webislam

Domingo 20 Octubre 2019 | Al-Ajad 20 Safar 1441
841 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=5265

Arabia Saudí sigue agobiada por su versión radical del islam

28/04/2004 - Autor: Donna Abu-Nasr - Fuente: Associated Press
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Saudi Arabia
Saudi Arabia
RIAD, Arabia Saudí - Cuando sus alumnos --adolescentes varones-- le preguntaron sobre el amor, Mohammed al-Suhaimi lo describió como un sentimiento noble. Y cuando le preguntaron si el islam permite la música, les respondió que aunque la cuestión está en disputa, la música es un don de Dios.
Hoy el maestro saudí de 37 años enfrenta la amenaza de tres años de cárcel y 300 latigazos. Su delito: desviarse de la interpretación del islam impuesta por el sector extremista en el sistema religioso del reino.

La situación de al-Suhaimi ilustra las dificultades que enfrentan los reformistas saudíes en su intento por liberalizar una sociedad cuyos códigos legales y sociales fueron dictados por las enseñanzas de Muhammad ibn Abdel-Wahhab, un religioso del siglo XVIII.

El wahabismo es la doctrina que la familia real abrazó hace tiempo a cambio de mantener un poder absoluto. Es la misma corriente que algunos funcionarios occidentales, como también algunos saudíes, creen contribuyó a configurar el pensamiento de Osama bin Laden y los 15 saudíes --de un total de 19 piratas aéreos-- que lanzaron los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

Para pulsar lo conservadora que es la sociedad saudí, basta ver lo que se dice en la internet del ministro de educación Mohammed al-Rasheed. Se le llama "secular". Dicen que "llevó mujeres a Beirut", un lugar supuestamente pecaminoso.

Es cierto que no es islamista. Pero eso no significa que no sea creyente. Y las mujeres eran profesoras universitarias que estaban en una conferencia a la que asistió en Beirut.

El verdadero "delito" de al-Rasheed, según diplomáticos saudíes y extranjeros, es haber expurgado de los textos religiosos el material ofensivo a cristianos y judíos, como también los capítulos sobre la guerra santa "yihad" armada.

"El wahabismo es como un pulpo, que por fuera se ve reluciente y suave pero que por dentro te estrangula", dijo Hasan Malki, un erudito islamista que fue de los primeros saudíes en manifestarse contra el extremismo antes de los ataques del 11 de septiembre.
El wahabismo sigue una interpretación literal del Corán y no permite versiones más flexibles que podrían facilitar la transición del reino a una nación más moderna y avanzada.

Como consecuencia, el reino tiene una infraestructura del siglo XXI pero una moral del siglo XVIII, particularmente en lo que se refiere a los sexos.

Los automóviles relucientes transitan las calles y carreteras saudíes. Pero las mujeres no pueden conducirlos y sólo se les permite subir a un automóvil con varones parientes suyos, porque de no ser así todos se arriesgan a ir a la cárcel por el delito de "mezclarse" entre sí.

En los restaurantes de Riad hay divisiones: una sección para varones y otra sección familiar para varones que acompañan a mujeres y niñas de su propia familia. Esta sección a su vez está subdividida en cubículos con mamparas para que los varones de una familia no miren a las mujeres de las otras familias.

En los centros comerciales se publicitan prendas de moda y ropa interior. Pero la policía religiosa vigila severa para asegurarse de que todas las personas con velo sean mujeres, que los varones no atisben a las féminas y que las filas en los puestos de comida estén segregadas.

Una mujer que llega en avión no puede salir del aeropuerto a menos que la acompañe un varón.

Aunque muchos saudíes se sienten asfixiados, de todos modos consultan a los religiosos para una infinidad de minucias cotidianas.

Una mujer llamó a un programa televisivo, "Edictos en el éter", pidiendo permiso para depilar las cejas de su hija porque son tupidas y perjudican sus posibilidades de matrimonio. La respuesta fue rotunda: Dios hizo las cejas tupidas, y así deben quedarse.

El wahabismo surgió en Nejd, en la zona central de Arabia, para erradicar las costumbres paganas que se habían infiltrado en el islam mil años después de su nacimiento, como las visitas a las tumbas o el uso de amuletos. Abdel-Wahhab basó su ideología en la escuela Hanbali, la variedad más ortodoxa del islam, y calificó de hereje toda disensión.

Nejd, que incluye Riad, la capital de 4 millones de habitantes, sigue siendo la región más estricta del reino.

Un pacto entre Abdel-Wahhab y Muhammad ibn Saud permitió que el clan Saud ganase territorio mediante una guerra santa.

A principios del 1900, cuando un descendiente de Saud consolidó el control de Arabia, no olvidó la deuda al wahabismo. Actualmente, el ministro de asuntos islámicos y otros altos funcionarios y clérigos son descendientes de Abdel-Wahhab.

Con el tiempo y tras la llegada de inversionistas occidentales, los clérigos se resistieron desesperadamente a lo que consideraban amenazas para la pureza del wahabismo: el telegrama, la radio, la televisión y más tarde las escuelas para niñas.

En determinado momento, según al-Malki, se opusieron a la enseñanza de la física y la química. Los Saud se negaron a esa pretensión, pero no han querido desafiarlos en cuestiones sociales, particularmente las relativas a las mujeres.

Actualmente, para calmar la furia de los conservadores por los cambios en los textos, el gobierno ha abierto las puertas a los extremistas en el ministerio de educación para que impongan todavía más restricciones a las niñas escolares.

El ministerio recientemente emitió una lista de pautas de conducta. Según Abeer Mishkhas, que escribió recientemente sobre el tema en Arab News, van más allá de los consejos tradicionales de comportarse bien, estudiar mucho y confiar en Dios: prohíben "depilarse las cejas, usar abayas (túnicas) inaceptables, usar maquillaje y perfume, portar teléfonos celulares".

"Mientras leía la lista", escribió la mujer, "tenía una vaga impresión de que estábamos desarrollando nuestra propia versión del Hermano Mayor de George Orwell"
Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/43178-arabia_saudi_sigue_agobiada_por_su_version_radical_del_islam.html