webislam

Martes 23 Julio 2019 | Az-Zulaza 20 Dhul-Qaadah 1440
650 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=175

El islam en Cuba

Ponencia Ing. Rafaela Andrea Morales Mesa * para el Congreso El Islam en las Dos Orillas.

09/02/2004 - Autor: Rafaela Andrea Morales - Fuente: Congreso Mundial de Musulmanes de Habla Hispana
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

En el Nombre de Dios. El Misericordioso, el Compasivo

Sólo son creyentes aquellos que se estremecen cuando se menciona el nombre de Dios, y que cuando se les recita sus signos se les acrecienta su fe y se encomienda a su Señor.

El Sagrado Corán (8:2)

El Islam y la Libertad de Religión en Cuba

Introducción

La libertad de profesar cualquier religión es un derecho incuestionable, no por el hecho de haber sido reconocido en el Artículo  18 de la Declaración de los Derechos Humanos, promulgada por la Organización de las Naciones Unidas en 1948, sino como una cuestión inalienable de las personas tanto en el contexto histórico social que le dio origen como debió ser desde los comienzos mismos de la humanidad.

Es un hecho la búsqueda de paradigmas sociales que contrarresten la profunda crisis socioeconómica a escala universal, a lo que se añade la carrera armamentista de estos últimos tiempos que convulsionan al mundo, en el que se observa un creciente encuentro de valores morales y espirituales. Para los retos que imponen la hegemonía de los poderosos, en estas situaciones de desequilibrios globales, la religión es uno de los recursos que el hombre busca para aliviar estos tiempos azarosos en diferentes regiones de los dos hemisferios.

Cuba, en diferentes etapas históricas ha atravesado por diferentes crisis  a través de sus luchas independentistas,  contra una total desestabilización socioeconómica provocada por los gobiernos de turnos de la república neocolonial, así como en oposición a las cruentas tiranías que dejaron a su paso miles de jóvenes masacrados y torturados. En esos tiempos se produjo una creciente actividad religiosa en la población.

A partir del año 1959, con el triunfo de la Revolución en el que se realizaron grandes  transformación en el orden económico, político y social en la vida del pueblo cubano debido a  grandes cambios que conlleva a eventos en la que la participación de las capas  más humildes y las clases trabajadoras y campesinas tuvieron participación decisiva el pueblo cubano, nunca se abandonó sus tradiciones religiosas, a pesar de que personas sin escrúpulos con fines  desestabilizadora en el orden  político buscaron generar conflictos religiosos amparándose en algunos clérigos con tendencias franquistas los que provocaron ciertos roces con el proceso social que acababa de iniciarse y en algunas instituciones religiosas.

Sin embargo, una línea de la Revolución y de sus dirigentes ha sido el respeto a las creencias religiosas del pueblo  y, en época tan temprana como el mismo año del triunfo de la Revolución, el Comandante en Jefe Dr. Fidel Castro Ruz declaró:  "... para mi lo más sagrado que hay es el pensamiento del hombre, su derecho a pensar libremente y a creer en una religión o en otra, señores es una conquista de nuestra patria el principio de la libertad de culto y el respeto a todas las religiones, a todas las creencias, a todas las ideas, a todos los credos, esta es precisamente nuestra posición democrática..." 1

En esta dirección, se inscribe el pensamiento surgido en el pasado siglo que delineara  la nacionalidad cubana, como, entre otros, el del presbítero Félix Varela y José Martí, Apóstol y Héroe Nacional, el que expresara tomando como ejemplo lo religioso "(...) vengo ...a animar con la buena nueva  fe de los creyentes .. a despertar con voces de amor... a llamar al honor severamente(...) "  

Cuba, desde los comienzos de la década de los noventa viene presentando un desequilibrio económico provocado básicamente por la caída del intercambio económico con el campo socialista y el recrudecimiento del férreo bloqueo que por más de cuarenta años aplica la nación más poderosa del mundo a Cuba. A esta situación se le denominó "período especial",  que ha suscitado un incremento religioso, no sólo de las religiones tradicionales sino de nuevas creencias que nunca han formado parte del cuadro religioso del país.

Dentro de estas religiones, que  comenzaron a practicarse a comienzos de la década del 90, el Islam, aunque era conocido por un sector reducido de la población y lejano o desconocido para otros, además tergiversado  por los medios de comunicación occidental, tuvo aceptación por parte de un grupo de cubanos surgido, en aquellos momentos, de los barrios más  populares de la capital, interesados en la búsqueda de una fe cumpliera con las necesidades espirituales no encontrada en las religiones establecidas hasta ese momento en el país.

