webislam

Martes 18 Febrero 2020 | Az-Zulaza 23 Jumada al-Zani 1441
653 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1743

Taya reprimió duramente a los islamistas

04/08/2005 - Autor: Revista Amanecer - Fuente: www.revistaamanecer.com
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Maaouya Ould Taya
Maaouya Ould Taya

Poco antes del golpe de estado que derrocó al dictador Maaouya Ould Taya el pasado 3 de agosto, Mauritania estuvo atravesando un período de inestabilidad. Taya se aprovechó del contexto internacional –la lucha contra el terrorismo internacional- para legitimar la negación de los derechos democráticos y su represión contra los opositores, mientras promovía la idea de que los islamistas de su país están vinculados a grupos armados con el fin de desacreditarlos. El 12 de mayo, el Internacional Crisis Group (ICG) con sede en Bruselas, publicó un informe en el que criticaba la actual situación en el país y afirmaba que la represión contra los islamistas podría ser un "grave error." En un informe anterior, publicado en marzo, el Grupo también calificaba de "contraproducentes" a las políticas estadounidenses en el Norte de África. Mauritania es un país formado por un vasto desierto y cuenta con una población de 2.7 millones de habitantes, de los cuales el 94% son musulmanes practicantes.

En 2002, Washington estableció la así llamada Iniciativa de Pan-Sahel, que promueve una cooperación regional entre EEUU y cuatro países del Sahel –Mauritania, Mali, Níger y Chad- con el fin de luchar contra el terrorismo en la región. EEUU ha proporcionado asimismo a los ejércitos de estos países un entrenamiento relativo a la protección de fronteras y el rastreo de poblaciones. Sin embargo, según el ICG: "El énfasis que Washington ha puesto en los aspectos puramente militares de la "guerra contra el terrorismo" en el Sahel en general y en Mauritania en particular es un enfoque que se está revelando cada vez más como inadecuado, ya que no existe ningún movimiento terrorista sobre el terreno."

El ICG señalaba que el régimen del presidente Taya había lanzado una campaña contra los islamistas en Mauritania, porque temía que éstos pudieran desafiar su autoridad o pedir reformas democráticas. Con el fin de desacreditar a los islamistas, Taya intentó vincularlos con los insurgentes argelinos. También los acusó, pese a carecer absolutamente de pruebas, de estar implicados en tres golpes de estado militares que intentaron derrocar al régimen en los años 2003-2004.

Estas alegaciones permitieron a Taya obtener el apoyo de Washington. Sin embargo, el ICG denunció que dichas políticas podían "llevar al estado a un callejón sin salida al convertirlo en peligrosamente dependiente del apoyo norteamericano frente a un creciente descontento interno." Según el informe, "la comunidad internacional debe comprender que la amenaza terrorista apenas existe en Mauritania y que, sin embargo, las erróneas políticas que se están poniendo en práctica podrían crear una."

Arresto de líderes religiosos

En abril, el régimen arrestó a más de 20 prominentes imames y líderes religiosos. Entre estos detenidos estaba Yamil Uld Mansur, que había sido repetidamente detenido, y más tarde puesto en libertad, por las autoridades en los meses anteriores. El gobierno mauritano le acusó de intentar ensuciar la imagen del país con sus alegaciones acerca de la existencia de abusos y las torturas generalizadas dentro de las cárceles, afirmación ésta que había sido corroborada por algunas organizaciones tales como Amnistía Internacional. El Observatorio Mauritano Pro-Derechos Humanos advirtió también, por su parte, acerca de las deterioradas condiciones de salud que sufrían los presos políticos en la prisión de Wadi al-Naqa.

El 16 de mayo, otros diez imames fueron arrestados por las fuerzas de seguridad. Sheij Mohammed al Amin Uld al Hasan, una de las principales personalidades islámicas de la nación, estaba entre los detenidos, según Islamonline. Además, un grupo de jóvenes mujeres activistas fueron arrestadas por las fuerzas de seguridad en todo el país, incluyendo a la activista de la oposición Jadiya Bint Dahman, esposa del ya detenido imam Mohammad al Amin Uld al Mustafa. La represión tomó como blanco también a periodistas, incluyendo al redactor jefe de la publicación independiente Nouakchott News, Mohammad Mahmud Uld Abul Maali. Un líder de la Unión de Estudiantes, Anas Uld Mohammed, fue asimismo detenido, lo que llevó a decenas de estudiantes de la Universidad de Nuakchott a iniciar una huelga de hambre. Por otro lado, el régimen prohibió las conferencias y sermones, excepto los viernes, en las mezquitas y la venta y distribución de cintas de cassete que los recogen.

Para desmayo del régimen, esta represión incrementó la simpatía popular hacia los islamistas, que están expandiendo su movimiento e influencia en el país gracias a su trabajo y a los fondos de organizaciones caritativas de los estados del Golfo. El fracaso del régimen de Taya en la lucha contra la creciente pobreza urbana, la muy desigual distribución de la renta nacional, el abortamiento del proceso democrático y la galopante corrupción son otros tantos factores que han reforzado a los grupos islamistas, que son vistos como gestores honestos y eficientes.

El movimiento islamista mauritano ha asumido varias formas: asociaciones caritativas, organizaciones misioneras (entre ellas, la Yamaat al Dawa wal Tabligh, que es la más firmemente establecida) y un conjunto de grupos que toman su ideología del Wahhabismo, los Hermanos Musulmanes y pensadores de renombre mundial como el tunecino Rachid Gannuchi o el sudanés Hasan al Turabi. "A pesar de su bajo nivel de organización política, los islamistas están haciendo claros progresos entre los jóvenes… y entre los pobres urbanos en general," indicaba el importe del ICG.

La corriente política islamista está ahora tratando de unificar sus files alrededor del Partido de la Convergencia Democrática, que no ha sido aún legalizado por el gobierno. El régimen de Taya no estuvo, sin embargo, dispuesto a aceptar a los islamistas en el campo político, incluso aunque ellos declararon repetidamente que desean operar dentro de la ley y promover la democracia. En este sentido, el informe del ICG recomendaba la derogación de esta política de mantener prohibidos a los partidos que invocan el Islam como su referente ideológico. El informe del ICG sostenía que la Unión Europea y EEUU debían revisar sus políticas hacia Mauritania y presionar al gobierno de Taya para que permitiera que las fuerzas de la oposición que respetan la Constitución pudieran entrar en el juego político. Estos puntos de vista eran compartidos por el antiguo presidente Mohammed Juna Uld Haidalla, que advirtió que la campaña del régimen en contra de los islamistas y las mezquitas agravará con toda probabilidad la situación en este país del África Occidental.

Por su parte, los islamistas mauritanos condenaron el pasado 21 de mayo las declaraciones del régimen de Taya, que calificaron a los líderes e imames detenidos de "diablos", y sus críticas con respecto al número de mezquitas existentes en la capital, Nuakchott. "Estas declaraciones muestran la bancarrota de las políticas del gobierno mauritano y constituyen un intento desesperado de ocultar el hecho de que la corriente islamista es, en su gran mayoría, moderada y rechaza con firmeza la violencia y la retórica altisonante," manifestó el líder islamista Mohammed Yamil Uld Mansur, a Islamonline. Ahora, tras el derrocamiento del dictador se abre un nuevo período político en el país, que podría llevar a una apertura de un transición que conduzca hacia la democracia y la expansión de las libertades políticas.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/44093-taya_reprimio_duramente_a_los_islamistas.html