webislam

Domingo 31 Mayo 2020 | Al-Ajad 08 Shawwal 1441
4476 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=2796

Cruce de acusaciones entre la Asociación Ibn Taymiyyah y el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe

08/11/2000 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

causa1
causa1

En relación a los últimos comunicados del así llamado Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, a propósito de la manifestación celebrada el pasado domingo, 15 de octubre, en Madrid, para protestar por los ataques sionistas contra el pueblo palestino, la Asociación Ibn Taymiyyah ha hecho público el siguiente comunicado.

1) En primer lugar la Asociación considera un éxito la convocatoria del domingo 15 de octubre en todos los sentidos. En lo que se refiere al número de manifestantes la cifra más realista apunta a unas 3.000 personas (2.000 según algunos medios como Tele 5, que suelen rebajar la cifra de estas convocatorias). El Comité miente al limitar la asistencia al colectivo musulmán ya que cualquier persona que acudió a la manifestación pudo ver allí a muchos no musulmanes que participaron con entusiasmo en la manifestación. En lo que respecta al colectivo musulmán la Asociación considera positivo que los miembros de este colectivo, que tradicionalmente han sido, por razones culturales o legales, bastantes reticentes a este tipo de manifestaciones públicas comiencen a llevarlas a cabo, hoy por Palestina y más adelante por otros de sus derechos.

2) En segundo lugar el Comité miente de nuevo al afirmar que la manifestación no era representativa del sentir de la comunidad musulmana. La falsedad de esta afirmación queda de manifiesto si se tiene en cuenta que fueron realizados llamamientos desde la práctica totalidad de las mezquitas de Madrid (especialmente la de la M-30 y la de Estrecho que son las mayores de Madrid) el viernes anterior a la manifestación para que los musulmanes acudieran a ella. Los presidentes de las asociaciones musulmanas de Madrid acudieron en masa y el imam del Centro Cultural Islámico de Madrid (Mezquita de la M-30), el mayor centro islámico del país, fue quien leyó el comunicado en árabe. El representante de la OLP y otros miembros de la Oficina acudieron también a la manifestación y felicitaron públicamente a los organizadores por el éxito de la misma. Parece, pues, ser que el Comité o Carlos Varea siguen tomando a la gente por tonta.

Por otro lado, cabe recordar que los musulmanes de todo el mundo han celebrado manifestaciones en solidaridad con Palestina. Entre estas manifestaciones cabe citar las de Nueva York, Sydney, Ciudad del Cabo y muchas otras.

3) En tercer lugar el lema de la manifestación, que venía recogido en el comunicado difundido a la opinión pública titulado ALTO A LA REPRESIÓN SIONISTA, no era el de reivindicar "una Palestina islámica", como pretende afirmar el Comité, sino el de detener la represión sionista en Palestina.

4) El Comité miente una vez más cuando habla de "agresiones internas" como si hubiera habido peleas dentro de la manifestación. Lo que ocurrió al término de la misma fue que algunas personas presentes en la misma rehusaron disolverse y destrozaron algunas banderas israelíes. Sin embargo, el servicio de orden intervino de forma ejemplar y logró disolver a estas personas sin que en ningún momento se produjeran esas "agresiones internas" de que habla el Comité.

5) No entramos a valorar el trabajo del Comité en los últimos años. Desde la Asociación felicitamos a éste por los logros que haya podido conseguir en sus quince años de funcionamiento. ¿Dónde estábamos los integrantes de la Asociación Ibn Taymiyyah en estos años? Bueno, para empezar la Asociación es mucho más joven. En segundo lugar algunos de sus integrantes son miembros desde hace 16 años de diversas asociaciones pro palestinas como la Asociación Nacional de Amigos del Pueblo Palestino de Gijón, en la que han desarrollado actividades que han recibido las felicitaciones de la Oficina de la OLP. Cabe recordar también que la actitud del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe le valió en su día, sin embargo, la expulsión del Comité de ONGs por la causa palestina. Parece ser pues que los malos modos y mala actitud mostrada por el Comité no son algo nuevo.

6) Desde la Asociación Ibn Taymiyyah deseamos expresar que la valoración de la opinión pública ha sido muy clara. La manifestación del sábado 14, convocada por el Comité, contó con la asistencia de un centenar escaso de personas. La del domingo 15 con un número que ya se ha mancionado. Portanto, desde la Asociación consideramos el intento de sabotaje del Comité como un fracaso y así lo queremos hacer constar.

