webislam

Domingo 15 Septiembre 2019 | Al-Ajad 15 Muharram 1441
720 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1824

Un proyecto neonazi impulsaría la supuesta guerra al terrorismo

Graves afirmaciones de un ex oficial del Ejército Estadounidense

30/10/2001 - Autor: www.pantalla.galeon.com - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

George W. Bush junto a su padre.
George W. Bush junto a su padre.

La supuesta evidencia es una farsa

Soy Sargento Jefe retirado de las Fuerzas Especiales. Esto no tiene demasiada importancia para aquellos que sólo aceptan las opiniones de antiguos oficiales en lo que se refiere a asuntos militares; debido a que nos alistamos de mala gana, se supone que somos incapaces de entender las sutilezas de la doctrina.

Pero yo no estaba simplemente en el ejército. He estudiado y enseñado ciencia y doctrina militares. Fui instructor de táctica en el Centro de Entrenamiento para Operaciones en la selva, en Panamá, y he enseñado Ciencia Militar en West Point. Y, contrariamente a la imagen popular sobre lo que hacen las Fuerzas Especiales, nuestra misión es enseñar. Ofrecemos asesoramiento y asistencia a fuerzas extranjeras. Es decir, cualquier cosa, desde enseñar puntería a un particular a instruir al mando de un batallón sobre cómo coordinar operaciones aéreas efectivas con un servicio hermano.

Basándome en esta experiencia y en operaciones en ocho áreas designadas como conflictivas, desde Vietnam a Haití, tengo que decir que lo que estamos oyendo en las noticias y leyendo en los periódicos es simplemente nada creíble. La mirada más superficial a los hechos verificables ocurridos antes, durante y después del 11 de Septiembre, no da crédito a la línea oficial ni se adecua a las acciones actuales del gobierno de EEUU.

Pero la línea oficial sólo funciona si consigue la aceptación por parte de todos de sus premisas subyacentes. No estoy sorprendido en absoluto de que los partidos Republicano y Demócrata repitan esas premisas. Son simplemente dos facciones dentro de una única clase política dominante, y ambas están financiadas por los mismos centros de poder. Mi mayor decepción, como alguien que se identifica a sí mismo con la izquierda, ha sido contemplar la aceptación tácita de esas premisas por parte de otros izquierdistas, unas veces de manera ingenua y otras para ganar algunos puntos desde el punto de vista ético. Esas premisas son dos. Una es la premisa de que lo que está haciendo ahora esta administración de facto es una "respuesta" al 11 de Septiembre. La otra es la premisa de que el ataque contra el World Trade Center y el Pentágono fue llevado a cabo por personas con base en Afghanistan. En mi opinión, nada de esto tiene sentido.

Para poner en perspectiva esta afirmación, tenemos que volver hacia atrás en el tiempo, no al 11 de septiembre, sino al año pasado o incluso más atrás.

Un hombre de limitada inteligencia, George W. Bush, sin nada más que su nombre y la presión en la sombra de su poderoso padre anterior Presidente, exdirector de la CIA y petrolero- es construido sistematicamente como candidato, con un enorme coste. A lo largo y ancho de todo el país, son puestos en marcha mecanismos sutiles y no sutiles para retirar el derecho a voto a una fracción importante de la base de votantes afro-americanos del partido Demócrata. Esto no salió a la luz hasta que Florida se convirtió en un campo de batalla por los votos de los Colegios Electorales, y la magnitud de los hechos ha sido suprimida hasta el momento por los medios empresariales de comunicación. En una decisión carente de legitimidad, de hecho la Corte Suprema ni respaldó al autor de la decisión ni permite que la misma sea usada como precedente, el Bush v. Gore concede la presidencia de los EEUU a un hombre que ha perdido la votación en Florida y ha perdido la votación nacional por más de 600.000 votos.