Es objeto de este trabajo, ofrecer una panorámica general sobre la libertad de religión en la sociedad cubana actual, para ello tomo en consideración los resultados de las investigaciones del Departamento de Estudios Sociorreligiosos del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, institución académica que estudia la sociedad cubana, así como  mi experiencia personal .

Características del cuadro religioso cubano en el período prerrevolucionario

El catolicismo en el sistema colonial español era la religión dominante como expresa Ramírez Calzadilla 199,:3  "(...)  en esta etapa la libertad religiosa era prácticamente desconocida a favor del catolicismo en una relación orgánica entre la Iglesia Católica y la Corona. Sólo en sus momentos finales se fueron abriendo concepciones librepensadoras y antidogmáticas que han caracterizado lo más influyente del pensamiento cubano".

Sin embargo, las religiones africanas eran  discriminadas en esa etapa sociohistórica, sus creyentes tenían que sincretizar sus religiones, para evitar la represalia de los amos y de la iglesia, ya a finales del siglo XIX, fueron evolucionando hasta constituirse en la actualidad en religiones cubanas de origen africana. Sin embargo, la marginación de estas religiones continuó en la etapa de la republicana en la que eran consideradas religiones de negros o de personas muy pobres por lo que no eran tomadas como religiones.

A finales del siglo XIX, en la etapa de la intervención norteamericana se favoreció la entrada de las iglesias protestantes y el espiritismo. Las primeras iglesias protestantes se fueron expandiéndose y, poco más tarde, favorecidas por  el primer presidente de la nación de tendencia protestante, fuerueron llegando otras denominaciones protestantes al país.

Sin embargo, la Iglesia Católica logró gradualrmente recuperar una posición privilegiada. A  pesar del auge protestante, y de otras religiones que se establecieron en la nación como  el Judaímo, la Iglesia Ortodoxa Griega y algunas religiones de influencia caribeña como el Vudú. A pesar  de esto, la Iglesia Católica logró una estrecha relación con el poder político durante toda la etapa pseudorepublicana que le derivaron ciertos privilegios por encima de las demás organizaciones religiosas.

El Estado republicano se desentendió de las restantes religiones principalmente las de origen africano como la Santería,  el  Palo Monte, Las Sociedades Secretas Masculinas Abakuá y el Vudú las que quedaron discriminadas. "La Ley establecía sanciones complementarias en caso de enjuiciamiento a los portadores de las religiones "afro" consideradas como prácticas de brujería" (Ramírez Calzadilla, 1999:5).

En los primeros años del proceso revolucionario, el  que comenzó el primero de enero de 1959, se llevaron a cabo transformaciones sociales de forma radicales que favorecían a las clases más desposeídas de la sociedad, en este contexto, se produjeron enfrentamientos con algunas instituciones religiosas cristianas con el nuevo Estado de contenido político, las que poco más tarde fueron subsanadas. No obstante, gradualmente se fue asimilando un concepto mal llamado ateísmo científico sobre la base de criterios estrechos, dogmáticos, antidialéctico que realmente negaban los principios filosóficos sobre los que se sustenta la práctica política de la Revolución.

A finales de los 80,  se inició un proceso de rectificación de errores tanto en el orden económico como en todos los ámbitos de la vida social,  haciéndose más evidente en los años 90 con una concepción más objetiva y práctica con respecto a la religión.

El pueblo cubano  es religiosos, si bien, es cierto que no es  al estilo de los pueblos Latinoamericano pero nunca  dejó sus creencias a un lado, y ni se le obstaculizó hacer sus peregrinaciones a los lugares sagrados. Sin embargo,  "(..) no existe una religión organizada que tipifique la religiosidad del cubano(...)", Colectivo de Autores del DESR (1990:130). No obstante, existe una creencia religiosa que no está inscrita en ninguna iglesia determinada, la que se expresa con relativa autonomía, ese sistema religioso  es espontánea y cotidiano el que  puede ser llamado religiosidad popular, el cual, es un producto o resultante de una síntesis de las religiones tradicionales y es posible, la más común en la población cubana.

No fue hasta el  IV Congreso del Partido  en 1991, en el que se tomaron  acuerdos de importancia para las relaciones en el campo religioso uno  de ellos, la aceptación de creyentes en sus filas y la otra la propuesta de cambios en el texto constitucional orientado a su perfeccionamiento.

Como consecuencia de esta apertura religiosa, entre otros factores, comenzó a entrar en el país religiones no conocidas hasta ese momento, otras distinguidas por su música y otras conocidas pero lejanas y tergiversadas, dentro de ellas, el Islam se inscribe en este grupo la que hace su aparición aparentemente a inicios de los años 90.

