webislam

Jueves 25 Mayo 2017 | Al-Yuma 29 Shaban 1438
1376 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=855

SIDA: El genocidio silencioso del Imperio

03/01/2003 - Autor: Jesús García Blanca - Fuente: Cádiz Rebelde
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

"Un Estado totalitario realmente eficaz sería aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coerción alguna por cuanto amarían su servidumbre. Inducirles a amarla es la tarea asignada en los actuales Estados totalitarios a los Ministerios de Propaganda, los directores de periódicos y los maestros de escuela".
Aldous Huxley. Prólogo de "Un mundo feliz".

En 1981, el Servicio de Inteligencia de Epidemias (EIS) integrado en los Centros para el Control de las Enfermedades norteamericanos (CDCs), apoyados por una compleja estructura de poder que incluye instituciones estatales –Institutos Nacionales de Salud (NIHs), Administración de Alimentos y Medicinas (FDA)- y grandes compañías farmacéuticas transnacionales, pusieron en marcha un gigantesco y multiforme mecanismo de control social: la Pandemia SIDA.

Esta colosal herramienta se inscribe en la estrategia global de control imperial, lo que significa que es una construcción planificada conscientemente, que actúa a múltiples niveles, y que despliega un amplio espectro de consecuencias criminales.

Los intereses imperialistas del gobierno norteamericano, la actuación de las agencias integradas en su aparato sanitario, la complicidad de científicos sin escrúpulos, el poder económico y mediático de las multinacionales, la inercia, la credibilidad, la falta de espíritu crítico, la capacidad manipuladora de Falsimedia(1) y la colaboración de numerosos agentes sociales integrados en la red de intereses de poder que abarca el campo de la salud y la enfermedad –ONGs, Asociaciones de Profesionales, Universidades, Centros de Investigación- están provocando un silencioso genocidio sin precedentes.

Las fronteras de la infamia

La labor conjunta de científicos y médicos independientes, organizaciones, periodistas, activistas, abogados y afectados ha conseguido poner en evidencia el montaje y ofrecer alternativas.(2)

La situación actual podría resumirse así:

Los "descubridores" del VIH reconocen que no han demostrado su teoría. Varias sentencias judiciales han recogido ese hecho crucial.

Los laboratorios fabricantes reconocen –y así lo advierten en sus folletos de instrucciones- que los test de VIH son inútiles como diagnóstico.

Nadie ha explicado aún cómo el VIH destruye las "defensas".

Los supuestos "tratamientos antivirales" producen exactamente las condiciones atribuidas al VIH.

Recientes investigaciones en los campos de la Inmunología y la Biología Molecular deslegitiman radicalmente los mecanismos de actuación de lo que se ha llamado "SIDA".

Investigadores independientes explican de forma coherente y rigurosa los problemas de salud considerados como parte del "Síndrome de Inmunodeficiencia" y han propuesto tratamientos alternativos no agresivos que están funcionando con éxito en personas afectadas –incluso terminales.

Entretanto:

Las multinacionales farmacéuticas continúan impasiblemente renovando productos contra el VIH y desplazando a los países pobres los que van evidenciado un estrepitoso fracaso en los ricos. Como mecanismo fundamental de marketing utilizan las Conferencias Internacionales anuales, su "cercanía" a gobiernos (3) y agencias internacionales y sus órganos de propaganda de los que se salvan pocos medios de comunicación importantes.

Los responsables políticos, con contadas excepciones –como la del presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki- se someten a pie juntillas a los dictados imperiales.

La élite de científicos que han conseguido puestos de privilegio, enormes subvenciones, premios, prestigio, curriculums y portadas de revistas de tirada planetaria, luchan con uñas y dientes para impedir el debate forzando a sus propios colegas a hundirse en las ciénagas de la indignidad, la falta total de escrúpulos y la complicidad criminal.

Los profesionales de la salud continúan ocultando a sus pacientes información vital, realizando pruebas diagnósticas de infección por VIH a sabiendas de que no han sido validadas y prescribiendo fármacos considerados venenos que matan y producen malformaciones congénitas.

Los activistas de la mayoría de las organizaciones y asociaciones de voluntarios son financiados por gobiernos, (4) agencias internacionales o directamente por los laboratorios y se han convertido en parte de la maquinaria de marketing de sus productos.

Y Falsimedia en su papel: desinformación, manipulación, descontextualización y reproducción de consignas.

Estas actuaciones pueden resumirse en pocas palabras: violación flagrante y sistemática de los Derechos Humanos.

Violación de Derechos Humanos

El acceso a la información sin restricciones que posibilita decisiones libres constituye uno de los pilares fundamentales de la verdadera democracia. Este hecho tiene especial importancia cuando se refiere a asuntos en los que está en juego la salud o la vida.

