webislam

Viernes 28 Febrero 2020 | Al-Yuma 04 Rajab 1441
734 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=290

La Comisión Europea da luz verde a la entrada de Turquía en la Unión Europea

23/10/2004 - Autor: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

portada 269
portada 269

El pasado 6 de octubre, la Comisión Europea dio su aprobación al inicio de las negociaciones para la adhesión de Turquía a la Unión Europea (UE). Sin embargo, la Unión no proporcionó ninguna indicación de cuándo tales negociaciones darían comienzo e impuso además duras condiciones que Turquía tendrá que cumplir. "La respuesta es un "Sí". Es un "Sí" condicionado", declaró Romano Prodi, presidente de la Comisión Europea, al Parlamento Europeo. "Una Europa que está segura de sí misma, que tiene una Constitución e instituciones y políticas sólidas…. no tiene nada que temer de la integración de Turquía", manifestó Prodi, en unas declaraciones recogidas por la Agencia France Presse. Según las estadísticas, Turquía, un país de 71 millones habitantes en vías de rápido crecimiento, se convertirá en el país más poblado de la Unión Europea en el año 2020. 

En Europa, algunos países tales como Alemania y el Reino Unido fueron rápidos en saludar la decisión de la Comisión y mostraron su apoyo a la adhesión turca. Alemania y Turquía están unidas por estrechos vínculos históricos que se remontan a varios siglos atrás. Alemania es el primer socio comercial de Turquía y más de tres millones de turcos viven ahora en ese país. El canciller federal, Gerhard Schroeder, y el ministro de Exteriores, Joschka Fischer, han mostrado el firme apoyo alemán a la candidatura turca. Sin embargo, la oposición conservadora rechaza la adhesión de Turquía, al menos por ahora. 

El informe de la Comisión señala que Turquía ha cumplido los requisitos políticos que son necesarios para la adhesión. La Comisión reconoce también que Ankara ha realizado un gran progreso en el terreno de los derechos humanos. El informe indica además que la herencia de Turquía podría resultar útil a la UE para promover sus intereses en Oriente Medio y los Balcanes y mejorar sus lazos con el mundo islámico.
Sin embargo, el informe señala que la "Comisión controlará la puesta en práctica de las reformas políticas y económicas en Turquía y publicará informes anuales acerca de su grado de conformidad con los estándares europeos". Además, la Comisión "recomendará la suspensión de las negociaciones en el caso de que se produzca en ese país una quiebra seria y persistente de los principios de libertad, democracia y respeto a los derechos humanos, a las libertades fundamentales y al Estado de Derecho, sobre los que la Unión está fundada". 

El problema reside ahora en que la decisión de la Comisión tendrá que ser aprobada por los 25 países que integran la UE. Algunos observadores creen que ningún país se atreverá a rechazar la adhesión turca, ya que esto significaría una bofetada en el rostro de los turcos y dicha nación tendría que hacer frente a probables represalias políticas y económicas de Turquía. Sin embargo, el camino hacia la integración turca será muy largo y difícil. La mayoría de los expertos hablan de 15 años de negociación, que podría quedar bloqueada además en cualquier momento. El informe habla a este respecto de que éste es un "proceso sin un final fijado y cuyos resultados no pueden ser garantizados de antemano". 

Por otro lado, el informe aboga por la imposición de limitaciones de carácter permanente sobre la emigración turca hacia Europa que no tienen precedentes en el caso de ningún otro país europeo. Esta decisión es fruto del temor de algunos países, como Alemania, a un fuerte incremento de dicha emigración. Sin embargo, es dudoso que Turquía vaya a aceptar una restricción permanente en este asunto. "Si vivimos juntos como una familia que ha formado sus valores políticos y económicos en torno al principio de libre circulación de trabajadores y que muestra su apoyo al diálogo y el compromiso entre las civilizaciones, y luego se intenta imponer algo a Turquía que no se ha impuesto a otro país, esto no sería justo. Las reglas no cambian durante el juego", manifestó el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, a la Agencia Analodu.