Este régimen de facto organiza después un gabinete muy interesante. El Vicepresidente es un ejecutivo petrolero y el anterior Secretario de Defensa. El Asesor de Seguridad Nacional es un miembro de la junta directiva de una compañía transnacional petrolera y un becario de Rusia. El secretario de Estado es un hombre sin experiencia diplomática, y es el anterior presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor. El otro interesante nombramiento es el de Donald Rumsfeld como Secretario de Defensa. Rumsfeld fue CEO de Searle Pharmaceuticals. El y Cheney fueron conferenciantes en el Foro Ruso-Americano de Líderes de Negocios de mayo de 2000. Así pues, los actuales "coincidentes" en este gabinete son el petróleo, la anterior URSS y los militares.

Basándome en el historial de papá Bush, en todas sus manifestaciones y en la trayectoria general de la política exterior de EEUU desde la administración Carter, creo que puedo llegar a la razonable conclusión de que los combustibles fósiles de Oriente Medio y el Sur Asiático son una de sus mayores preocupaciones. No simplemente porque este cónclave tenga intereses financieros directos en los combustibles fósiles sino porque es seguro que saben que la producción mundial de petróleo está cayendo, y que pronto iniciará una caída permanente y acelerada que dentro de unos 20 años cambiará completamente el carácter de la civilización tal y como la conocemos. Incluso la izquierda parece negar esto radicalmente pero los números están ahí. Y no, las energías alternativas y las tecnologías energéticas no nos van a salvar. Todas las alternativas existentes sólo pueden empezar a proporcionar una fracción muy pequeña de la base energética que ahora proporciona el petróleo. Lo cual convierte a éste en algo más que un recurso, y a las acciones para controlar lo que queda en algo más que una competición económica.

Tengo que concluir, además, que la colonización económica de la anterior URSS ocupa un lugar importante en la agenda, y que de hecho tiene una gran sinergia con la cuestión del petróleo. Rusia no sólo mantiene inmensos recursos no explotados que atraen al imperialismo en crisis sino que continua siendo un desafío militar y nuclear a tener en cuenta en la región. No tenemos uno sino tres miembros con credenciales militares en el gabinete de facto Bush, lo cual hace que el gabinete se parezca mucho a un Estado Mayor militar. Todo esto antes del 11 de septiembre.

Y además está el tema de la OTAN. Se podría haber esperado que la OTAN fuera al "cubo de la basura" de la Guerra Fría después del hundimiento del Bloque del Este en 1991. Los dividendos de la paz y todo aquello. Pero no lo hizo. Se expandió directamente al interior de los anteriores estados del Bloque del Este y hacia la anterior URSS, y contribuyó con fuerzas significativas a la devastación de Iraq un país clave en el mercado mundial de petróleo, cuyo control se traduce en la capacidad para manipular los precios de crudo.

La OTAN es una formación militar, y los EEUU ejercen un control interesado sobre ella. Parecía una forma sin función pero esto se remedió bastante deprisa. Así, cuando Yugoslavia se negó a seguir el juego del FMI, los EEUU y Alemania comenzaron allí una campaña sistemática de desestabilización, utilizando incluso a algunos de los veteranos de Afganistán. La OTAN se convirtió en el brazo armado de esta agenda: la rotura de Yugoslavia en pequeños estados obedientes, la posterior contención de la anterior URSS y la protección del futuro oleoducto para el petróleo del Mar Caspio que llegaría a los mercados de Europa Occidental a través de Kosovo.

Veamos, es importante que esto se entienda, y la gente, incluso aquellos que hablan contra la guerra, tiende a no apreciar su significado. La OTAN no es un garante de las leyes internacionales, y tampoco es una organización humanitaria. Es una alianza militar con un socio muy dominante. Y ya no puede afirmar que es una alianza defensiva contra los socialismos europeos. Es un instrumento de agresión militar.

La OTAN es la organización que ahora va a penetrar más allá del paralelo 40, desde los Balcanes a través de la Repúblicas Asiáticas del Sur que pertenecieron a la anterior URSS. El ejército de EEUU ya ha tomado el control de una base en Uzbekistán. Nadie habla de que lo que estamos haciendo parece una extensión muy lógica de una estrategia que ya estaba en movimiento, y que ha estado en movimiento durante dos décadas. Una vez nos demos cuenta de que el modelo de actividad está diseñado para, simultáneamente, consolidar el control sobre Oriente Medio y sobre el petróleo del Sur de Asia, y contener y colonizar a la anterior URSS, veremos que Afghanistan es exactamente donde tienen que ir para continuar con esa agenda. Afghanistan limita con Irán, India e incluso con China, pero, lo que es más importante, limita con las Repúblicas Asiáticas Centrales que pertenecieron a la antigua URSS: Uzbekistán, Turkmenistán y Tajikistán. Estas limitan con Kazakhstán. Kazaknstán limita con Rusia. Turkmenistán está situada en el cuadrante sudeste del Mar Caspio, cuyo petróleo tanto codicia la administración Bush.

