webislam

Miercoles 20 Noviembre 2019 | Al-Arbia 22 Rabi al-Auwal 1441
1242 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1372

La globalización y sus efectos en la economía árabe

Simposio de Bagdad tuvo lugar en Bayat Al-Hikma (Casa de los Sabios), Bagdad, el 16 de abril de 2002.

20/05/2002 - Autor: www.elcorresponsal.org
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Los participantes en el Simposio de Bagdad sobre el tema de "La Globalización y sus Efectos en la Economía Árabe" afirman que la multipolaridad internacional constituyó el ambiente necesario para establecer un nuevo sistema económico mundial, el cual llegó a cristalizarse en los años setenta del Siglo XX y su decaimiento condujo a la aparición de la hegemonía unipolar norteamericana, que intenta someter a los países a un sistema económico y político agresivo hacia el sur, que resultó en el establecimiento de una Globalización de la pobreza en vez de una Globalización del desarrollo.

El sistema unipolar dirigido por los Estados Unidos se contrapone con las reglas del Derecho Internacional, basadas en la igualdad de los países y la soberanía; el no uso de la fuerza en las relaciones inetrnacionales; el derecho de los pueblos a decidir su destino y elegir su régimen político, económico y social con toda libertad, sin intervención exterior, y su derecho permanente a ejercer soberanía sobre sus recursos naturales.

En lugar de resolver la crisis, el sistema unipolar la internacionaliza, transportando su carga a la parte más débil de la comunidad internacional, obligando al mundo del sur a someterse a los programas de condicionamiento estructural de sus economías, con el objetivo de generar inestabilidad y crisis, cancelando los sistemas de protección social, sanidad y educación.

La Globalización norteamericana y su visión imperialista-capitalista, usa los métodos militares y fabrica las crisis, generándolas internacionalmente y poniéndolas al servicio de la comunidad industrial-militar estadounidense, con el fin de producir armas, exportarlas y venderlas para realizar inmensas ganancias. Esto es una muestra clara de los factores que condicionan la política exterior estadounidense.

La alianza imperialista norteamericana se concentra en unir bloques en una política agresiva, racista y enemiga de los pueblos, tal como la alianza americana-sionista contra el pueblo de Palestina en su justa lucha por liberar su tierra y establecer su propio Estado independiente.

Mientras se cometen crímenes contra el pueblo de Palestina, Estados Unidos apoya al criminal de guerra Sharon, lo defiende y le suministra todo tipo de respaldo político y militar, contra todas las reglas del Derecho internacional y contra la opinión pública mundial. Mietras llama a juzgar a algunos dirigentes de otros países, bajo la acusación de la violación de los derechos humanos, cierran los ojos con el sistema institucional criminal del sionismo.

La naturaleza agresiva unipolar estadounidense no condice con las obligaciones culturales, políticas y económicas internacionales, sino que usa políticas extorsivas e intervencionistas, ejerciendo una agresión hacia la soberanía de los pueblos y países.

La Globalización nortaemericana utiliza continuamente la política de intervenir en los asuntos interiores de los países con el fin de imponer regímenes políticos sobre ellos que convengan a sus propios intereses, violando las reglas del Derecho Internacional. Los pueblos del mundo condenan este sistema y están firmes en la defensa de sus alternativas nacionales.

Se están dando importantes resistencias de los pueblos a la política unipolar:

- La resistencia del pueblo palestino contra las fuerzas de ocupación. Esta resistencia sorprendió al mundo, adquiriendo respeto internacional. Se consolidó de tal manera que empezó a obligar a los Estados Unidos a elegir nuevas alternativas tácticas. A través de la gira de su ministro de Exterior, intentan absorber la crítica pública árabe y el amplio apoyo mundial a la lucha del pueblo Palestino.

- El programa norteamericano contra Irak, la agresión sobre él con el continuo bloqueo y la intervención en las alternativas nacionales de su pueblo, se ve enfrentado por la resistencia iraquí y su insistencia en mantener su propio regimen y mando nacional, lo que ha hecho fracasar los objetivos políticos norteamericanos.