Que ninguno de los regímenes autoproclamados democráticos son auténticas democracias es algo sabido. Sin embargo pocos sospechan hasta qué punto el fenómeno SIDA constituye uno de los ejemplos más dramáticos de esa hipocresía que desemboca en lo criminal.

La grave obstrucción del derecho a la información –la censura pura y dura- no es más que el colofón necesario que complementa con aplastante lógica la violación sistemática de los derechos humanos por parte de los responsables políticos, médicos y científicos.

De una lista interminable de declaraciones, convenciones, manifiestos y legislaciones repletas de perverso cinismo, propongo este breve recorrido:

Declaración Universal de Derechos Humanos

1. Sobre el comportamiento fraternal de los seres humanos...

3. Sobre el derecho a la vida...

5. Sobre la prohibición de tratos crueles, inhumanos o degradantes...

18. Sobre la libertad de pensamiento...

19. Sobre el derecho a dar y recibir información...

25.2. Sobre la protección especial de la maternidad y la infancia...

28. Sobre el establecimiento de un orden social que garantice estos derechos...

Convención sobre la Prevención y castigo del crimen de Genocidio (1948)

Por Genocidio se entiende cualquiera de los siguientes actos cometidos con la intención de destruir en su totalidad o en parte, un grupo nacional, étnico, racial o religioso:

a) matar a miembros del grupo;

b) causar serios daños físicos o mentales a miembros del grupo;

c) infligir deliberadamente sobre el grupo condiciones de vida calculadas para provocar su destrucción física en su totalidad o en parte;

d) imponer medidas que intenten prevenir nacimientos dentro del grupo.

Declaración sobre los principios fundamentales de los derechos humanos, la ética y la humanidad aplicables en el contexto del VIH y el SIDA (1992)

 

Artículo 3º. El respeto del derecho a la vida y del derecho al más alto nivel alcanzable de salud física y mental impone a todos los Estados la obligación de proteger la salud pública, incluida la provisión de información apropiada (...).

Artículo 5º. El respeto del derecho a la integridad física y a no ser sometido a tratos inhumanos o degradantes exige que nadie sea sometido a ningún tratamiento, prueba médica o investigación sin su consentimiento libre e informado.

Artículo 15º. El respeto a la dignidad humana y la autonomía individual exige que toda persona tenga libertad para tomar decisiones relativas a su propia vida en la medida en que esas decisiones no menoscaben los derechos de otros y que cada persona sea protegida de la injerencia injustificada de otras personas.

Artículo 16º. Por lo que respecta a la salud, el respeto de la dignidad humana y la autonomía individual exige que quienes formulan la política aseguren que todas las personas y comunidades tengan acceso a la información y el apoyo necesarios para que puedan tomar decisiones apropiadas con respecto a su propia salud, bienestar y atención médica.

Declaración de París sobre las mujeres, los niños y el SIDA (1990)

La Conferencia insta a todos los gobiernos, a las NNUU, a la comunidad científica y a los profesionales de la salud:

"8. A promover la maternidad segura para todas las mujeres y a asegurar que aquéllas infectadas con el VIH reciban la información apropiada y tengan acceso a los servicios de salud, incluyendo la planificación familiar, la asesoría y otros apoyos psico-sociales, de tal manera que puedan tomar decisiones informadas sobre la maternidad.

12. A asegurar servicios de recaudo y transfusión de sangre seguros y adecuados, incluyendo la aplicación de pruebas apropiadas.

14. A asegurar que se priorice y destinen los recursos necesarios para la investigación de la infección de VIH/SIDA en mujeres, niños y familias (...). La investigación debe enfocarse también en las formas alternativas de proveer servicios de salud y de tipo social para mujeres, niños y familias afectadas por el VIH".

Declaración cumbre de París sobre el SIDA (1994)

Los jefes de Gobierno de los 42 Estados reunidos se comprometieron a:

"7. Fortalecer los mecanismos nacionales e internacionales que se ocupen de los derechos humanos y de la ética en materia de VIH/SIDA incluido el recurso a un consejo consultivo y a las redes nacionales y regionales para ofrecer asesoramiento, recomendaciones y orientaciones útiles, a fin de asegurar que los principios de no discriminación y de respeto a la ética y de los derechos humanos sean parte integrante de todas las actividades de lucha contra la pandemia".

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA:

Artículo 15. Sobre el derecho a la vida;

20.1.a. Sobre el derecho a expresar y difundir libremente pensamientos, ideas y opiniones;

20.1.d. Sobre el derecho a comunicar y recibir libremente información veraz;

40.2. Sobre las garantías de formación y readaptación de los profesionales;

43.1. Sobre el derecho a la protección de la salud;

43.2. Sobre la competencia de los poderes públicos en la organización y tutela de la salud pública;

44.2. Sobre la promoción de la ciencia y la investigación científica y técnica;

51.2. Sobre la obligación de promover la información y la educación de los consumidores, fomentar sus organizaciones y oirlas en cuestiones que puedan afectarles.

