webislam

Jueves 21 Noviembre 2019 | Al-Jamis 23 Rabi al-Auwal 1441
868 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1683

Sharon es otro engendro de Washington: Intenta eternizar la ocupación de Palestina

Vuelve la incertidumbre sobre el futuro desarrollo de los acontecimientos en Palestina

12/11/2001 - Autor: El Siglo
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Ariel Sharon
Ariel Sharon

Entre 1948 y 1949 transcurrió la primera guerra árabe-israelí. Naciones Unidas había aprobado la constitución de un Estado judío y otro palestino. EE.UU. facilitó a Israel la agresión contra los palestinos para impedirles su soberanía nacional en un territorio que les pertenecía de hecho. El conflicto tuvo después otras etapas: en 1956, la segunda guerra árabe-israelí o crisis del canal de Suez; en 1967, la Guerra de los Seis Días y ocupación de gran parte del territorio palestino; en 1973, el cuarto conflicto o Guerra del Yom Kipur; y en 1982-83, la Guerra del Líbano. Israel se retiró este año del sur de este último país, pero no devuelve los territorios ocupados a los palestinos.

Ha vuelto la incertidumbre sobre el futuro desarrollo de los acontecimientos en Palestina. Ya no se puede hablar de "proceso de paz" entre palestinos e israelíes, ya que todos los hechos muestran un constante regreso del gobierno de Sharon a sus posiciones intransigentes.

Las excusas y pretextos no le faltan jamás. Aunque ha mostrado testarudez frente a las peticiones de Bush -motivadas por el interés de aunar fuerzas árabes para su agresión a Afganistán-, Sharon sigue siendo el exponente de una política de ultraderecha avalada por el gobierno norteamericano desde la instalación del Estado judío.

Bastó que se produjeran algunos enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes, para dejar de lado el compromiso que había adquirido Sharon con Arafat de proceder a un inmediato alto el fuego, condición necesaria para volver a un diálogo político sobre cómo avanzar en la solución de los graves problemas que se han ido anudando en el pequeño territorio habitado por ambos pueblos, pero en el cual hay una fuerza armada que impone su ley a los ciudadanos palestinos reprimidos y sin derecho a tener su propio Estado. La UE, EE.UU. y Rusia, en un comunicado leído en Gaza por el emisario especial de la ONU en la zona, Terje Roed Larsen, habían exigido a Israel que "se retire inmediatamente de la zona A (bajo control exclusivo palestino), que acabe con los asesinatos extrajudiciales, que exija más contención a su Ejército y respete totalmente el alto el fuego".

Israel había prometido retirar sus fuerzas de Belén y Beit Jala, y que si la operación se producía sin acciones violentas retiraría sus tropas de otros puntos de la Cisjordania ocupada militarmente. Arafat respondió a la decisión de Sharon diciendo que la suspensión del repliegue muestra la falta de interés en alcanzar la paz por parte del gobierno israelí.

El ejército de Israel había vuelto a ocupar seis áreas del territorio palestino, de las cuales se había retirado hace un tiempo, después del asesinato del ministro de Turismo, Rehavem Zeevi.

El cinismo de Bush

Cuando se logró el acuerdo de cese al fuego, hace justamente una semana, el representante de Bush sirvió de intermediario y entregó a Arafat un mensaje del mandatario norteamericano diciéndole que hiciera un esfuerzo del 100 por ciento por reducir la violencia. Ha sido una situación paradojal, dado el hecho de que la violencia procede de la ocupación militar por Israel del territorio palestino, además ha sido EE.UU. el que ha proporcionado las armas y la tecnología para esta ocupación que viola las resoluciones de la ONU y el derecho internacional. Por otra parte, pensemos en lo que está haciendo EE.UU. en estos días: ¿no está actuando igual que Sharon, al imponer la ley del más fuerte y bombardear a un pueblo tan distante y tan pobre como Asfganistan? ¿Qué respaldo moral tiene Bush para pedir menos violencia a los palestinos, que si lo hacen es por impedir que Israel les quite la poca tierra que les va quedando, bajo un control casi absoluto de un Estado extraño y agresivo?

Sharon

El primer ministro de Israel desacreditó a Arafat cuando el primero visitó París, ocasión en la cual la Dirección del PC francés criticó el hecho diciendo que el presidente de la ANP es un "interlocutor con el cual debe tratar y deberá dialogar y negociar".

Hermann Tertsch escribió en el diario español El País que "el señor Ariel Sharon y sus conceptos sobre seguridad, aplicados en los últimos meses y sobre todo los últimos días, son ya una amenaza insoportable, y no sólo para los palestinos que mueren a diario y están condenados a la asfixia y la miseria. Sharon y compañía son parte del frente enemigo de cualquier proyecto que pueda prometer a los niños israelíes una vida futura con esperanzas y seguridades a las que tienen derecho. El odio, el desprecio y el culto a la fuerza se lo niegan. Es de esperar que Sharon haya de responder por ello ante su pueblo y los demás".

Aunque Tertsch critica a Arafat por haber despreciado el acuerdo con Israel en Camp David y "y aupó así a Sharon al poder", clava la espada en Sharon agregando: "La política -por llamarlo de alguna forma- del Gabinete israelí, y especialmente la actual invasión de ciudades y territorios palestinos, son una agresión no ya a Gaza y Cisjordania, sino a todo el mundo civilizado. Esto, cuando nos aprestamos a una larga campaña contra el terrorismo internacional en la que está en juego el futuro de todos, incluidos los niños israelíes".

En el propio Israel ya se muestra el cansancio con dicha política de odio y agresiones. Uri Benziman sostiene en un análisis publicado en Haartez, diario israelí, a comienzos de septiembre, que "Los israelíes debemos confrontarnos con la única realidad que todos sabemos, pero nadie dice abiertamente: Israel tuvo el audaz deseo de tragarse todos los territorios palestinos y eso terminó en un completo fracaso. Los asentamientos fueron un grave error. Los acuerdos de Oslo, creyendo que nos llevarían a un acercamiento entre los pueblos, han resultado una quimera".

Aunque el autor sostiene erradamente que "Los palestinos no quieren reconciliarse ni reconocer la existencia del Estado de Israel", reconoce, hablando de los palestinos, que éstos "Ni renuncian a su derecho al retorno dentro de sus territorios," y concluye, desde su posición ideológica, sentenciando: "La única manera de asegurar la continuidad de la realización de la idea sionista es retirándose a las fronteras del 67, y prepararse para defenderlas".

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41972-sharon_es_otro_engendro_de_washington_intenta_eternizar_la_ocupacion_de_palestin.html