Afganistán es necesaria por dos razones: como base de operaciones para iniciar el proceso de desestabilización, rotura y control de las Repúblicas del Sur de Asia, lo cual empezará, en mi opinión, dentro de los próximos 18 a 24 meses, y para construir un oleoducto a través de Turkmenistán, Afganistán y Pakistán con el fin de proporcionar petróleo al mercado asiático. La BBC fue recientemente informada por Niaz Naik, un secretario pakistaní de Asuntos Exteriores, de que unos oficiales americanos les habían advertido, ya a mediados de julio, que se estaba planeando una acción militar en Afganistán para mediados de octubre. En 1996, el Departamento de Energía estaba emitiendo informes sobre la conveniencia de un oleoducto a través de Afganistán, y en 1998, Unlocal testificó ante el House Subcommittee para Asia y el Pacífico que ese oleoducto es crucial para llevar el petróleo de la Cuenca del Caspio al Océano Indico.

Ante la evidencia de que una operación militar para asegurar al menos una parte de Afganistán ha estado sobre la mesa posiblemente desde hace nada menos que 5 años, no puedo más que concluir que las acciones que ahora estamos viendo ponerse en marcha son parte de una agenda anterior al 11 de Septiembre. En realidad, estoy completamente seguro de ello. Sólo la planificación de operaciones de la escala a la que ahora están tomando forma, llevaría muchos meses. Y estamos viendo cómo se realizan en pocas semanas. Es un desafio para el sentido común. Esta administración está mintiendo acerca de que todo esto es una "reacción" al 11 de Septiembre. Lo que me lleva a sospechar mucho sobre su ya disponible evidencia de que alguien en Afganistán es responsable.

La pretendida evidencia es una farsa. Los EEUU presentaron al gobierno muñeco de Toni Blair con la evidencia, y de los 70 supuestos puntos de evidencias, sólo 9 se referían a los ataques contra el World Trade Center, y éstos eran sólo conjeturas. Esta es una historia de sandeces desde el principio hasta el fin. Si se le presentan los hechos disponibles, cualquier chico de 16 años aficionado a los dramas judiciales rompería este guión como si fuese "una camiseta de 2 dólares". Pero nuestros medios-empresariales de comunicación lo regurgitan sin ningún sentido crítico. De manera que, tal y como estamos viendo, su papel es legitimarlo.

Este villano de cómic en que ha convertido a bin Landen no tiene sentido a partir del momento en se empieza a apreciar la complejidad y sincronía de los ataques. Como militar que ha estado involucrado en el desarrollo de numerosas operaciones durante años, puedo decir que esta iniciativa a sido tan sofisticada y costosa que habría tenido que dejar lo que nosotros llamamos una gran "firma". En otras palabras, habría sido muy difícil de ocultar. Así pues, surge una verdadera pregunta sobre por qué no había advertencias de ello. Puede tratarse de una pregunta sobre la eficacia del aparato de inteligencia del gobierno. Puede tratarse de una pregunta acerca de varias políticas en diversas instituciones que debieron de ser engañosas para orquestar esta acción. Y puede tratarse también de una pregunta acerca de si existía o no un conocimiento previo del acontecimiento, y si este conocimiento previo está siendo ocultado.

Descartar esta preocupación como si fueran habladurías sobre conspiración es prematuro. Y existe un antecedente de este tipo que fue llevado a cabo por dirigentes políticos nacionales, incluyendo al niño mimado de los liberales, Franklin Roosevelt. Es muy poderosa la evidencia de que la administración Roosvelt falló deliberadamente a la hora de actuar para detener lo de Pearl Harbor con la intención de movilizar suficiente malestar nacional y así entrar en la 2ª Guerra Mundial.