Satisfacción turca 

Turquía solicitó la adhesión a la UE en 1987, pero dos años más tarde el bloque soviético desapareció y los países del Este de Europa comenzaron a entrar en la Unión por delante, a pesar de que sus solicitudes eran más recientes y no habían jugado un papel en la defensa europea, como hizo Turquía durante cuarenta años. Turquía tenía entonces una política económica extremadamente proteccionista y un régimen dictatorial, lo cual imposibilitaba el que el país pudiera unirse a la UE. 

En noviembre de 2002, el islamista AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) ganó las elecciones y emprendió una serie de reformas tendentes a modernizar el país y lograr su adhesión a la UE, con vistas a conseguir más libertad religiosa y debilitar el poder de los militares y del establishment ultra laicista. El gobierno redujo la influencia del Ejército en la política, aunque las "fuerzas armadas en Turquía continúan ejerciendo su poder mediante una serie de mecanismos informales", según el informe. El gobierno de Erdogan cambió el código civil y el penal y las leyes económicas. Al mismo tiempo, tomó medidas para eliminar la corrupción. Los kurdos fueron autorizados a emitir programas en su idioma y éste comenzó también a ser enseñado también en las escuelas públicas.
La Comisión señala que, pese a estas mejoras en el historial de derechos humanos del país, existen todavía quejas en este campo. Aunque la tortura no es "sistemática", "numerosos abusos continúan teniendo lugar," indica el informe de la UE. 

En Ankara, la decisión de la Unión Europea fue alabada como un logro importante para la política exterior de Turquía y para el entendimiento entre el Cristianismo y el Islam. "Es una decisión histórica para Turquía y para Europa", manifestó el ministro de Exteriores, Abdullah Gul. Por su parte, Erdogan elogió el informe de la UE y lo calificó de "equilibrado". Sin embargo, advirtió que Turquía sólo aceptará "los mismos criterios y métodos" que se hayan aplicado a otros candidatos. Erdogan pareció también decepcionado por el hecho de que la Comisión no hubiera fijado una fecha específica para el inicio de las negociaciones. "Nuestro deseo es que las conversaciones comiencen oficialmente durante los primeros meses de 2005", dijo Erdogan. "Ahora la UE debe realizar su trabajo…. Si no queremos un choque de civilizaciones, sino tener éxito en nuestra política de reconciliación entre las mismas, Turquía debe conseguir su puesto en la UE." 

En los pasados meses, Erdogan ha realizado múltiples visitas a las capitales europeas para eliminar cualquier reticencia de los líderes de la Unión hacia la candidatura turca. Él señaló que algunos gobiernos europeos, que están preocupados por el tamaño de Turquía, por su economía y su religión no estaban dirigiendo su atención hacia los temas adecuados. "Además de hablar acerca de lo que la UE tendrá que pagar, ellos deberían también de hablar acerca de lo que la UE ganará con el ingreso de Turquía", manifestó Erdogan al Christian Science Monitor.

Por su parte, EEUU ha estado presionando a los países europeos "detrás del telón" con el fin de respaldar a su aliado de la OTAN. Algunos países europeos temen que la adhesión de Turquía, que se habrá convertido en el país más grande de la UE después de su adhesión, podría debilitar a Europa y reforzar las fuerzas pro norteamericanas en la UE. El pasado mes de junio, Bush provocó una reacción irritada de algunos líderes de la UE cuando apoyó públicamente la adhesión turca a la Unión. Durante un intermedio de la cumbre de la OTAN en Estambul, el presidente francés, Jacques Chirac, acusó a Bush de inmiscuirse en los asuntos internos de la UE.

El primer ministro británico Tony Blair es otro de los más firmes apoyos a la adhesión turca. Recientemente, Blair declaró al diario alemán Bild: "Una Turquía democrática y estable en la UE es extremadamente importante para la estabilidad y la seguridad de Europa y Oriente Medio".

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/43376-la_comision_europea_da_luz_verde_a_la_entrada_de_turquia_en_la_union_europea.html