El Islam en Cuba

Aunque poco reconocido e investigado, el Islam se inscribe en la historia de Cuba a partir de la derrota del dominio árabe-islámico a mano del reinado de Isabel. La Católica y Fernando de Aragón en el año 1492, los que pusieron fin a ocho siglos de permanencia musulmana en la península Ibérica. Este hecho, provocó la persecución implacable de los musulmanes que quedaron en la península. Por dicha razón, muchos de estos creyentes se convirtieron al cristianismo y se vieron involucrados en las diferentes expediciones que partieron hacia el Nuevo Mundo.

Hasta América llegó la influencia de los ocho siglos de permanencia árabe-musulmana, en estos tiempos se puede advertir sus huellas, en el lenguaje, arquitectura, que se le ha dado en llamar colonial, pero que tiene mucho de morisca, en hábitos culinarios, refranes populares, entre otros.  No obstante, hay que destacar que a finales del siglo XIX e inicios del XX llegaron a nuestras tierras cubanas una emigración árabe,  con características religiosas diversas,  pero que también aportó a ese gran mestizaje que es el pueblo cubano. Insisto, que aunque en Cuba el Islam no se practicó de forma directa, su influencia ha estado implícita en nuestra cultura.

El Islam en Cuba comienza cuando el primer grupo de musulmanes organizado comenzó por iniciativa de Pedro Lazo (Iahya), quien por azar encontró un ejemplar del Noble Corán  y, dado que hacía años se encontraba en busca de un espacio espiritual, lo leyó con interés. Sobre este encuentro con una religión para él desconocida, Lazo ha dicho: "Llegué a comprender el Islam y aceptarlo como fe revelada" desde ese momento se vinculó a estudiantes y personal extranjero musulmán, los cuales le ofrecieron literatura y conocimiento de la liturgia islámica., con ello fue creando una base teológica que lo impulsó a realizar en el año 1990 su conversión.

A partir de esa conversión surgió  interés por el Islam por parte  de sus familiares, amigos y vecinos, lo que devino en un incremento de miembros para la incipiente comunidad.. Pero no fue sino hasta 1992 que se logró una mayor aceptación del Islam. Bien sea porque las religiones  existentes no satisfacían  sus  necesidades  espirituales o los preceptos islámicos les eran  afines.

A los interesados en integrar la naciente comunidad islámica se les prepara, instruyéndolos en los principios básicos de la religión, fundamentalmente en los cinco Pilares: la unicidad de Dios y la aceptación de Muhadmmad (BP) como su profeta, los cinco rezos diarios, el ayuno en el mes del Ramadán, la caridad que todo musulmán   debe ofrecer a los necesitados y la peregrinación a la Meca, si la salud y los recursos económicos lo permiten. Si los aspirantes pueden entender y aceptar esto, se produce su conversión al Islam.

En Cuba no existen mezquita, ya que el Islam no existió de manera organizada dentro de las prácticas religiosas del pueblo cubano, y no fue hasta inicios de los años 90, cuando comenzó de forma grupal. No obstante, los musulmanes cubanos realizan sus actividades litúgicas en las casas de los practicantes de mayor conocimiento de la religión.

Sin embargo, hay una en particular, que ha sido tomada simbólicamente como mezquita , la que han denominado "de la Piedad" y es ahí, por lo general, a donde concurre la mayoría de los musulmanes cubanos y extranjeros que residen en el país para realizar el rezo de los viernes, estudiar el Noble Corán y otras actividades propias de la religión.

Desde sus inicios, la comunidad islámica cubana observó el ayuno del mes del Ramadán, así como el sacrificio que se hace como culminación de la peregrinación a la Ciudad Sagrada de la Meca, como culminación de estas dos actividades litúrgicas se realiza las festividades correspondientes la que desde el año 2000 se realizan en centros de recreo estatal  al aire libre con capacidad para acoger a la mayoría de sus miembros e invitados que se dan citas para celebrar en colectividad tales importantes acontecimientos.

Dentro de la joven comunidad  musulmana cubana existen  actualmente las dos principales escuelas de pensamiento islámico la sunnita y la chiíta. La mayoría es sunnita. En las festividades del Ramadán y en la del Sacrificio se unen para celebrar juntos tan importantecelebraciones litúrgicas.

En general, los profesionales y estudiosos musulmanes cubanos tienen un amplio sentido ecuménico, mantienen relaciones con diferentes instituciones y denominaciones religiosas así como centros científicos y estudiosos de la religión, participan en  conferencias, talleres, cursos de postgrados y mantienen una actividad científica activa así como actividades culturales.  