No me explico por qué la gente no se hacía algunas preguntas muy específicas sobre la actuación de Bush y cia. el día de los ataques. Veamos lo siguiente:

Cuatro aviones son secuestrados y desviados de sus planes de vuelo, estando todo el tiempo en los radares de las FAA. Todos los aviones son secuestrados entre las 7:45 y las 8:10 AM Hora del Este. ¿A quién se le notifica?.

Son hechos sin precedente pero el Presidente no es notificado y está camino de una escuela primaria para escuchar cómo leen unos niños. Alrededor de las 8:15 AM, debería haber estado claro que algo andaba terriblemente mal. El Presidente estaba saludando alegremente a los maestros.

Alrededor de las 8:45 AM, cuando el vuelo nº 11 de la American Airlines choca contra el World Trade Center, Bush está posando con los niños para su foto en la primaria Booker. Cuatro aviones han sido secuestrados simultáneamente, un acontecimiento nunca antes visto, y uno acaba de clavarse en las torres gemelas más conocidas del mundo, y todavía nadie se lo notifica al Comandante en Jefe nominal.

Al parecer, tampoco nadie ha movilizado a ningún interceptor de la Fuerza Aérea. A las 9:03, el vuelo 175 de la United choca con el otro edificio del WTC. A las 9:05, Andrew Card, el Jefe Presidencial del Estado Mayor susurra a George W. Bush. Bush se "pone triste brevemente", según los reporteros. ¿Cancela la visita a la escuela y convoca un encuentro de emergencia? No. La continua escuchando a los de segundo grado leer acerca de la estúpida cabrita mascota de una niña, y continua con esta vanidad incluso cuando el vuelo 77 de la American Airlines realiza un cambio de rumbo no programado sobre Ohio y se encara con dirección a Washington DC.

¿Ordenó al Jefe de Estado Mayor Card movilizar a la Fuera Aérea? No. Después de uno terribles 25 minutos, decidió finalmente hacer una declaración pública para decir a los EEUU lo que éstos ya habían comprendido: que está ocurriendo un ataque por aviones secuestrados contra el World Trade Center. Hay un avión secuestrado dirigiéndose hacia Washington, pero ¿se ha movilizado ya a la Fuerza Aérea para defender algo? No.

A las 9:30, cuando realiza su declaración, el vuelo 77 de la American Flight se encuentra todavía a 10 minutos de su objetivo, el Pentágono.
La Administración afirmaría después que no tenía manera de saber que el Pentágono era el objetivo, y que pensaban que el vuelo 77 se dirigía a la Casa Blanca, pero lo cierto es que el avión ya había volado hacia el sur y pasado la zona exenta de vuelos de la Casa Blanca, y que de hecho estaba lanzado a través del cielo a más de 400 nudos.

A las 9:35, este avión realiza otro giro, 360 grados sobre el Pentágono, todo el tiempo seguido por el radar, pero el Pentágono no es evacuado, y continua sin haber salidas rápidas de la Fuerza Aérea en el cielo de Alexandria y DC.

Y ahora veamos al verdadero secuestrador: quieren que nos creamos que un piloto entrenado en una escuela barata para aficionados realiza una bien controlada espiral hacia abajo, descendiendo los últimos 7000 pies en dos minutos y medio, lleva el avión tan bajo y plano que corta los cables eléctricos que atraviesan las calles del Pentágono, y lo conduce contra un lateral de este edificio con precisión milimétrica a 460 nudos.

Cuando la teoría sobre aprender a volar tan bien en una escuela barata comenzó a perder base, se añadió que recibieron entrenamiento adicional en un simulador de vuelo. Es como decir que has preparado a un adolescente para su primera conducción en un I-40 y en la hora punta comprándole un videojuego de conducción. ¡Menuda tontería! Se está construyendo una historia con estos acontecimientos. Mi bola de cristal no está funcionando hoy, así que no puedo decir por qué.

