webislam

Lunes 16 Diciembre 2019 | Al-Iznain 18 Rabi al-Zani 1441
778 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=2981

El ejército sionista continúa con la ocupación de Palestina

01/04/2002 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

foto_guerra_israeli
foto_guerra_israeli

El día 29 de marzo, una veintena de tanques y transportes blindados se posicionaron alrededor del cuartel general de la ANP, y los disparos alcanzaron las oficinas de Arafat. De acuerdo con fuentes de los servicios palestinos, Ramallah fue totalmente ocupada por el ejército israelí. Durante la operación fueron detenidos más de 70 palestinos, entre ellos el consejero militar Ahmud Daass; dos soldados israelíes perdieron la vida durante la incursión. En la mañana del día 31 de marzo, soldados israelíes y guardaespaldas del presidente palestino se enfrentaron durante una hora dentro del cuartel general, según la ANP. Un poco más tarde, fuentes palestinas dieron cuenta de dos explosiones dentro del recinto, cerca del edificio donde se encuentran las oficinas de Arafat. Unos 30 efectivos de las fuerzas de seguridad palestina fueron muertos por soldados israelíes en el complejo del cuartel militar de Yasser Arafat. Otros nueve palestinos fueron ejecutados por efectivos israelíes en el centro de Ramallah, y el ejército israelí amenazó con ejecutar a cientos de prisioneros.

En un discurso televisado el 31 marzo, el primer ministro israelí, Ariel Sharon, anunció que Israel va a "emprender una amplia operación contra las infraestructuras terroristas dentro de la ANP", al tiempo que calificó a Yaser Arafat de "peligro para el mundo libre". Las acusaciones de Sharon a Arafat de "promover el terrorismo" no pueden ser más fatuas. Encerrado en su búnker, y con el ejército israelí llegando —literalmente— hasta sus puertas, no vemos como podría detener las acciones de sus compatriotas, alimentadas por la violencia del ejército. Esta es la mínima mentira que parece necesitar la prensa occidental para no denunciar claramente el genocidio. La actitud de los gobiernos occidentales es intolerable. Es como si ante las imágenes de los campos de exterminio estuviéramos hablando de "reabrir el proceso negociador" con la Alemania nazi. Si se trata de "cubrir las apariencias", no podía hacerse de una forma más necia y aberrante.

Los mandatarios israelíes tienen poco que decir en el terreno de la diplomacia. Su único argumento es el de la supremacía militar, alimentada por una infraestructura económica poderosísima, por el apoyo interesado de los gobiernos de occidente. Día tras día se ve agravada la situación del pueblo palestino, condenado al apartheid, a la dependencia económica, a sufrir el desprecio de la ocupación. La lista de los agravios nos desborda. Esta situación muestra claramente la ineficacia de los organismos internacionales, nos aboca a una situación de hechos consumados, a la aceptación resignada del terror global.

Los métodos empleados por el estado de Israel son idénticos en todo a aquellos que aprendieron de los nazis: segregación, tortura, asesinatos en masa, pueblos destruidos, reclusión en campos de concentración, asesinatos de disidentes… La similitud salta a la vista, y nos sitúa ante un peligro de dimensiones gigantescas. El convulso siglo XX ha terminado con la hegemonía del nazismo, con el sueño de la Gran Alemania trasplantado a tierras orientales. Hoy podemos ya hablar claramente del Gran Israel, como hace poco hablábamos de la Gran Serbia: el sueño de la hegemonía militar sobre la región, sojuzgando identidades y aniquilando opositores. Una vez más los musulmanes sufren las acusaciones de terrorismo mientras son acribillados. La propaganda sionista infiltra toda la prensa occidental a través de unas agencias de noticias que nos mienten descaradamente, maquillando la situación de terror absoluto en la que vive el pueblo palestino.

Siguiendo las órdenes de Ariel Sharon, la mañana del día 1 de abril, tres blindados israelíes han cercado el Hospital de Ramallah. Soldados israelíes han entrado en el edificio y lo han registrado. Fuerzas israelíes irrumpieron en el Hospital Árabe. Ambos hospitales carecen de las medicinas y la comida suficiente, debido al bloqueo impuesto que ha impedido la llegada de provisiones. Fuentes de la Media Luna Roja Palestina en Ramallah han declarado que las fuerzas israelíes han detenido a cinco auxiliares médicos de la organización mientras intentaban evacuar a los heridos. Las ambulancias han sido confiscadas y conducidas a un lugar desconocido.

Además, fuerzas israelíes han irrumpido en oficinas pertenecientes a medios de comunicación locales, árabes y extranjeros y han clausurado 15 oficinas de retransmisión radiofónica y televisiva, incluyendo las oficinas de la Radiotelevisión palestina (Palestinian Broadcast Corporation), la Radiotelevisión Amwaj, Al-Naser, Al-Sharq, Al-Manara, Al-Watan TV, las oficinas de la Agencia Palestina de Noticias WAFA, la oficina del Canal Satélite de Noticias de Abu Dhabi TV, la oficina del Canal Satélite Al-Jazira, la Televisión Yemen, la oficina de la Agencia de Noticias Reuters, ABC News, y la Agencia de Noticias Turca Anatolia.

