webislam

Lunes 21 Octubre 2019 | Al-Iznain 21 Safar 1441
807 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1105

El atentado que nunca existió: islamofobia e histeria en Florida

30/09/2002 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

El incidente de principios de septiembre en el que estuvieron implicados tres estudiantes de medicina musulmanes en Florida es una muestra más de los esfuerzos del gobierno y los principales medios de comunicación de EEUU para difundir un clima de temor y el pánico entre la población de EEUU y para utilizar la "guerra contra el terrorismo" como un pretexto para poner en práctica algunas medidas de estado policial.

Dos semanas después de que una operación "antiterrorista" cerrara al tráfico una de las principales autopistas interestatales durante la mayor parte del 13 de septiembre, se supo que los tres jóvenes a los que las principales cadenas de televisión habían tratado como "supuestos terroristas" no tenían nada que ver con el terrorismo ni habían violado ninguna ley. Su único "crimen" era el de tener una apariencia islámica.

La historia comenzó en el restaurante Shoney´s de Georgia el pasado 12 de septiembre, el día después del primer aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre. Tres jóvenes -Ayman Geith, de 27 años, Kambiz But, de 25, y Omar Choudary, de 23- que se dirigían a Florida para proseguir su formación en el Hospital de Larkin, en el sur de Miami, se detuvieron para comer en un restaurante de la autopista.

Eunice Stone, que estaba sentada en una mesa cercana a la de los jóvenes, afirmó que había oído a los tres jóvenes discutir un plan para un ataque terrorista. Ella declaró a la cadena Fox News que uno de los jóvenes había dicho: "Ellos creen que fue malo lo del 11 de septiembre, pues que esperen a lo del 13 de septiembre". Los tres jóvenes insistieron, por su parte, que nunca mencionaron el "11 de septiembre" en la conversación y que estaban discutiendo un plan para transportar un coche y no un "ataque terrorista".

Durante la entrevista con Stone, los presentadores de la cadena llegaron a felicitar a la mujer, presentando así el espionaje doméstico que la Administración Bush está fomentando dentro de EEUU como una muestra del "espíritu patriótico".

En una entrevista concedida a ese mismo programa el 16 de septiembre, Omar Choudary explicó: "Mis planes eran el comprar un coche en Miami, y estaba diciendo que si no encontraba uno que me conviniera en esta ciudad, intentaría conseguirlo en Kansas City y después haría que me lo trajeran hasta Miami. Entonces Kambiz me preguntó: "¿Tienes bastante dinero para hacer que te lo traigan? Eso podría ser caro". Yo le respondí: "Tengo algunos contactos y creo que podría hacer que me lo trajeran sin que ello me resulte demasiado caro".

El verbo inglés por Choudary para referirse al coche fue "bring down", que en otro contexto también significa "derribar o demoler". Al parecer, Stone oyó esta palabra y eso la hizo reaccionar. Ella siguió a los hombres hasta sus coches, anotó sus matrículas y llamó a la policía y les informó que ella creía que unos jóvenes iban a llevar a cabo un ataque terrorista en Miami. Lo que siguió fue un enorme despliegue policial y de los medios de comunicación, que informaron ampliamente acerca del "complot terrorista".

Se dio una alerta general en todo el país y los agentes del FBI rastrearon sus bases de datos para comprobar la posible existencia de vínculos entre los jóvenes y alguna organización terrorista. Ellos fueron detenidos por tropas estatales alrededor de la medianoche del día 12 de septiembre. Todas las cadenas de televisión llegaron al lugar de la escena, retransmitieron boletines especiales y advertencias sobre la posibilidad de un gran atentado terrorista. La autopista interestatal 75 del sur de Florida se mantuvo cerrada durante la mayor parte del día siguiente, 13 de septiembre. Los agentes interrogaron a los jóvenes y registraron sus pertenencias. Oficiales de policía con perros detectores de bombas examinaron sus dos coches. Fuerzas especiales especializadas en la detección de explosivos estudiaron un pequeño paquete que se encontraba en uno de los vehículos. El FBI y la Oficina de Investigación de Georgia registraron la habitación del motel de Calhun, donde los tres habían pasado la noche anterior, buscando pruebas de su culpabilidad, pero no hallaron nada.