Pero, como mínimo, este supuesto comandante en jefe y su estado mayor, a quien se supone que todos nosotros debemos seguir ciegamente en una poco definida guerra contra el terrorismo, es criminalmente negligente o increíblemente estúpido. Y, en el peor de los casos, a medida que sabemos más, aunque existe un esfuerzo por esconder los hechos, hay una conspiración criminal en marcha.

La verdad es que la administración Bush se estaba enfrentando a una confluencia de crisis de las cuales fue temporalmente rescatada por este acontecimiento. Si jugaron un papel siniestro o no, de lo que no hay duda es de que se aprovecharon del ataque de manera oportunista para superar su falta de legitimidad, para culpar al ataque terrorista del 11 de septiembre de la recesión en lugar de culpar al capitalismo, para legitimar su agenda de política exterior, y para establecer y consolidar medidas represivas internas y silenciar a los disidentes.

Y les dio luz verde para empezar a construir un escenario a largo plazo en el que establecer medidas de control fascistas, en el interior y en el exterior, a modo de una ciudadela para la clase dirigente con vistas a la coyuntura catastrófica en la que estamos entrando debido al agotamiento del petróleo.

Este elefante en la sala de estar está siendo deliberadamente ignorado. De hecho la represión interna ya ha comenzado, oficialmente y oficiosamente. Participé en un seminario en la Chapel Hill, en Carolina del Norte, el 17 de septiembre, y aunque ni una sola persona del equipo excusó o justificó los ataques y todos ofrecieron sus condolencias y oraciones por las víctimas, a los dos días fuimos vilipendiados como "enemigos de América". Ayer una editorial pidió mi deportación (a dónde, sólo puedo intentar adivinarlo). Herr Ashcroft está ahora buscando la mayor derogación de libertades civiles de EEUU desde la supuesta legislación antiterrorista después de la bomba de Oklahoma City la cual, hasta el momento, no ha dado resultados antiterroristas sino la aceleración en la aplicación de la pena de muerte racista. El FBI ha definido a los grupos terroristas no porque ningún grupo de los que existen haya actuado como terrorista sino por sus creencias. Algunos grupos socialistas y antiglobalización ya han sido identificados por su nombre como terroristas, aunque no hay ni una sola prueba de que hayan participado alguna vez en una actividad criminal. Esto me recuerda la Smith Act, que finalmente fue declarada anticonstitucional, pero sólo después de que un montón de gente sensacional pasara un horrible largo tiempo en la cárcel por haber cometido el crimen de pensar. Creo que todo esto señala hacia otros grandes problemas a los que el régimen de Bush se estaba enfrentando. La resistencia en todo el mundo a la llamada agenda neoliberal, un término adornado para designar al imperialismo impositor de deudas. Mientras la deuda y la amenaza de sanciones ha sido utilizada para coaccionar a las naciones de la periferia, tenemos que comprender que el garante final del cumplimiento es la acción militar. Para una agenda económica global, siempre hay la correspondiente agenda política y militar. El punto de mira de estas acciones a corto plazo es el Sur de Asia pero ya han escrito el guión como si se tratara de una lucha mundial y prolongada contra el terrorismo.

Como racionalización, es mucho mejor que la guerra contra la droga, y además la guerra contra la droga estaba siendo desacreditada. Los izquierdistas están recuperando poder y popularidad en Venezuela, El Salvador, Nicaragua, Ecuador, Colombia, República Dominicana, Haití, Brasil y Argentina. Cuba ha ganado mucho prestigio en estos últimos años. El imperio esta empezando a rebelarse. Difícilmente podemos justificar una intervención en estos lugares diciendo que no siguen la línea económica al no permitir la absoluta dominación de sus sociedades por las empresas transnacionales. Esto pondría en peligro la agenda. Así que simplemente afirmamos que están dando apoyo al terrorismo.

Es por todo esto que digo que la izquierda ha perdido una oportunidad al permitir que se escapen si responder a la pregunta de quién llevó a cabo lo del 11 de septiembre. Si la historia oficial es una mentira, y creo que los hechos circunstanciales son suficientemente poderosos para mantener esta afirmación, entonces necesitamos saber qué pasó. Y tenemos que saber cuáles son los motivos concretos de esta administración.
Y necesitamos saber más allá de los motivos inmediatos, es decir, hacia dónde se dirigen las fuerzas sociales que garantizan ahora mismo nuestra situación. No creo que esta administración esté implicada en un proceso deliberante de una agrupación política que está en la cima del juego. Están aunando algunas soluciones técnicas muy deliberantes como respuesta a una situación que se les está yendo rápidamente fuera de control. Es como aclarar un bosque. Hay una tecnología muy inteligente que está siendo empleada para hacer una cosa muy simple.

