webislam

Lunes 27 Mayo 2019 | Al-Iznain 22 Ramadan 1440
787 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=1795

Kofi Annan: luces y sombras de un Secretario General

La cuestión del Sáhara ocupado por Marruecos es uno de los fracasos más evidentes de la gestión del reelegido Secretario General de la ONU

13/07/2001 - Autor: Xabier Caño Tamayo - Fuente: Webislam
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

images 1(1)
images 1(1)

Kofi Annan, con fama de diplomático sosegado que nada y guarda la ropa, sustituyó al egipcio Butros Ghali, cuya reelección fue contundentemente vetada por los Estados Unidos. Annan se estrenó en su primer mandato como un hombre de Washington. Al ser reelegido como Secretario General ha sido ampliamente elogiado por Madeleine Albrigth, Toni Blair, Chirac y otros líderes de los países más poderosos. Sin embargo, los Estados más pobres le acusan de aceptar dócilmente las imposiciones de los grandes y de que no es capaz de enfrentarse a ellos.

Una muestra de la docilidad de Annan se vio cuando, a mediados de mayo, el Congreso de los Estados Unidos congeló condicionalmente el pago de 244 millones de dólares que adeudaba a la ONU. La congelación fue votada por republicanos y demócratas conjuntamente, aunque no por unanimidad, como represalia por no haberse aprobado la permanencia de Estados Unidos en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Horas antes de la congelación del pago de la deuda norteamericana, Kofi Annan había suplicado a los congresistas estadounidenses que no castigaran a Naciones Unidas, expresando también su consternación.

Entre las luces de su mandato se cuentan el despliegue de cascos azules en Sierra Leona, Timor Oriental, Congo, Kosovo, Bosnia-Herzegovina y Guatemala, así como su defensa de los derechos de la mujer que no es sólo teórica porque durante sus primeros cuatro años de Secretario General ha incrementado notablemente el número de mujeres en puestos clave en Naciones Unidas. Ha puesto en marcha el mayor estudio jamás hecho sobre la salud de la Tierra y los ecosistemas del planeta, llevado a cabo por 1.500 científicos durante cuatro años, y ha realizado llamamientos a favor de los enfermos de sida en los países más pobres. Sin embargo, en la reunión sobre sida celebrada en junio de 2001, el texto final de compromiso ha quedado rebajado y maquillado para satisfacer las peticiones moralistas y puritanas de los países árabes. (No se puede hablar de homosexuales, prostitutas o drogadictos como grupos de riesgo. Según Mary Robinson, Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, no haber conseguido que se hablara con claridad de esos grupos de riesgo se traducirá en mayor número de infecciones).

En las actuaciones u omisiones de la ONU en las áreas más conflictivas ha sido donde Kofi Annan ha cosechado mayor número de sombras. El 5 de agosto de 2000, 400 cascos azules se desplegaron a lo largo de 82 kilómetros ocupando 13 posiciones del sur del Líbano, cuando el ejército israelí se retiró tras 22 años de ocupación, pero en el reciente enfrentamiento violento entre las fuerzas armadas israelíes contra la segunda Intifada, la ONU se muestra incapaz de conseguir siquiera un alto el fuego temporal, mientras Israel bombardea el territorio palestino.

Y, más hacia el Este, la cuestión del Sáhara ocupado por Marruecos es uno de los fracasos más evidentes de la gestión del reelegido Secretario General de la ONU. Annan se ha plegado a las tesis de Marruecos y ha aceptado las propuestas de éste al proponer en junio de 2000 al Consejo de Seguridad que se congelara sine die el proyecto de referéndum de autodeterminación del Sahara y que se analizara la posibilidad de conceder una autonomía amplia bajo bandera marroquí. Un plan así presentó Marruecos en la ONU el 5 de mayo. A raíz de esta propuesta de Annan, el embajador de Argelia en la ONU, Abdalah Baali, le envió una carta muy dura, acusándolo de haber tomado partido por Marruecos, de haberse saltado la resolución de Naciones Unidas que manda realizar un referéndum y de haber fracasado en el intento de lograr una solución pacífica en el Sahara. Por su parte el Frente Polisario ha advertido que, si se acepta ese plan, volverán a tomar las armas. En febrero pasado Kofi Annan simuló un gesto de energía al dar a Marruecos un ultimátum de dos meses para que conceda una autonomía amplia al Sahara, que es precisamente la propuesta marroquí para alejar la posibilidad de independencia del pueblo saharaui.

