webislam

Lunes 16 Septiembre 2019 | Al-Iznain 16 Muharram 1441
1670 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1389

En memoria de Srebrenica

13/05/2002 - Autor: Alberto Piris - Fuente: www.ucm.es/info/solidarios/ccs/inicio.htm
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La dimisión en pleno del Gobierno holandés, hace tres semanas, como consecuencia de la publicación del informe que sobre la tragedia de Srebrenica compiló durante cinco años el Instituto Neerlandés de Documentación de Guerra, ha vuelto a suscitar algunas cuestiones sobre las misiones llamadas "humanitarias" en los conflictos bélicos.

Si bien estaban previstas en los Países Bajos elecciones generales para el próximo 15 de mayo, el primer ministro dimitió anticipadamente, argumentando que, aunque la comunidad internacional es anónima y no puede asumir responsabilidades, él, como persona, podía y debía hacerlo. Su Gobierno le siguió y también la jefatura de las Fuerzas Armadas.

El informe no escatimó críticas al Gobierno, a los mandos militares y a las Naciones Unidas por su incapacidad para evitar la matanza.

Recordemos que en 1995 la ONU había declarado a Srebrenica zona segura. Se llegó a un acuerdo entre los musulmanes de la ciudad y los serbobosnios atacantes. Aquéllos entregarían las armas y serían protegidos por un batallón holandés de algo más de un centenar de soldados, equipado sólo con armamento ligero. Los serbios conservarían sus posiciones de sitio pero se comprometían a no atacar. Las tropas de la ONU garantizarían el acuerdo alcanzado. Cuando un periodista británico preguntó al jefe militar de la ONU qué era lo que se interponía entre los sitiadores —que no ocultaban su voluntad de hacerse con la ciudad y expulsar a sus habitantes— y los defensores asediados en ella, respondió enfáticamente: "La bandera de Naciones Unidas".

El resultado fue la más estremecedora matanza en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. En julio de 1995, unos 7.500 hombres y niños bosnios fueron ejecutados sin que el batallón holandés llegara a disparar un solo tiro. La denominada ciudad de la plata por los romanos —Argentium: no otra cosa significa la palabra Srebrenica— se tiñó de sangre y de oprobio.

El informe pone el dedo en la llaga, al menos, en dos aspectos críticos, de aplicación universal. Por un lado, señala las diferencias entre las Fuerzas Armadas y el Gobierno. Preocupados los mandos militares, como suele ser habitual en todos los países, por preservar la imagen del batallón y del Ejército en general, se informó tarde y mal a las autoridades civiles; y sobre ciertos detalles comprometidos, ni siquiera se cursaron los necesarios partes. El "honor de las armas" se puso por encima de las vidas de los ciudadanos bosnios que aquéllas debieron haber protegido y cobardemente abandonaron a su suerte. Hubo graves errores tácticos al analizar la situación, se prescindió de la ayuda ofrecida por EEUU para obtener información y eran confusos los procedimientos de la ONU para solicitar apoyo aéreo.

La acusación se extiende también a las autoridades civiles porque, según el informe, "la motivación humanitaria y las ambiciones políticas hicieron que Holanda se empeñara en una misión de paz mal concebida y virtualmente imposible de ejecutar". La participación militar en misiones humanitarias es considerada por muchos gobiernos como una baza para alcanzar ciertos fines de política exterior o interior, y no sólo como un deber de conciencia universal cuando se vulnera gravemente el derecho internacional humanitario.

El voluminoso informe (pesa 10 kilos y consta de 7.600 páginas) ha sido criticado desde Bosnia. El editor del semanario "Dani", de Sarajevo, ha escrito que los seis millones de dólares que ha costado se podrían haber dedicado mejor a reconstruir Srebrenica, gran parte de cuya población vive todavía en viviendas temporales y cuyas escuelas carecen de lo más necesario.

Pero habría que recordarle que este informe se une a otros preparados por Francia y por la ONU, mientras que las demás partes implicadas en el conflicto, serbobosnios, serbios y musulmanes (es decir, la República Sprska, Serbia y la Federación Bosnia), parecen eludir la responsabilidad que les corresponde en la investigación de los hechos.

Es obligado indicar que el informe no encuentra vinculación alguna entre las autoridades de Belgrado y la matanza, y que, aunque es clara la culpabilidad del general serbobosnio Ratko Mladic, no lo es tanto la de su jefe Radovan Karadzic. Si, tras cinco años de investigación, los expertos de Holanda no han podido relacionar a Milosevic y Karadzic con lo que ocurrió en Srebrenica, difícil lo va a tener el Tribunal Internacional que juzga al ex presidente yugoslavo por ello.

En todo caso, y a pesar de las dimisiones producidas por el citado informe, hay que recordar que los asesinatos no los cometieron los soldados holandeses ni la ONU, sino tropas serbobosnias mandadas por el general Mladic, quien no puede eludir en modo alguno la responsabilidad que le atañe en este terrible crimen contra la Humanidad.

El próximo mes de julio se cumplirá el séptimo aniversario de un hecho que avergüenza a cualquier ser humano. No es el único ni ha sido el último. Sólo cabe esperar que sea un aldabonazo más sobre la conciencia de todos los habitantes del planeta, para que se persuadan de las nefastas repercusiones que suele acarrear el recurso de algunos gobernantes a excitar las pasiones nacionales y los odios étnicos con el fin de alcanzar y conservar el poder.

* General de Artillería en la Reserva - Analista del Centro de Investigaciones para la Paz 

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/42245-en_memoria_de_srebrenica.html