A lo que están respondiendo no es al 11 de Septiembre, sino al comienzo de una permante y precipitada caída de la producción mundial de petróleo, al comienzo de una profunda y prolongada recesión mundial y a la rebelión del imperio.

Esto me lleva a lo que todo esto significa para la seguridad americana, por la cual está perfectamente justificado que ellos se preocupen. Las acciones que está preparando esta administración no solamente no van a aumentar nuestra seguridad sino que la van a degradar significativamente. La acción militar contra muchos grupos a lo largo del globo, que es lo que la administración nos dice abiertamente que está planeando hacer, va a poner a mucha gente de espaldas a la pared. Esto no es mucha seguridad.
El concepto de guerra que se está promocionando es una violación de los principios de la guerra desde varios puntos de vista, y llevará inevitablemente a catástrofes militares, si se considera desde una postura de neutralidad política y moral.

Y la gente que está ahora en posesión de la mitad de las reservas de petróleo que quedan está siendo sometida a desestabilización, por lo cual no podemos siquiera predecir la consecuencias excepto que la pérdida de acceso a suministros cruciales de energía cae dentro de lo posible. Lo peor de todo, desestabilizaremos a Pakistán, un poder nuclear en conflicto activo con su vecino, y provocaremos a Rusia, otra potencia nuclear. El listón de seguridad no queda muy alto, y los americanos no se pueden permitir el ignorar las armas nucleares.

Creo que esta agenda es una tremenda amenaza para la seguridad de cualquiera que sea crítico con el gobierno o con sus corporaciones financiadoras, y ya sabemos que las amenazas reales son contra las poblaciones, que pueden ser fácilmente utilizadas como chivo expiatorio a medida que la crisis se hace más profunda. Hay una amenaza real de aumento del fascismo en este país, y el fenómeno requiere enemigos domésticos. Historicamante, esos enemigos han incluido a izquierdistas, sindicalistas y a sectores oprimidos por su raza o nacionalidad. Esta mentalidad de "estado de emergencia" ya está siendo utilizada para acallar los discursos públicos antiracistas, feministas, medioambientalistas, socialistas y anarquistas. Y mientras los funcionarios hacen resistencia a la xenofobia antimusulmana, las imágenes esterotípicas han saturado los medios, y el gobierno ya está comenzando a instaurar abiertamente el perfil racial. Sólo hay un paso para ir a por otros grupos. Hemos sido preparados largo tiempo por las ideologías del racismo manifiesto y encubierto, y el racismo, como institución y como su correspondiente psicología, es intratable en EEUU. Es por todas estas razones por lo que digo rotundamente que no podemos aceptar nada de esta administración; ni sus políticas ni sus sandeces. Lo que estamos haciendo es muy, muy peligroso, y el momento de luchar contra ellos abiertamente es justamente ahora, antes de que consoliden su poder y su agenda. Una vez que lo hayan hecho, nuestro trabajo será mucho más dificil.

La izquierda, si tiene la capacidad para autoorganizarse saliendo del olvido, tiene que comprender su papel crítico. Debemos ser socios de un amplio movimiento pacifista, dignos de crédito, infatigables y no sectarios. Tenemos que estudiar, sintetizar y describir nuestra actual coyuntura histórica. Y tenemos que preparar líderes ante el decisivo conflicto que emergerá para, en primer lugar, derrotar al fascismo y después tomar el poder político.

Las palabras de Rosa Luxemburgo son más ciertas que nunca. No nos enfrentamos a una elección entre socialismo y capitalismo sino entre socialismo y barbarie. Y lo que menos nos podemos permitir es resignación y timidez.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41950-un_proyecto_neonazi_impulsaria_la_supuesta_guerra_al_terrorismo.html