webislam

Miercoles 23 Octubre 2019 | Al-Arbia 23 Safar 1441
823 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=2180

Algo está podrido en el Estado de Israel

Un nuevo juego ha comenzado, y las reglas han cambiado

10/08/2001 - Autor: Uri Avnery* - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

Bandera de Israel.
Bandera de Israel.

Se podría decir: Una persona tiene que decidir temprano en su vida lo que quiere llegar a ser. Puede llegar a ser shinbetnik o embajador en Dinamarca. No puede ser las dos cosas.

Pero Gilon aceptó el puesto. Fue la estupidez Nº 1. Pero no es nada comparado con la estupidez Nº 2. Después del comienzo de las protestas en Dinamarca, Gilon se puso a explicar a los daneses, aparentemente algo pasmados, que la tortura de palestinos no sólo es extremadamente importante, sino que también Shin-Bet haría bien en volver a utilizarla, (por cierto, nunca ha dejado de utilizarla.) La protesta resultante indujo al gobierno danés a considerar el arresto de Su Excelencia en el momento de su llegada.

La única posibilidad diplomática que le queda al embajador es quebrarse una pierna, diplomáticamente, de manera que tenga que renunciar al puesto. si no lo hace voluntariamente, debiera aplicarse la Presión Física Moderada. Eufemismo para tortura en Israel, N.d.T. Este asunto tiene otro aspecto que debiera ser tenido en cuenta. Al comenzar la Guerra de Seis Días, el profeta Isayah (Leibowitz) profetizó que la ocupación nos convertiría en una nación de capataces y shinbetniks. Esa profecía se ha cumplido. En otros países, la gente del Servicio Secreto trabaja en la oscuridad. Incluso después de jubilarse, mantienen el silencio.

Pero en Israel, son elegidos al Knesset Parlamento, figuran en las crónicas de sociedad, brillan en fiestas de la alta sociedad, se les va la lengua en talk shows en la televisión, y escriben comentarios en los periódicos. Ahora se les envía al extranjero como embajadores.

Y el Ministro de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, explica que Gilon, el gran patriota, actuó según las leyes de Israel y sólo obedeció órdenes. Eso informa a los daneses de que algo está podrido en el estado de Israel. "Sólo obedecí órdenes" suena terrible a un pueblo con memoria. Los daneses, parece, recuerdan.

Es de esperar que el asunto Gilon termine con estos nombramientos. La consigna será: shinbetnik ¡quédate en casa!

Paralelamente al tema Gilon, está ocurriendo el asunto Sharon en Bélgica. Esto, también, tiene implicaciones de largo alcance.

Comenzó hace años, pero nadie se dio cuenta en aquel entonces. El general Amos Yaron, estrella de Sabra y Shatila, fue enviado como agregado militar a Estados Unidos y Canadá. Al ocurrir la masacre, Yaron era el oficial responsable en el área. Elli Hbeika, el comandante falangista, organizó la matanza desde el techo del puesto de comando de Yaron. Los oficiales de Yaron escucharon lo que estaba sucediendo y lo informaron. Después de la guerra, Yaron –lo que habla a su favor- admitió que "nuestros sentidos se habían embotado."

Como agregado militar, Yaron, no encontró ninguna dificultad en EE.UU. Pero en Canadá se dio contra un muro. Los canadienses no querían ni verlo. Actuó prudentemente y se evitó un escándalo. Ahora actúa como Director General del Ministerio de Defensa.

Su jefe, Ariel Sharo, nunca admitió el embotamiento de sus sentidos. Incluso ahora, cuando han iniciado la querella en su contra en Bélgica por su rol en las atrocidades de Sabra y Shatila, presume de ser un hombre justo. "Este no es un asunto personal," dijo a los reporteros, "es un asunto del estado de Israel." ("No es un asunto personal" ha sido siempre la frase preferida para todas las ocasiones de Sharon.)

¿No es un asunto personal? ¿Un asunto del estado de Israel? Lo siento mucho, somos ciudadanos de Israel y con absoluta certeza no es asunto nuestro. Nosotros no llevamos a una banda de asesinos calificados, que ya habían cometido atrocidades en media docena de campos palestinos, y los lanzamos sobre los campos indefensos de Sabra y Shatila. No iluminamos la noche para ellos, ni les suministramos tractores para que cubrieran los cadáveres. Si fue un crimen de guerra, fue un asunto muy personal de Sharon y su séquito.

Objeto a que se involucre el aparato legal del estado, dirigido por el indeciso Fiscal General, en defensa de Sharon, en mi nombre y con mi dinero.

Todos estos asuntos tienen un común denominador. Algo ha cambiado en el mundo. Lo antes que comprendan esto en Israel, tanto mejor para tanta gente, soldados y funcionarios.

A comienzos del nuevo siglo, por fin, la humanidad ha despertado, y ha comenzado a preocuparse de los crímenes de guerra, la pesadilla del siglo XX. La corte penal internacional está en desarrollo, y en muchos países la opinión pública exige que los criminales de guerra, como los antiguos piratas, sean juzgados y castigados en cualquier país que los detenga.

Este movimiento se hará más y más fuerte. Bélgica es un pionero. La pequeña Dinamarca servirá como un modelo para otros países civilizados. "Porque la ley partirá de Bruselas, y la voz de la humanidad de Copenhague." Puede ser que debido a su trágico pasado, Europa esté ahora tan ansiosa de terminar con las atrocidades.

Cada ministro, miembro del Knesset, general, y soldado raso, debe grabarse ahora esto en su corazón: Usted es personalmente responsable por cada atrocidad en la que participe. Ya no puede esconderse detrás de "Recibí instrucciones" o "Sólo obedecí órdenes." Alguien puede detenerlo en un club nocturno en París o en las montañas de Nepal.

Recientemente, Gush Shalom movimiento por la paz israelí, N.d.T. preparó un spot televisivo para los soldados advirtiéndolos de este peligro. La Voz de Israel se negó a transmitirlo. Tal vez se pedirá a la Corte Suprema que intervenga. Pero si yo fuera un soldado de la reserva, tendría mucho cuidado con lo que hago.

En el infame asunto de la masacre de Kafr Kassem (1956) el juez Binjamin Halevy escribió sobre una "bandera negra" que ondeaba sobre las órdenes ilegales, que los soldados deben rehusar obedecer. Se estaba refiriendo a la ley del estado, pero ahora se ha convertido en ley de la comunidad internacional. Esta bandera negra ondea sobre muchas órdenes dadas a diario en los territorios ocupados.

El Ministro de Transporte, Ephraim Sneh,exclamó recientemente."¡Usted (Sharon) no me arrastrará a La Haya! Quería decir, por supuesto, a la corte internacional de crímenes de guerra. Si yo fuera un general, estaría diciéndole lo mismo al Jefe del Estado Mayor, Shaul Mofaz.

Un nuevo juego ha comenzado, y las reglas han cambiado. El mundo nos está diciendo: ¡Quedan advertidos!

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41832-algo_esta_podrido_en_el_estado_de_israel.html