La mujer musulmana cubana

Dentro de la comunidad islámica cubana la presencia femenina está presente,  hasta hace poco se trataba de los familiares cercanas de los musulmanes en estos momentos se han incorporado mujeres que les ha atraído el Islam no sólo como religión sino como modo de vida. Realizan las mujeres musulmanas cubana una vida activa.

Se reúnen todos los cuartos domingos de cada mes para estudiar y confraternizar, e intercambiar impresiones. Todos los sábados y domingos realizan en colectividad estudios coránicos. No obstante, hay algunas tradiciones que no observan de forma ortodoxa como es el de vestirse de forma tradicional islámico.

Esto se debe al clima, unido a las agitadas actividades cotidianas y también a que aún no se encuentran arraigadas esas costumbres islámicas en sus tradiciones. Sin embargo, se observa un interés en ampliar sus conocimientos teóricos y prácticos del Islam.

Paralelo a sus actividades religiosas, la mayoría de las musulmanas cubanas se encuentran incorporadas al proceso laboral, educacional, cultural y político del país, sin dejar de cumplir suss actividades religiosas.

Las investigaciones en el orden social es una preocupación de las mujeres profesionales musulmanas de ello, se realizó una puebla exploratoria en la que se tomó una muestra de 42 mujeres de la población musulmana cubana, por parte de la doctora Fátima Linares (2000:8), la que  aplicó una encuesta con el ánimo de conocer ciertos datos sociodemográficos. En la muestra se constató diversidad de edades que oscilan entre 25 al 65 años, un nivel educacional que se mueve entre secundaria, enseñanza media superior y universitaria, mientras que por ocupación se encontraron diversas categorías: profesionales, técnicos medios, obreras calificadas y amas de casas.

En la sociedad cubana actual, la mujer tiene muchas facilidades para integrarse a la vida laboral activa, educacional y política y no pesan sobre ella limitaciones particulares para desarrollar suss potencialidades intelectuales.  Ni abandonar sus obligaciones como madre, esposa y ama de casa. A la vez, en el Islam no existen trabas para que la mujer pueda incorporarse a cualquier actividad que pueda llevar a cabo siempre y cuando pueda cumplir con su familia. Estos dos importantes elementos se conjugan en la mujer musulmana cubana para poder desempeñar cualquier actividad.

Los musulmanes cubanos están agrupados en la Asociación Islámica de Cuba aunque no tiene reconocimiento jurídico, pero se encuentra acreditada ante el gobierno y goza de toda la libertad para realizar sus actividades litúrgicas, recibe  delegaciones de musulmanes de otros países, realizan estudios coránicos semanales y festividades religiosas sin ningún tipo de interferencia estatal. Sus miembros se encuentran en la vida activa del país, lo mismo económica, política que en la cultura. No hay duda que los musulmanes cubanos a pesar del poco tiempo que lleva constituida, se ha desempeñado y ha ganado en conocimiento teológico y práctico, sus miembros expresan un concepto ecuménico positivo y, en particular , se advierte la intención de alcanzar un mayor espacio en el contexto religioso y cultural de la sociedad cubana contemporánea. 

La libertad religiosa en la sociedad cubana actual

La Constitución de 1902, la cual establecía en su Artículo 26, Título IV. " La Iglesia estará separada del Estado, el cual no podrá subvencionar en caso alguno, ningún culto", y  seguidamente explica: "Es libre la profesión de todas  las religiones así como de todos los cultos sin otra limitaciones que el respeto a la moral cristiana" antes, en 1898, el interventor norteamericano Leonard Wood, había lanzado una Constitución Provicional en la que declaró la libertad de cultos, pero sólo limitada a los cristianos.

En términos similares a la Constitución de 1902, se inscribió la segunda constitución republicana en 1940, la que continuaba la tradición de las Constituciones de la República en Armas de separar las creencias religiosas del Estado, y no favorecer ninguna de ellas, aunque de hecho, la Iglesia Católica tuvo una posición privilegiada, mantenida desde la  época de la colonia y, continuada en la sociedad cubana hasta finales de la década de los 50.

Después del triunfo de la Revolución en la Constitución Socialista promulgada en 1976 y aprobada por el 96% de la población, se conservó la tradición mambisa y dio respaldo legal a la referida concepción de  libertad de creencia sin darle preferencia a una sobre las demás.

En el IV Congreso del Partido Comunista de Cuba el que se realizó en octubre de 1991, se aprobó en sus estatutos el ingreso al Partido de los revolucionarios con condiciones para ingresar en dicha organización que tengan creencias religiosas.