Los soldados israelíes han penetrado en las ciudades cisjordanas de Tulkarem y Kalkilia con orden de detener activistas de la resistencia palestina y de ocupar dependencias de la Autoridad Nacional Palestina. La radio israelí ha asegurado que Kalkilia, de unos 35.000 habitantes, ha sido tomada en media hora el Ejército, que ha entrado por cuatro puntos diferentes con unos 60 tanques, y ya se escuchan explosiones en el centro de la ciudad. La entrada en Tulkarem se ha producido al mismo tiempo y circunstancias similares a las de Kalkilia. Ejército ha estrechado el cerco a Belén, y a los pueblos vecinos de su distrito —El Jáder, Beit Sahur y Beit Yala—, donde los tanques permanecen a unos metros de la Basílica de la Natividad. Gran cantidad de tropas israelíes se hallan igualmente en las puertas de Nablús, la más ciudad más populosa de Cisjordania con unos 180.000 habitantes, a 70 kilómetros al norte de Jerusalén.

El propósito de estas acciones es el de animar los procesos de división interna en Palestina y desestabilizar a las fuerzas que ejercen la resistencia legítima frente a Israel, al tiempo que se lleva a cabo un ataque total contra Palestina. La reciente escalada bélica tiene como objetivo el debilitamiento de cualquier logro que pueda ser atribuible a la ANP en los últimos años, ya sea en el ámbito político, en la puesta en marcha de la infraestructura necesaria para un futuro Estado.

Por otra parte, en el encuentro de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), los representantes de 52 países de mayoría musulmana reunidos en Kuala Lumpur han realizado un llamamiento condenado firmemente "el bombardeo israelí de ciudades y pueblos palestinos y de la sede de la presidencia, que ha puesto en peligro la vida de Arafat", y finaliza por denunciar el "terrorismo de Estado" practicado por Israel y pide a EEUU, Rusia y la UE que tome las medidas necesarias para detener la "agresión" israelí.

El presidente de Irak, Sadam Husein, ha pedido a los líderes árabes que impongan un boicot económico a Estados Unidos, pues es la "única manera" de acabar con la ocupación israelí de los territorios palestinos. En declaraciones divulgadas por la televisión estatal, el jefe de Estado iraquí subrayó que con que "sólo dos países amenacen los intereses económicos que sostienen el mundo, a Israel no le quedará otro remedio que retirarse". Aunque no nombró a los Estados, parece que el presidente iraquí se refería a Arabia Saudí y Kuwait, los dos países árabes con mayores reservas de petróleo, y principales exportadores de crudo del mundo.

Para el negociador palestino Saeb Erekat, Sharon cerró todas las puertas al proceso de paz y demostró al mundo que él "es el enemigo de la paz". "El primer ministro de Israel dio permiso para matar a Arafat luego de calificarlo como el enemigo." El gobernante palestino reiteró la necesidad del retiro inmediato de las tropas israelíes de tierra Palestina y la aplicación del acuerdo Mitchell y del plan Tenet para el cese del fuego.

El ministro palestino de Cooperación, Nabil Chaath, denunció desde El Cairo que nueve palestinos fueron ejecutados en el denominado Club Islámico, ocupado por el ejército israelí en el centro de Ramallah. Agregó que el ejército israelí tomó como rehenes a cientos de hombres y amenazó con darles muerte si no se rinde Marwan Barghuthi, jefe de Fatah en Cisjordania. "Los israelíes están cometiendo actos de barbarie en la ciudad de Ramallah", dijo, tras una reunión con el canciller egipcio Ahmed Maher. El sábado fueron encontrados otros cinco cadáveres de palestinos en el edificio de un banco, también en Ramallah, que podrían haber sido ejecutados.

El jefe de seguridad preventiva de la franja de Gaza, Jibril Rajoub, declaró a la televisión árabe Al Jazeera que el ejército israelí disparó la tarde del día 31 sin motivo y ejecutó a 30 palestinos. De acuerdo con Dpa, Rajoub basó su testimonio en una comunicación telefónica sostenida con un policía palestino que se encontraba en el interior del complejo del cuartel de Arafat, interrumpida cuando éste aparentemente recibió un disparo. No sabemos a ciencia cierta lo que está ocurriendo en Ramallah y otras poblaciones palestinas. La expulsión de periodistas de la zona hace temer lo peor.

Según testimonios recogidos por el Comité de Solidaridad con la causa Árabe (http://www.nodo50.org/csca/), las tropas israelíes en Al-Bireh van "de barrio en barrio exigiendo que todos los hombres entre 16 y 60 años salgan de sus hogares, y los está enviando a la escuela local". Otro testigo presencial ha declarado que en la aldea de Khobar, cerca de Ramallah, el Ejército ocupante "irrumpió en los hogares, obligado a sus habitantes a colocarse en el centro de la plaza principal, cerca del cementerio. Más de cien personas siguen retenidas allí".

La situación es, a todas luces, insostenible. Fuera del escenario del conflicto no hay capacidad ni voluntad políticas para promover acuerdos medianamente positivos. Oslo ya no sirve ni como referencia. Lo que se puede notar es una forma de manipulación que va más allá de lo que pueda pasarle a israelíes y palestinos. Ahí está la posición de los gobiernos de Estados Unidos y de la Unión Europea, comprometidos todos ellos en un proyecto político, ese sí de naturaleza global, que es incompatible con la paz, el diálogo y la concertación que dicen promover.

Somos conscientes, por el contrario, de que estamos viviendo una de las épocas más salvajes de la historia de la humanidad. No se trata tan sólo de Palestina, sino de una situación globalizada de la cual Palestina es un microcosmos. No se trata únicamente del combate de los palestinos contra el sionismo, sino de una batalla mucho más amplia, la de la imposición de una concepción religioso-imperialista, basada en la segregación y explotación económica de la mayoría, frente a la posibilidad de construcción de un mundo donde la diversidad sea asumida, junto al derecho de los pueblos a autogobernarse.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/42170-el_ejercito_sionista_continua_con_la_ocupacion_de_palestina.html