webislam

Lunes 24 Febrero 2020 | Al-Iznain 29 Jumada al-Zani 1441
822 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1642

Blair intenta atraer al islam británico

20/07/2005 - Autor: Rafael Ramos - Fuente: La Vanguardia
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Reunión de Tony Blair con líderes de la comunidad musulmana del Reino Unido.
Reunión de Tony Blair con líderes de la comunidad musulmana del Reino Unido.

Líderes políticos y religiosos de la comunidad musulmana del Reino Unido pidieron ayer a Tony Blair que profundice en las complejas razones del 7-J, y abandone la visión maniquea del terrorismo. El primer ministro pidió ayuda al islam moderado para combatir el integrismo y denunciar a sus predicadores.

Asunto: las causas del 7-J. Objetivo: erradicar el integrismo islámico en el Reino Unido. Lugar: Downing Street. Participantes: Tony Blair, los líderes de la oposición y veinticinco diputados, empresarios, clérigos y académicos de la comunidad musulmana del país. Conclusión: crear un grupo de trabajo para coger el toro por los cuernos y evitar un nuevo ataque terrorista, aunque el propio Scotland Yard admite, con deprimente fatalismo, que es virtualmente imposible.

En la gran cumbre político-religiosa de ayer chocaron dos visiones radicalmente opuestas de los motivos que llevaron a cuatro ciudadanos británicos a inmolarse y provocar una masacre en el centro de Londres. Para Tony Blair, se trata de un cáncer dentro de la comunidad musulmana que lleva a "abrazar el mal" y debe ser estirpado "con la fuerza de la razón"; para los líderes islámicos eso no es más que parte de la fórmula, y hay que añadir otros factores como la pobreza, el paro, el desarraigo, la marginación, la crisis de identidad de los jóvenes, la política exterior de EE. UU. y el Reino Unido, el problema palestino, la explotación de los recursos petroleros de Occidente, los abusos de Guantánamo y Abu Ghraib, o las guerras de Iraq y Afganistán.

Blair y sus interlocutores se pusieron de acuerdo en afrontar los problemas y mantenerse en contacto. No se ofrecieron detalles concretos en una hora larga de conversación franca y tensa, pero el primer ministro pidió a los líderes religiosos que pongan énfasis en rechazar la violencia, marginar a los imanes radicales que vienen del extranjero (en muchos casos sin saber inglés), y sean la voz y la vista del Gobierno en sus respectivas comunidades, informando de cualquier actividad que crean sospechosa. El MI5 (servicio de inteligencia) está reclutando a marchas forzadas espías de origen musulmán.

Casi dos semanas después de los atentados, y aunque permanece el consenso entre Gobierno y oposición, dos fenómenos han dado que pensar a Blair: el primero es una encuesta publicada por The Guardian en la que un 33% de los británicos le atribuye mucha responsabilidad por los atentados y un 31% un poco; el segundo es la filtración al The New York Times de un informe secreto de los servicios de seguridad británicos que en junio, proclamaban categóricamente la ausencia de grupos con capacidad de perpetrar un atentado. El documento, sumado a la decisión de no vigilar a una figura de Al Qaeda que entró en el país, y a ignorar que el nombre de uno de los terroristas había aparecido en conexión con un plan anterior para hacer estallar un camión-bomba en el Soho londinense, han creado una cierta imagen de inoperancia.

La obsesión de Blair es impedir que los británicos vean factores políticos - como Iraq o la alianza con Bush- que hayan contribuido al 7-J. Por eso ayer volvió a echar la culpa a una ideología diabólica, y a recordar que ya hubo atentados terroristas antes de la guerra. "Estoy contra quienes abogan por poner bombas en el Reino Unido, Afganistán, Turquía, Palestina, Cachemira o donde sea. Para esa gente no debe haber sitio en nuesro país."

Los académicos, diputados, filósofos, hombres de negocios e imanes musulmanes intentaron persuadirle en vano de que las cosas son más complicadas. Y que aunque la invasión iraquí o los abusos de Abu Ghraib no justifican el terrorismo, sí son un factor de reclutamiento de jóvenes frustrados que no se sienten ni británicos ni pakistaníes, y encuentran refugio en la yihad y la versión más radical del islam. El líder de los conservadores musulmanes propuso dialogar con los grupos integristas, igual que se ha hecho con el IRA.

Mientras, la policía pakistaní detuvó ayer 25 supuestos integristas islámicos, que podrían estar relacionados con los suicidas que cometieron los atentados de Londres.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/44049-blair_intenta_atraer_al_islam_britanico.html