En la actualidad, algunos miembros de diferentes  denominaciones religiosas pertenecen a la Asamblea del Poder Popular Nacional, el Parlamento Nacional,  los que tienen una participación activa dentro de sus posiciones como parlamentarios.

En el encuentro partidista, se hizo necesario modificar algunos Artículos del texto de la Constitución la que se llevó a efecto en 1992 en la que se patentizó el carácter laico del Estado y la libertad religiosa.

En el Artículo 8 expresa " el Estado reconoce, respeta y garantiza la libertad de religiosa en la República de Cuba, las instituciones religiosas están separadas del Estado.

Las distintas creencias y religiones gozan de igual consideración".

En el artículo 42 se enfatiza "La discriminación por motivos de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y sancionada por la ley (...)"

En el Artículo 55 de la constitución de la República expresa "... reconoce, respeta y garantiza la libertad de cada ciudadano de cambiar de creencia  religiosa o no tener ninguna, y a profesar dentro del respeto a la ley, el culto religioso de su preferencia". Además establece que " La ley regula las relaciones del Estado con las instituciones religiosas...".

La Ley 62, del Código Penal, que entró en vigor el 30 de abril de 1988, en su artículo 294,  1 y 2 reconoce lo siguiente: "Delitos contra la libertad de cultos", penaliza la interferencia de las prácticas litúrgicas de cualquier organización religiosa reconocida.

La Ley 54 de Asociaciones, que registró las condiciones sociales desde la intervención norteamericana en el país acerca de las asociaciones existentes en el país, ha quedado sujeta a  estudio hasta que se promulgue  una Ley de Culto, específica a las condiciones objetivas  referente a los cultos que se desarrollan en la actualidad  y que aun no ha sido promulgada.

La Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos adjunto al Comité Central del Partido, se encarga de prestar su colaboración de forma oficial a todas las organizaciones religiosas, así como  atiende a todas las personalidades del medio religiosos que se desempeñan en  el país.
 

Bibliografía:

- Betto, F. (1985): Fidel y la Religión. Conversaciones con Frei Betto. Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana. Pp.194-356

- Colectivo de Autores del Departamento de Estudios Sociorreligiosos del CIPS 1990: La Religión en el Cultura Cubana. Ed. Academia, La Habana.

- Constitución de la República de Cuba. Editora Política, La Habana. pp. 5, 21. 26.

- Corán, El Sagrado. Centro Islámico de Venezuela. Valencia.

- Linares, González Fátima Marta. (2000) La Mujer Musulmana en la Sociedad Cubana Actual. Tercer simposio Internacional la Presencia Arabe e Islámica en América, La Habana.

- Martí Pérez, José. 1973. Obras Completas. Instituto cubano del Libro .Editorial de Ciencias Sociales Tomo VII p.183.

- Miná, Gianni (1987): Un Encuentro con Fidel. Entrevista concedida a Gianni Miná. Oficina de Publicaciones  del Consejo de Estado, La Habana. Pp.251-263

- Morales, Mesa Andrea. (2000): La Comunidad Islámica Cubana Departamento de Estudios Sociorreligosos. Centro de Estudio Psicológicos y Sociológicos, CIPS. La Habana. (inédito).

-  -----------------------------(2002):.El Islam en la Actualidad Cubana. En Islam y la Nueva Jihad. Revista Académica para el Estudio de las Religiones, ALER. Ciudad  de  México. Pp.93-102

-  Ramírez Calzadilla, Jorge. (1999): La Libertad de Religión. su evolución en las condiciones cubanas. Departamento de Estudios Sociorreligiosos del Centro de Investigaciones Psicológicas y sociológicas, CIPS. La Habana.pp.1-16.

-  --------------------------------(2000): Religión y Relaciones Sociales. Editorial Academia, La Habana .

-  Torrado, Fabio Raimundo. (1989): Fidel Castro. Los Derechos Humanos 1959-1988.Selecció Temática. Editora Política. La Habana.p.91


Nota:

1 Entrevista ante las cámaras de CMQ-TV, La Habana, 6 de marzo. 1959 y Discurso por el día Internacional de los Trabajadores, La Habana, 1º de mayo 1961

* Asociación Islámica de Cuba, La Habana, 2003

Anuncios
Relacionados

El islam en Chile

Noticias - 09/02/2004

El islam en Brasil

Noticias - 09/02/2004

La página Web del congreso Islam en las Dos Orillas

Noticias - 05/12/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/43089-el_islam_en_cuba.html