- El intento de derrocar al presidente de Venezuela Hugo Chávez, terminó el día 13 de abril de 2002. Este intento fracasó, durando un tiempo que no sobrepasó las 72 horas, por la negación popular a la política norteamericana, que permitió al presidente Chávez volver a ejercer su autoridad constitucional.

- La lucha de los pueblos de América latina contra los intentos de hegemonía norteamericana para controlar sus riquezas nacionales, su decisión política nacional y su patrimonio cultural.

- La guerra que estableció Estados Unidos contra Afganistán, bajo el lema de luchar contra el terrorismo, no es más que una guerra globalizada que aspira a hegemonizar a este país como primer paso para controlar el campo político, económico y militar de las zonas que rodean a Afganistán.

Se caracteriza al actual sistema mundial, comercial y económico -basado en la globalización y sus programas- dentro del discurso liberal que propone abrir los mercados por la fuerza para proteger los monopolios internacionales y destruir la construcción defensiva de los países del sur, penetrando sus mercados internos a través de convenios injustos. La Ronda de Uruguay, inspirada en la Organización del Comercio Mundial, constituye -por su objetivo y sistema- un medio para servir al imperialismo estadounidense.

Dentro del marco de este liberalismo salvaje, se han conducido las teorías económicas, basadas en el libre mercado. Los programas de formación y estructuración de las economías en los países del sur responden a estos intereses y se han subordinado a una autoridad hegemónica, de manera tal que los países del sur enfrentaron en las tres últimas decadas obstáculos que impidieron la realización de proyectos y planes ecómicos de acuerdo a sus necesidades nacionales.

El transporte y la tecnología de los países subdesarrollados se ven perjudicados con el programa hegemónico norteamericano, que evita que los pueblos se beneficien de las nuevas técnicas, creando restricciones a través de la propiedad intelectual, para limitar el desarrollo de los países del sur.

Los Estdos Unidos implementan una política unilateral, apoyados en su hegemonía económica, contrariando de lo proclamado por las Naciones Unidas y la misma Organización Mundial de Comercio, lo cual demuestra su carácter agresivo hacia los pueblos.

La adopción de la política norteamericana se concentra en imponer bloqueos unilaterales, económicos y políticos. Claro ejemplo de ello es el bloqueo impuesto a Cuba, contra las resoluciones anuales de las Asamblea General de las Naciones Unidas de levantar dicho bloqueo.

Los Estados Unidos han convertido el bloqueo a Irak, resuelto por el Consejo de Seguridad desde el año 1990, en un bloqueo individual norteamericano, a través de su insistencia en prolongar el bloqueo a pesar de que Irak cumplió sus obligaciones según las decisiones del Consejo de Seguridad. La continuación del bloqueo según las estadísticas de las organizaciones internacionales, causó la muerte de más de un millón y medio de personas iraquíes, lo que se considera claramente como una práctica criminal internacional que produce un exterminio colectivo. El bloqueo a Irak es un método unilateral estadounidense y revela una política de intervención en los asuntos interiores de Irak. Las constantes amenazas de agresión militar para cambiar el gobierno político nacional y constitucional, elegido por el pueblo iraquí libremente, reafirman el programa norteamericano agresivo contra los pueblos.

Dentro del mundo árabe, la Globalización intenta bloquear el concepto económico del régimen árabe y prohíbe su construcción sobre bases nacionales, según la estrategia de seguridad económica árabe. Para lograr esto, intenta mantener la división de la Nación Árabe, a partir de grupos económicos enfrentados entre sí, generando relaciones económicas fragmentadas, en contra de los intereses de los países árabes, utilizando las riquezas árabes y capturando los resortes de sus economías para someterlas a las necesidades de la globalización.

