webislam

Domingo 5 Julio 2020 | Al-Ajad 14 Dhul-Qaadah 1441
3081 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3219

Detenido por espionaje el capellán musulmán de Guantánamo

25/09/2003 - Autor: Rosa Townsend - Fuente: El País
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La investigación se centra en posibles contactos con Al Qaeda 

Miami - El único capellán musulmán de la base naval de EE UU en Guantánamo, James Yee, ha sido detenido bajo sospechas de espionaje para la organización terrorista Al Qaeda y traición. El capitán Yee, graduado en West Point, permanece en el centro militar de confinamiento Naval Consolidated Brig de Charleston (Carolina del Sur), según confirmó el capitán Thomas Crossom, del Mando Sur del Pentágono.

Yee fue detenido con documentos secretos cuando regresaba de Guantánamo (en Cuba) a Florida el 10 de septiembre, tras una larga investigación conjunta de la policía militar y el FBI. La justicia militar no ha presentado cargos contra él. "La investigacion continúa, y Yee seguirá detenido hasta que concluya la investigación", afirmó Crossom anoche.

Entre los documentos que le confiscaron a Yee al bajarse del avión en la base militar de Jacksonville (Florida), figuraban diagramas de las celdas, mapas de la base de Guantánamo y la lista completa con los nombres de todos los detenidos. La investigación se centra en la sospecha de que estuviera obteniendo información y documentos para pasárselos a la organización terrorista de Osama Bin Laden.

Yee, de origen chino, se convirtió al islam en 1990 y dejó el Ejército estadounidense a mitad de esa década para trasladarse a Siria. Años después se reincorporó y a fines del año pasado fue destinado a Guantánamo como capellán de los cerca de 660 musulmanes detenidos por EE UU en Afganistán tras los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Durante una entrevista con EL PAÍS el pasado febrero en Guantánamo, Yee, también conocido por su nombre musulmán, Yousef, afirmó que "la mayoría" de los detenidos eran personas pacíficas que se habían visto atrapadas involuntariamente en la guerra de Afganistán. El capitán Yee ha sido el consejero espiritual y el principal interlocutor de los detenidos con sus captores desde el momento en que el Pentágono instauró un sistema de premios y castigos para estimular la cooperación en los interrogatorios.

Los cerca de 660 detenidos en la base estadounidense, entre ellos varios adolescentes de entre 13 y 15 años y un ciudadano español, se encuentran en un limbo jurídico desde su llegada al campo al final de la guerra de Afganistán, en diciembre de 2001. No han sido formalmente acusados de ningún crimen y no han tenido acceso a un abogado. Los estadounidenses les consideran "una amenaza militar", y les han sometido a interrogatorios.

El Comité Internacional de la Cruz Roja, y organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Right Watch han denunciado el trato reservado a los menores de edad y a todos los prisioneros de Guantánamo. Según una información oficial del departamento de Defensa estadounidense, hasta la fecha, 31 presos han intentado suicidarse.

El Pentágono vincula al capellán de
Guantánamo con radicales islámicos 
Por Rosa Townsend
El Pais - Internacional
22-09-2003


El capitán Yee, de 34 años y origen chino, se hizo musulmán tras la guerra del Golfo

Sobre el capellán musulmán del penal de Guantánamo pesan varias sospechas de espionaje y traición a la patria, pero la que precipitó su detención es su presunta conexión con grupos islámicos radicales en Estados Unidos. El Pentágono cree que el capitán James Yee, también conocido por su nombre musulmán, Yousef, de 34 años, se disponía a entregar a esas células extremistas los documentos secretos confiscados al detenerle en Florida el 10 de septiembre.

Yee se encuentra ahora en una situación similar a la de los presos a los que aconsejaba en Guantánamo: no ha sido formalmente acusado y permanece incomunicado en la prisión militar Naval Consolidated Brig, en Carolina del Sur. Yee está recluido en una celda de confinamiento solitario, junto a otros dos presos de nacionalidad norteamericana acusados de complicidad con terroristas de Al Qaeda.

Llevaban varios meses vigilándolo de cerca, porque el tipo de consejos que daba a los detenidos cada vez despertaba mayores dudas; y la hermandad que parecía haber forjado con ellos trascendía la relación habitual entre un clérigo y un creyente, según fuentes allegadas a la investigación. "En algunos casos, más que consejos espirituales les entrenaba sobre cómo responder o esquivar las preguntas en los interrogatorios", señala la fuente. Le destinaron a Guantánamo en noviembre de 2002, precisamente cuando comenzaba una nueva fase estratégica cuya pieza central eran los interrogatorios. De hecho, gran parte de la información que condujo a detener a varios jefes de Al Qaeda en Pakistán procedía de presos de Guantánamo que habían "cooperado".

Simultáneamente, empezaron a investigar sus relaciones con grupos musulmanes en EE UU y, según el Pentágono, descubrieron vínculos con células radicales. El 10 de septiembre, Yee tomó el vuelo de la aerolínea Continental fletado por los militares de Guantánamo para transportar personal a la base de Jacksonville, en Florida. Llevaba una carpeta de documentos confidenciales a los que en teoría no tenía acceso, como la lista completa de los detenidos y la de sus interrogadores de la CIA, la DIA y el FBI, ésta última altamente comprometedora para la seguridad de los agentes, según las fuentes consultadas. Nada más aterrizar le interrogaron durante casi cuatro horas y después le detuvieron. La policía militar había registrado previamente su apartamento en Miami.

Yee, graduado en la academia militar de West Point en 1990, portaba también diagramas de las celdas de Guantánamo y mapas de las distintas dependencias de la base. Qué pensaba hacer con ellos, a quién se los iba a dar y con qué fin es ahora objeto de la investigación. No es casualidad que lo detuvieran el 10 de septiembre, víspera del segundo aniversario de los atentados del 11-S, con el país bajo alerta máxima. Tampoco lo es el que vigilaran sus pasos en Guantánamo, como parte de una amplia investigación de los Departamentos de Defensa y Justicia sobre capellanes musulmanes en el Ejército -Yee es uno de los 12 que hay- y las prisiones, denunciada por los grupos de derechos civiles.

Su juicio, si le llegan a encausar, no sería en los mismos tribunales en que EE UU va a juzgar a los presos de Guantánamo, sino en una corte marcial, que le otorga más derechos procesales. A diferencia de los presos talibanes, Yee cuenta con un abogado defensor y su detención no podrá ser indefinida. El código de justicia militar establece un plazo máximo de 120 días para formular cargos contra cualquier miembro de las fuerzas armadas de EE UU.

Yee nació en Springfield, Nueva Jersey, en el seno de una familia china luterana. Se convirtió al islam después de haber estado destinado en Arabia Saudí tras la guerra del Golfo. Poco después, dejó el Ejército para profundizar en sus estudios islámicos y de la lengua árabe en Siria. Allí se casó y regresó convertido en imam para reincorporarse a las fuerzas armadas de EE UU, a fines de los noventa.

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/42887-detenido_por_espionaje_el_capellan_musulman_de_guantanamo.html