webislam

Viernes 13 Diciembre 2019 | Al-Yuma 15 Rabi al-Zani 1441
669 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1657

Nigeria: otro gaseoducto soñado

19/01/2002 - Autor: Isaac Osuoka - Fuente: AT Nigeria
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Comunidades responden a la pesadilla de un proyecto
de gasoducto en África Occidental

El general Olusegun Obasanjo, presidente civil de Nigeria, no entiende por qué "distracciones innecesarias" deben retrasar la rápida realización de una aventura económica tan importante como el Gasoducto de África Occidental, y ha pedido a los miembros del consorcio que patrocina el gasoducto que sigan adelante con el proyecto.

El gasoducto fue concebido por Chevron como medio de suministrar gas natural de Nigeria a consumidores selectos de Benin, Togo y Ghana. Para llevar a cabo tan enorme proyecto transnacional, Chevron entabló conversaciones con la estatal Empresa Nacional de Petróleo de Nigeria, la Empresa Nacional de Petróleo de Ghana y más tarde también con la Société Togolaise de Gas y la Société Beninoise de Gaz. Esas compañías formaron el Consorcio del Gasoducto de África Occidental con la promesa de construir un gasoducto para alegrarnos.

El plan es el siguiente: gas que actualmente se quema en el delta del Níger (en detrimento del medio ambiente y de las poblaciones locales) será enviado hacia Ghana, Togo y Benin con el objeto de suministrar energía muy necesaria para el desarrollo de esos países. En esa forma el Gasoducto de África Occidental contribuiría a reducir la quema de gas en Nigeria a la vez que promovería la integración regional y aseguraría la prosperidad de los pueblos de la subregión de África Occidental. Sin embargo, este rosado cuadro pintado por los patrocinadores del proyecto no refleja la realidad en el terreno.

El pasado de Chevron

Chevron, patrocinador, administrador y ejecutor del proyecto, ha prometido que en cuanto a la población local "se esforzarán por dejarlos mejor de lo que los encontraron". Pero eso no concuerda con la devastación y las muertes que esa compañía petrolera transnacional ha provocado en el delta del Níger cuando perforaba en busca de petróleo y gas en sociedad con el gobierno de Nigeria. Lo que la población ganó con la presencia de Chevron en su área fue un medio ambiente devastado y violencia descomunal.

La compañía siempre ha afirmado su compromiso con el diálogo y el desarrollo comunitario, pero cuando en mayo de 1998 los empobrecidos habitantes de Ilaje llegaron en canoas a la plataforma petrolera marina de Parabe, propiedad de Chevron, a tratar de discutir con la compañía sobre la destrucción de sus zonas de pesca, Chevron respondió invitando a soldados nigerianos en helicópteros a disparar sobre ellos. De nuevo en enero de 1999 Chevron ordenó a soldados nigerianos que dispararan contra la gente de Opia e Ikenyan. Y mientras esos pueblos lloraban a sus muertos, Chevron estaba con sus socios finalizando los planes para desarrollar el gasoducto con gas de sus tierras, sin molestarse en informarlos.

Las leyes nigerianas no estimulan a las compañías petroleras a consultar con las comunidades locales que soportan los efectos negativos de la explotación del petróleo y el gas. El gobierno central tiene el control legal de todas las tierras y siempre está ansioso por firmar contratos para destruir cultivos, selvas y ríos de las comunidades a cambio de campos de petróleo y gas. Comunidades del oeste del delta del Níger que observaron la intensificación del trabajo en la planta colectora de gas de Escravos, propiedad de Chevron, y el aumento de las perforaciones petroleras, no sabían que eso tenía relación con el gasoducto transnacional.

Intervienen las comunidades

Reconociendo los peligros inherentes a un enorme gasoducto transnacional hecho en secreto, Environmental Rights Action/AT Nigeria y la red Oilwatch iniciaron un proceso de consulta e información para dar a las comunidades la oportunidad de responder a la amenaza de otro gran proyecto gasero. Se organizó una reunión para discutir el proyecto en marzo de 2000, pero Chevron se negó a participar, a pesar de que antes habían dicho que estaban dispuestos.

Sin embargo los representantes de las comunidades, ONG, medios y organismos gubernamentales que participaron rechazaron el proyecto porque la población no había sido informada y no se hizo una Evaluación de Impacto Ambiental. Además, existía la preocupación de que el proyecto exacerbara la devastación de manglares y zonas pantanosas muy frágiles, y empeorara el empobrecimiento a medida que la población de las comunidades fuera perdiendo sus tierras y medios de subsistencia. Las comunidades y los grupos expresaron también el temor de que con la continuada militarización del área del delta del Níger, un proyecto de la magnitud del Gasoducto de África Occidental condujera a más muertes, ya que la población podría protestar contra sus aspectos negativos.

También se planteó la preocupación por el hecho de que las compañías no se interesan por eliminar la peligrosa quema de gas en el área del delta del Níger. La afirmación de Chevron y sus asociados de que el Gasoducto de África Occidental produciría una reducción sustancial de la quema de gas no convence, porque la compañía no consigue decir con claridad cómo se propone recolectar y entubar el gas "asociado", que es un producto secundario de las perforaciones de petróleo crudo tal como se practican en el delta del Níger. Ese gas es diferente del "no asociado" que las compañías petroleras y gaseras también extraen, por separado del petróleo crudo.

La planta colectora de gas de Chevron en Escravos, que fue construida en los ochenta y a la que estará unido el Gasoducto de África Occidental, procesa gas natural no asociado. Esto implica que el gas que se enviará por la tubería desde Escravos, al comienzo del GAO en el occidente del delta del Níger, hacia plantas privadas en Ghana y demás países, será gas natural no asociado y no quemado. Esto significa que la quema de gas asociado en el delta no se reducirá mayormente con el proyecto de Gasoducto de África Occidental tal como está planteado actualmente.