Según lo señalado anteriormente, el Simposio de Bagdad, declara:

1. El Simposio señala que la globalización estadounidense tiene más de una cara. Existe el factor militar, el político, el intelectual y cultural. Dicha globalización produce una cultura globalizada para exportarla hacia los países de todo el mundo y proteger sus fines: la hegemonía económica.

2. Comenzando por la relación entre el programa agresivo de la Globalización y la alianza americana-sionista, el Simposio condena con fuerza los crímenes de guerra cometidos por las fuerzas de ocupación en Palestina, con el apoyo de los Estados Unidos de Norteamérica. El Simposio insiste en la necesidad de apoyar la lucha del pueblo palestino por todos los medios y respalda la decisión de Irak de parar la exportación de petróleo para debilitar la posición económica de los Estados Unidos, aliada con la estrategia del sionismo.

El Simposio condena el doble manejo estadounidense para tratar la ocupación de Plaestina, mientras sostiene una clara alianza con el sionismo Condena también las amenazas de Washington y Tel Aviv contra los países árabes, especialmente el Líbano y Siria.

3. El Simposio de Bagdad reclama apoyar la construcción multipolar entre los países, que participen positivamente en rechazar la unipolaridad y crear un equilibrio en las relaciones internacionales. Esta construcción puede empezar dentro del marco institucional para unir los países de Oriente y del Sur, tal como lo ha propuesto el presidente Sadam Hussein.

4. El Simposio de Bagadad condena con fuerza cualquier tipo de medidas económicas unilaterales obligatorias que adopten los Estados Unidos contra los países y rechaza los bloqueos impuestos, porque estas medidas violan el Derecho Interancional y los convenios que establecen los derechos económicos de los países al desarrollo, y se contradicen con la libertad de comercio que proclama el mismo sistema capitalista.

5. El Simposio de Bagdad condena con fuerza la continuación del bloqueo económico impuesto sobre Irak a pesar de las huellas inhumanas provocadas por él, a causa de la insistencia de los Estados Unidos y su aliada Gran Bretaña, a través de medidas unilaterales que violan el Derecho Internacional y afectan los derechos del pueblo iraquí de elegir su propio régimen político con libertad y sin una intervención exterior. El Simposio considera que la continuación del bloqueo por la presión de los Estados Unidos, ha convertido a éste en una medida unilateral que carece de legitimidad internacional e invita a los países del mundo a desobedecerlo.

6. El Simposio condena la amenaza de los Estados Unidos de atacar a Irak, cuyas motivaciones son la implementación de una política económica y militar hegemónica que busca imponer régimenes políticos afines. El Simposio valora la resistencia del pueblo iraquí y su mando nacional confrontando la agresión estadounidense.

7. El Simposio condena cualquier tipo de intervención norteamericana para imponer sus políticas económicas sobre los países de América Latina.

8. El Simposio se dirige al pueblo de venezuela y al presidente Hugo Chávez Frías, felicitándolo por su victoria sobre la conspiración norteamericana contra el gobierno de Venezuela, gracias a la consolidación del pueblo que ejerció su derecho a la autodeterminación y a elegir su propio régimen político.

9. El Simposio de Bagdad invita a activar el mercado árabe común dentro del marco del Consejo de la Unión Económica Árabe porque considera que éste es uno de los acuerdos árabes más detallados y progresistas y porque expresa la orientación de la Nación Arabe hacia su unión económica. Por este motivo, el Simposio de Bagdad reclama la redacción de la estrategia de trabajo económico común árabe aprobada por la Cumbre de Aman en el año 1980, para que los países árabes puedan confrontar los desafíos del presente siglo.

10. El Simposio de Bagdad invita a los países árabes a estudiar los extensos contenidos de la Organización Mundial de Comercio de forma objetiva y cuidadosa para cooperar y organizar encuentros y simposios similares a éste, con el fin de profundizar la visión de las relaciones económicas árabes, según los acuerdos y métodos de la organización internacional comercial.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/42253-la_globalizacion_y_sus_efectos_en_la_economia_arabe.html