Código Penal Español

Finalmente –y sin entrar en un análisis detallado de las responsabilidades judiciales en las que de seguro se está incurriendo- es importante destacar la referencia que hacía hace poco en la revista Jano, el abogado H. Jausás al Título IV del Libro II del nuevo Código Penal titulado "De las lesiones al feto":

"tipifica expresamente como delito el causar con dolo o por imprudencia en un feto una lesión o enfermedad que perjudique gravemente su normal desarrollo o que provoque en el mismo una grave tara física o psíquica".(5)

Exigencias mínimas para frenar el genocidio

1. Prohibición inmediata de tests y tratamientos antivirales. Los tratamientos no agresivos aportados por científicos y médicos independientes deben ser sometidos a estudios controlados en hospitales públicos y ponerse a disposición de los afectados.

2. Debate público implicando a la mayor cantidad posible de agentes sociales y poderes públicos. Toda la información debe ponerse en la forma adecuada a disposición de los ciudadanos.

Quizá muchos consideren que instituciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional se crearon para distribuir justicia y combatir la pobreza del mundo y que el objetivo de las multinacionales farmacéuticas y de las Fundaciones Rockefeller o Gates es proteger la salud de los habitantes del planeta.

Quizá piensen que los programas de abortos, esterilización y AZT para los países africanos son una forma de regular el crecimiento de la población de forma más civilizada que las guerras tribales.

Quizá tengan fe en la bondad y objetividad de grandes científicos como Gallo, Montagnier, Fauci o Ho y confíen en la pluralidad de los medios de comunicación de masas, en la inocencia e independencia de las ONGs, en la capacidad crítica de los médicos y en el carácter esencialmente altruista y filantrópico de los gobiernos.

Una dolorosa experiencia de años demuestra que los "ciudadanos pasivos" de Petras o los "esclavos de no importa quien" de Reich son legión.

Quienes llevamos muchos años luchando en esta trinchera sabemos que el fenómeno SIDA no es más que otro escenario de la inmensa batalla por la vida, la dignidad y la justicia; dicho de otro modo, otro escenario de la guerra contra el Imperio.

* Miembro de la Junta Directiva de Plural-21. Asociación para el cuidado de la vida en un planeta vivo. Organización independiente que viene trabajando durante más de una década en problemas de salud y en particular en el problema SIDA a partir de enfoques críticos. Documentación científico-médica, precedentes judiciales, denuncias y dossiers de prensa disponibles; pueden solicitarse a Plural-21
(teléfono: 93.450.13.00 e-mail: plural-21@plural-21.org)
o directamente al autor: kefet@telepolis.com
 

Notas

1- Neologismo propuesto por Antonio Maira en www.cadizrebelde.com para designar al conjunto de Medios de Comunicación de Masas y su labor de construcción de una falsa realidad al servicio del poder.

2- Para una exposición detallada y completa de los argumentos: "SIDA y ciencia dogmática: los límites de la rebeldía" (disponible en la red en www.profesionalespcm.org/SIDA/ciencia.html). Artículos científicos disponibles en www.virusmyth.net/aids/perthgroup/index.html.

3- Con la reciente luz verde del Senado norteamericano al Superministerio de Seguridad propuesto por Bush se ha colado un interesante documento –de no menos de 400 folios- en el que se detallan los "regalos" a determinados bienhechores. Según el diario El Mundo (21 de noviembre), "entre ellos, el capítulo que protege a la Industria farmacéutica en el caso de pleitos por los efectos secundarios de las vacunas".

4- Los CDCs norteamericanos por ejemplo disponen de un "Programa de Asociaciones" especialmente dedicado a estos menesteres: cantidades ingentes de dólares son donados a asociaciones de hemofílicos, grupos de homosexuales y a numerosas organizaciones de activistas del SIDA.

5- Hace ahora un año que el autor se dirigió a la Fiscalía General del Estado para denunciar los siguientes hechos: El Ministerio de Sanidad español administra a las embarazadas y bebés que han resultado positivas al test de VIH productos que además de no tener los efectos terapéuticos proclamados por sus fabricantes, están documentados como tóxicos y producen abortos espontáneos, anormalidades, cáncer, mutaciones y ruptura de cromosomas. Se citan precedentes judiciales y se alude a la previsible violación del principio de consentimiento informado además de los mencionados artículos del Código penal sobre lesiones al feto (texto completo de la denuncia en www.profesionalespcm.org/SIDA).

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/42539-sida_el_genocidio_silencioso_del_imperio.html