La histeria llegó incluso a Hannover Park, un suburbio de Chicago, debido a que el número de matrícula de un coche perteneciente a dos hermanos, Salud y Fernando Muñoz, era el mismo que el de una matrícula que uno de los detenidos en Miami había tenido durante un tiempo. Cámaras de televisión quedaron apostadas en frente del hogar de los hermanos Muñoz. La policía tuvo que cerrar una parte de la calle donde vivían para evitar aglomeraciones. Salud Muñoz fue interrogado por la policía y asediado por los periodistas cuando abandonó la comisaría. Fernando tuvo que abandonar su puesto de trabajo cuando éste fue literalmente asaltado por cientos de reporteros que querían entrevistar al "terrorista". Los dos hermanos fueron oficialmente exculpados, sin embargo, aquella misma tarde.

La masiva operación policíal ocupó las primeras portadas de todos los diarios y cadenas informativas del día 13. Toda una cadena de "expertos" y comentaristas especularon acerca de los posibles motivos y los objetivos probables de estos "terroristas". Una empleada de una autopista manifestó además a los medios que Kambiz But había huido sin pagar el peaje. "Terroristas" y encima ladrones, fue la conclusión general a la que las cadenas de televisión llegaron.

En Florida, tras 17 horas de investigaciones, las autoridades fueron incapaces de reunir una sola prueba que incriminara a los tres estudiantes de medicina y ellos fueron puestos en libertad. La empleada de la autopista tuvo que rectificar su historia cuando un video grabado por una cámara de vigilancia mostró que los dos coches en que viajaban los jóvenes habían pagado la tasa de peaje de 1,50 dólares. El sheriff del condado de Collier señaló que la declaración primera de la empleada podía haber estado motivada por "su nerviosismo" al descubrir a los vehículos, que estaban siendo buscados por la policía.

Tras el incidente, la administración del hospital de Larkin, informó que había recibido unos 200 emails, algunos de ellos amenazadores, donde se exigía al hospital que expulsara a los jóvenes. En un principio el hospital reaccionó cancelando el contrato de formación de los tres estudiantes, pero más tarde señaló en una declaración que se les permitiría reanudar sus estudios allí.

Kambiz But comentó: "Somos estudiantes de medicina. No somos terroristas. Nuestro objetivo es el de convertirnos en médicos. Queremos ayudar a la gente y no hacerle daño". Ayman Geith, que lleva una larga barba y un gorro blanco, cree que Eunice Stone pudo dejarse influir por su apariencia. "Ella vio, obviamente, la forma en que yo vestía y probablemente adornó un poco su historia".

Tras haber calificado a los tres estudiantes como peligrosos "terroristas", los medios de comunicación norteamericanos, en lugar de rectificar sus previas afirmaciones, optaron por hacer desaparecer la historia. Como es habitual, los medios de comunicación no ofrecieron ninguna explicación ni excusas por el tratamiento sensacionalista e histérico que habían ofrecido previamente. Más aún. El columnista de The Wall Street Journal, Brendan Miniter, defendió la operación policial y la histeria de los medios en un comentario publicado el 17 de septiembre. "Tal vigilancia es necesaria", escribió, "precisamente porque los terroristas se ocultan entre la población fingiendo ser ciudadanos ordinarios".

Sea lo que pensare Eunice Stone en el restaurante de Georgia, su respuesta fue fruto de la atmósfera de pánico y sospecha que la Administración Bush y los principales medios de comunicación estadounidenses han intentado fomentar en este último año. Bajo el disfraz de la "guerra contra el terrorismo", el gobierno norteamericano ha llevado a cabo un asalto sin precedentes como las libertades democráticas, en especial contra los inmigrantes procedentes de países árabes y musulmanes. Muchos de ellos llevan más de un año encarcelados sin cargos o han sido deportados.

Este otoño, el Departamento de Justicia ha activado la llamada "Operación Tips (Confidencias)", que busca reclutar a miles de trabajadores de los servicios del transporte terrestre, marítimo y aéreo y otros sectores para que espíen a compañeros y residentes, ya sean ciudadanos norteamericanos o no, e informen de cualquier "actividad sospechosa" a las autoridades. El incidente de Florida es una muestra del tipo de métodos que la Administración Bush intenta imponer y el peligro que ellos entrañan para los derechos de la población norteamericana.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/42425-el_atentado_que_nunca_existio_islamofobia_e_histeria_en_florida.html