Chris Miller de Chevron, administrador del proyecto del gasoducto, echa la culpa del uso de gas no asociado y no quemado en lugar del gas asociado y quemado al gobierno de Nigeria, cuya Dirección Nacional de Energía Eléctrica consume gas no asociado de Escravos. Pero sabemos por los argumentos de la industria del petróleo y el gas que las compañías prefieren vender a los consumidores gas no asociado, cuya extracción y manejo son más baratos que los del gas asociado. Las compañías petroleras y gaseras han chantajeado al gobierno nigeriano para que elimine o atenúe las regulaciones sobre la quema de gas, prefiriendo la opción barata de pagar multas ridículas por los más de 600 mil millones de pies cúbicos de gas asociado que se queman cada año en los campos petroleros y gaseros del área del delta del Níger, ensuciando la atmósfera.

Pero si bien quemar el gas puede ser una opción barata para las compañías petroleras y gaseras, el costo que recae sobre el medio ambiente y la población local no se puede medir en dinero. Aparte de la lluvia ácida, la contaminación por hollín y ruido y los resultantes riesgos para la salud de los que trabajan en los campos petroleros y gaseros, la quema afecta al planeta entero porque el gas quemado en esa área representa una porción significativa de las emisiones de dióxido de carbono y metano gaseoso que contribuyen al calentamiento general. A pesar del dolor y el sufrimiento que causa a la gente, la quema de gas sólo se reducirá si las compañías ven alguna ganancia adicional en hacerlo.

Chevron en el Casino del Carbono

Para Chevron, una forma de obtener ganancias es entrar al incipiente mercado de intercambio de emisiones. Aun sin un programa claro para la reducción de la quema de gas, Chevron ya anda buscando "créditos de carbono" según el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL = CDM, véase LINK 95) del Protocolo de Kyoto. Según la compañía, en un periodo de veinte años se reducirán alrededor de 100 millones de toneladas de emisiones de CO2 mediante el GAO –aunque hasta el administrador de proyecto Chris Miller de Chevron admitió en una discusión casual con activistas en Amsterdam pocos días antes de la Cumbre del Clima de noviembre de 2000 que la cifra era muy hipotética.

El argumento de Chevron de que merece "créditos de carbono" según el MDL contradice su reciente tentativa de presentar el Gasoducto de África Occidental como una iniciativa original de África Occidental. El plan actual es incluir algunos rostros de África Occidental como miembros del equipo de Asuntos Extranjeros del Consorcio. Por ese acuerdo Esther Cobbah de la Ghana National Petroleum Corporation preside el equipo.

Consulta tardía

Si bien ninguna de esas compañías participará en lo detalles prácticos de la construcción y administración del proyecto (y por lo tanto sus representantes no están en condiciones de responder preguntas ni buscar solución a los problemas concretos que podrían surgir en el proceso de desarrollo del proyecto), ellos son los que actualmente representan al consorcio en el tardío proceso de consulta que el equipo de Asuntos Extranjeros se propone organizar ahora para las comunidades y otros "interesados clave", proceso en que contarán cuentos a las poblaciones sobre decisiones que ya están tomadas. ¡Gran consulta!

El presidente de Nigeria considera cualquier intento auténtico de responder a la inquietud de las comunidades por los efectos del proyecto sobre su medio ambiente como "distracciones innecesarias" porque la perspectiva de lucro por las ventas de gas anula la realidad del empobrecimiento masivo causado por la industria del petróleo y el gas. La impaciencia del general Obasanjo por lo que su gobierno considera una demora podría tener alguna relación con las manos ocultas del Banco Mundial que impulsan el GAO. Está bien claro que el régimen de Obasanjo formula sus prioridades de acuerdo con los dictados del Banco Mundial y el FMI. La principal preocupación de esas instituciones financieras imperialistas es continuar recibiendo el servicio de la deuda. Así, nuestros gobiernos son chantajeados para que intensifiquen las actividades mineras, que proporcionan ganancias más rápidas.

El gobierno de Ghana, abrumado por el servicio de su deuda, ha abierto el sector minero del país. La resultante expansión de la minería de oro ha significado un aumento de la demanda de energía, de ahí la necesidad inmediata del GAO para alimentar las plantas de energía que darán servicio a las minas de oro.

Atento a su papel de liquidador, el Banco Mundial está muy atareado desarrollando un régimen fiscal para el proyecto e ignorando las preocupaciones ambientales y sociales. Grupos comunitarios de Nigeria, apoyados por organizaciones de todo el mundo, han enviado al Banco una petición de que se tomen en cuenta los problemas básicos, pero hasta ahora el Banco guarda silencio.

Arruinando el sueño

En diciembre, AT Nigeria hizo público un folleto de información que revela hechos hasta ahora ocultos sobre los riesgos ambientales que podrían derivarse del gasoducto propuesto. "Pipeline: The West African Gas Pipeline Project and the Environment" Gasoducto: el proyectado Gasoducto de África Occidental y el medio ambiente ofrece información y herramientas para organizaciones e individuos de todo el mundo en contra del GAO, y además desafía el cuadro presentado por Chevron y sus asociados.

Anuncios
Relacionados

Sarkozy, Obama y Medio Oriente

Artículos - 01/07/2008

El Banco Mundial planea financiar a la Shell en Nigeria

Noticias - 25/03/2002

¿Quién lapida a quien en Nigeria?

Noticias - 01/04/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/42071-nigeria_otro_gaseoducto_sonado.html