point muy alejados de Yenín o Nablus. El último y definitivo por el que pudieron transitar estaba ya cercano a la ciudad palestina de Tulkarem.

La situación es valorada por los activistas de Paz Ahora como el incumplimiento de la legalidad internacional. En efecto , aunque el gobierno de Tel Aviv lo presente como el parte de la "Hoja de Ruta", estos desalojos en ningún caso suponen la devolución al pueblo palestino del control de las fronteras de Gaza, el de su espacio aéreo, sus costas y de la correspondiente franja marítima. Gaza puede convertirse en una inmensa cárcel para sus habitantes. No hay ninguna negociación para el traspaso de poderes a la Autoridad Nacional Palestina. No habrá ninguna ceremonia oficial en la que la potencia ocupante arríe simbólicamente su bandera y los palestinos icen la suya. No existe voluntad de que se cree un estado palestino en Gaza, sino presentar el previsible caos que provoque el vacío de poder como una muestra de que los palestinos son incapaces de autogobernarse.

Sharon tiene que lidiar con la extrema derecha de su partido y con esa otra, también extrema derecha, de los colonos y de los otros partidos políticos que les apoyan. Por esto presume ante la población israelí de que no se plantea ningún tipo de negociación con la Autoridad Palestina. También dejó meridianamente claro que el desalojo de colonos y del ejercito israelí no se haría bajo fuego enemigo, refiriéndose a los cohetes de fabricación artesanal que los grupos armados palestinos lanzaron en las semanas pasadas. Y para que quedara claramente establecido el ejercito israelí respondió a cada ataque desde Gaza con saña.

No son palabras nuestras sino de Dov Weisglass, uno de los principales asesores de Sharon, que dijo en una entrevista en Haaretz, el año pasado : "La importancia del plan de desconexión radica en el congelamiento del proceso de paz. Todo el paquete llamado estado palestino, y todo lo que implica, ha sido eliminado de nuestra agenda". Weisglass explicó que "al congelar el proceso, se impide la discusión sobre los refugiados, las fronteras y Jerusalén", las principales reivindicaciones palestinas. "La desconexión provee el formaldehído (sustancia química para la conservación de los cuerpos) necesario para que no haya un proceso político con los palestinos", agregó Weisglass en esa entrevista.

Por otro lado, la "desconexión" (termino utilizado oficialmente por el gobierno) de Gaza pretende reforzar la presencia de militares y colonos en Cisjordania "sine die". Los voluntarios de Paz Ahora prestan testimonio de cómo sigue imparable la construcción del Muro del Apartheid en Cisjordania. En todo el perímetro de Jerusalén Oriental , tanto en torno al Monte de los Olivos como en Qalandia, (paso obligado desde Jerusalén hasta Ramala) las obras han avanzado considerablemente desde el mes de Julio. También en Belén el Muro entra ya en el casco urbano. El Muro del Apartheid no sólo anexiona tierra palestina, sino que protege a los asentamientos de colonos. Es evidente que una obra de ingeniería de tal calibre no se levanta si no es con pretensión de perdurabilidad. La Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, lo declaró ilegal en julio de 2004. Además, la Corte instó a Israel a devolver tierras y otras propiedades e inmuebles a "todos los palestinos que hayan sufrido cualquier forma de daño material como consecuencia de la construcción del Muro". Por supuesto que ni Estados Unidos , ni la Unión Europea hacen la mas mínima presión al Estado de Israel para que ejecute esta sentencia , ni para que acate todas las resoluciones de la ONU incumplidas durante décadas ni para que cumpla lo estipulado por la "4ª Convención de Ginebra" sobre la protección de los civiles en tiempo de guerra. (Ver Convenio IV  de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra en la página web de ACNUR http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/92_sp.htm

Paz Ahora sigue apostando por el cumplimiento de la legalidad internacional y por la PAZ , siempre con mayúsculas, entre todos los pueblos. Una paz que no puede ser la paz de los cementerios y que no puede ser solamente la ausencia de guerra, sino el que el pueblo palestino pueda ejercer sus justos derechos nacionales de los que ha sido privado durante décadas.

Paz Ahora. 17 de agosto de 2005.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/44183-la_retirada_de_gaza.html