webislam

Miercoles 14 Noviembre 2018 | Al-Arbia 05 Rabi al-Auwal 1440
976 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1937

El genocidio encubierto de Sudán

Según algunas estimaciones, alrededor del 85% de la población del sur de Sudán ha sido desplazada

28/09/2001 - Autor: Miguel Jiménez - Fuente: Centro de Colaboraciones Solidarias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Joven soldado sudanés.
Joven soldado sudanés.

Un reciente estudio del Instituto de Investigación de Naciones Unidas para el Desarrollo Social (Unrisd), hecho público en la Cumbre de Durban contra el racismo, ha vuelto a poner a Sudán bajo la mirada de la comunidad internacional. Azotado por la pobreza, el hambre y una terrible guerra que ya se ha cobrado dos millones de muertos desde 1983, Sudán ha sido señalado desde Naciones Unidas como un país donde aún persiste la esclavitud, el reclutamiento forzoso de menores y varias clases de discriminación social y racial. El estudio de Unrisd, sin embargo, va más allá, y denuncia el "genocidio" perpetrado contra la tribu de los Nuba y la "limpieza étnica" en la región del Nilo azul.

A pesar de haberse acordado un armisticio, los combates en el sur y el este del país continúan entre el ejército regular, los grupos paramilitares denominados Fuerzas Populares de Defensa (FPD) y las milicias "murahaleen", partidarios del gobierno islámico de Jartum, frente a las diversas fuerzas aliadas con el grupo de oposición Ejército Popular de Liberación de Sudán (EPLS).

Pero, la guerra de Sudán no es sólo un contencioso cimentado en la lucha religiosa entre un norte islámico y un sur cristiano y animista. La guerra entre el Gobierno del norte y los grupos rebeldes del sur es, en gran medida, una lucha por el control de los recursos naturales. El colapso de la economía del norte por la sistemática explotación del suelo ha obligado a las élites mercantiles norteñas a expandir sus actividades económicas hacia el sur. Es allí donde se encuentran las fértiles tierras de Renk, la zona petrolífera de Bentiu y los yacimientos de níquel y uranio. Sólo el 5% del suelo sudanés es cultivable, lo que agudiza la lucha por el territorio útil. Además, un 95% de los bosques del este de Sudán ha desaparecido para dejar espacio a los cultivos masivos y, al ritmo actual de la erosión, todos los bosques de la zona nororiental del país se habrán esfumado al finalizar el siglo. Por el contrario, las extensas sabanas y los bosques meridionales se han mantenido más o menos intactos por el aislamiento histórico de la zona y su pobre infraestructura vial.

Y estas son las riquezas que ahora interesan al Gobierno sudanés. De ahí que su estrategia se haya centrado en practicar deportaciones masivas de poblaciones negras hacia zonas inhóspitas y recolonizar los territorios fértiles recién despoblados con grupos de origen árabe. Distintas ONG le acusan de practicar el genocidio, de desplazar masivamente a grupos humanos, condenándolos al hambre por falta de recursos, y de capturar niños para adoctrinarlos religiosa y militarmente. Según algunas estimaciones, alrededor del 85% de la población del sur de Sudán ha sido desplazada.

Una de las principales víctimas de esta situación son los habitantes de la región meridional de Kordofan, los Nuba. En esta provincia montañosa viven alrededor de un millón de personas que practican la agricultura, tienen diversas religiones y se dividen en alrededor de 10 grupos lingüísticos. Los Nuba han competido desde el siglo XIX con sus vecinos árabes, los Baggara, por el agua y la tierra de esta zona. Hoy en día, el EPLS tiene una de sus bases más fuertes entre esta población. Aislados por la guerra y el ejército, los Nuba no poseen nada, no hay médicos, ni comida, la guerra lo ha destruido todo. Como señala el escritor Bernard-Henri Lévy , "Los Nuba, cansados de ser bombardeados, de comer saltamontes y raíces cocidas, de ver a sus hijos morir de enfermedades nuevas o, por el contrario, olvidados y sin curación posible, terminan por bajar a las llanuras y refugiarse en los "campos de paz" que, en realidad, son centros de selección de mercaderes de esclavos. Había un millón de nubas. Sólo quedan 300.000. ¿Qué pasó con los demás? ¿Muertos, desaparecidos o víctimas de los negreros de Kordofan que les han vendido a las familias árabes de Jartum?"

No se puede volver la vista ante lo obvio. Según un informe de la ONU, el Gobierno de Jartum desplegó al ejército en torno a los yacimientos petrolíferos con el fin de garantizar la seguridad de las prospecciones. En septiembre de 2000, cuando se hizo el primer envío de 30.000 barriles de petróleo, los habitantes de la zona declararon que varios helicópteros sobrevolaron y bombardearon indiscriminadamente blancos civiles. Sin embargo, empresas petroleras extranjeras emplazadas en el país, como las francesas Elf Aquitaine y TotalFina, la italiana AGIP, la austriaca ÖMV Sudan GmbH o la canadiense Talismán, han negado toda responsabilidad respecto a los abusos en los que están implicadas las fuerzas que ellas mismas contrataban para proteger los yacimientos.

Es hipócrita creer que la situación de Sudán es tan sólo un conflicto religioso, y que no existen responsabilidades internacionales en una guerra convenientemente silenciada. Aún quedarán sin respuestas las preguntas de la gente que no alcanza a comprender lo incomprensible, como esas palabras de Abdel Asís, líder de los Nuba: " ¿Cómo es posible que se extermine a un pueblo, que se le ahogue así, dulcemente, sin testigos, sólo porque se encuentra en la ruta del petróleo?".

Anuncios
Relacionados

Darfur incendia África central

Noticias - 22/06/2008

La Alianza del Norte asesina a 1700 simpatizantes Taliban en Kabul

Artículos - 23/11/2001

Irak: embargo genocida

Artículos - 03/09/2002



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41910-el_genocidio_encubierto_de_sudan.html