La crisis entre Estados Unidos e Irak, enmascarada con la misión de los inspectores de la ONU para investigar arsenales de armas de destrucción masiva del régimen de Sadam Hussein, es otro de los problemas calientes del mundo en el que la intervención de Kofi Annan es dócil ante los poderosos. Annan ha enviado misiones diplomáticas a Bagdad para negociar al más alto nivel y así se consiguió poner en marcha el programa petróleo por alimentos; la ONU aprobó la concesión de contratos entre Irak y compañías petroleras occidentales, pero Irak denunció que Estados Unidos y Gran Bretaña obstaculizaban la aprobación de 143 contratos entre Irak y compañías extranjeras para vender crudo iraquí. No hubo reacción conocida de Annan. Por descontado, en ningún caso ha hecho mención de los bombardeos con que los aviones estadounidenses y británicos han castigado y castigan a Irak. Pero se mantienen las sanciones económicas que sólo perjudican al pueblo irakí sin afectar a la solidez del régimen de Sadam Hussein. Siendo comisaria europea, Emma Bonino visitó Bagdad tras las sanciones contra Irakí y aseguró que la mayor parte de las gentes del país vivían en condiciones desastrosas.

Durante el conflicto con la Yugoslavia de Milosevic, Kofi Annan materialmente se tragó la actuación de la OTAN liderada por Estados Unidos y evitó cualquier crítica a los bombardeos ejecutados al margen de Naciones Unidas por el temor fundado de Estados Unidos de que una propuesta de castigo de Yugoslavia fuera vetada en el Consejo de Seguridad por Rusia y China.

A pesar de que los países latinoamericanos apoyaron en bloque a Kofi Annan en marzo de este año como candidato a la reelección, ha sido en Latinoamérica donde han surgido alguna de las críticas más duras contra el reelegido Secretario General. En diario "El Espectador" de Bogotá, se podía leer el 17 de septiembre de 2000: Pocas veces un Secretario General de Naciones Unidas ha exhibido tanto cinismo y tanto servilismo como Kofi Annan al decir en la cumbre del Milenio que había mucho que agradecer porque los beneficios de la mundialización son evidentes; niveles de vida más elevados, un crecimiento más rápido (...) y nuevas oportunidades económicas tanto para las personas como para los países.

Kofi Annan es un valedor de la globalización, pero entra en contradicción consigo mismo, pues en otras ocasiones pide a la comunidad internacional que apruebe el objetivo de reducir a la mitad la pobreza extrema para sacar de la miseria a mil millones de personas, aunque se niega a reconocer que la expansión y aceleración de la pobreza en el mundo es el resultado de las políticas neoliberales globalizadoras que Estados Unidos y los gendarmes del pensamiento único (FMI, BM, OMC, OCDE) imponen desde hace una década. Ese contradictorio entusiasmo por la globalización impulsó a Annan a declarar en el Foro Económico Mundial de Davos de enero de 2001 que si la globalización no funciona para todos, fracasará. Pero también en Davos invitó a las grandes compañías y corporaciones transnacionales a participar en proyectos de Naciones Unidas sin recordar que muchas de esas enormes empresas se han caracterizado por su labor de tierra quemada en los países en desarrollo o las continuas violaciones de los derechos humanos en aras del desarrollo ininterrumpido y del crecimiento anual de beneficios.

Kofi Annan es, sin duda, un Secretario General de la ONU controvertido y contradictorio, aunque a menudo parece que las sombras predominan sobre las luces. En cualquier caso, da la impresión de que pretende vaciar el mar con un cesto de mimbre.

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41808-kofi_annan_luces_y_sombras_de_un_secretario_general.html