7) Por otro lado, según se desprende de los comunicados del Comité parece que éste discute nuestro propio derecho a convocar. Sin embargo, la existencia de un estado democrático garantiza a todos la convocatoria de las manifestaciones que consideren oportunas, algo que sin duda choca con la ideología del Comité que parece anclada en un estalinismo tan duro como trasnochado.

8) Por último la Asociación Ibn Taymiyyah desea agradecer las muestras de apoyo llegadas de todos los ámbitos tanto a la manifestación en Madrid como de solidaridad contra los intentos de sabotaje del Comité, que felizmente han fracasado.

Asociación Ibn Tayimiyyah

Comunicado del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe al que se contesta con esta carta

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA) pasa a responder al comunicado emitido por la Asociación Ibn Taymiyyah hoy lunes 16 de octubre, anunciando que con él cierra con este grupo y con Paz Ahora el cruce de notas, al menos por su parte.

1. La totalidad de los integrantes del CSCA asumen los comunicados emitidos días atrás por su organización, rechazando categóricamente que se mencione o pretenda personalizar en Carlos Varea decisiones que se han tomado colectivamente. Son precisamente los dirigentes de Ibn Taymiyyah y en concreto su responsable, José Luis Galán, quienes han buscado por todos los medios (no dudando para ello incluso el de disfrazarse de sheij) protagonismo que no avalan, a diferencia de lo que ocurre con el CSCA, años de trabajo esforzado y sostenido, con contenidos reales y radicales, la mayoría de las veces a contracorriente, en el terreno de la solidaridad con el pueblo árabe en general y con el palestino en particular. ¿Dónde han estado Ibn Taymiyyah y sus exaltados dirigentes durante los últimos quince años, los años de la Intifada, de este nefasto proceso de negociación árabe-israelí por todos aceptado, de la represión israelí y de la Autoridad Palestina contra los disidentes y opositores al proceso de paz, de la guerra y del embargo contra Iraq, de las reiteradas agresiones contra Líbano, de la guerra en Argelia, de la expansión de la OTAN en el Mediterráneo, de asalto neocolonial de la Europa fortaleza contra el Magreb, etc., etc? Ningún pataleo, por favor: el recorrido en línea recta del CSCA durante todos estos años y sucesos, contra viento y marea, ha hecho a sus integrantes inmunes tanto a disgustos como a deslumbramientos pasajeros.

Pese a ello, en un alarde de audacia, Ibn Taymiyyah se atreve a cuestionar al CSCA. Hasta ayer el único mérito de Ibn Taymiyyah era ocupar a codazos y procurando gritar más que nadie, enarbolando su banderita negra, las primeras filas de las concentraciones que otros convocaban, a fin de escenificar, repetimos, lo que es una caricatura  esperpéntica de la fe y la práctica musulmanas, actitud que ha provocado una y otra vez el rechazo de los representantes legítimos de la comunidad musulmana de Madrid y el bochorno de buena parte del colectivo hispano-árabe de esta ciudad.

2. Ahora, respecto a la concentración de ayer domingo ante la Embajada de Israel, los dirigentes de Ibn Taymiyyah (además de Paz Ahora) se aprestan rápida y alegremente a calificar de éxito lo que solo en apariencia lo ha sido. El CSCA se congratula de la respuesta popular musulmana a la convocatoria del domingo, pero a este colectivo le preocupa la manipulación de la que ya está siendo objeto y que muchos otros prefirieran quedarse en casa ante lo que se presagiaba como una cita esencialmente islamista, como luego se confirmó. La dirección de Ibn Taymiyyah dice la verdad solo a medias al afirmar que la convocatoria de ayer domingo contaba con el apoyo de la comunidad musulmana y de la Oficina de la OLP en Madrid: representantes tanto de las asociaciones musulmanas como de las comunidades hispano-árabes y, en concreto, hispano-palestina de Madrid, han explicitado su preocupación antes y su bochorno después sobre el desarrollo de la concentración del domingo, incluidas la agresiones internas que se produjeron. No hay más que repasar el tratamiento que los medios de comunicación han dado a esta convocatoria para que se comprenda esta aprehensión y la negativa a secundarla del CSCA: 1.000, 2.000 o 3.000 convocados no compensan el claro retroceso que -siempre, claro está, al entender de esta organización- se ha producido en la expresión de las reivindicaciones palestinas y de la solidaridad con éstas. Además, como ha reconocido el representante de Paz Ahora Julio Rodríguez a los medios de comunicación, la ausencia de participantes no árabo-musulmanas en la concentración, además de desmentir la afirmación del comunicado de Ibn Tamiyyah sobre el apoyo recibidas de organizaciones sociales de Madrid, explicita la fractura entre un colectivo y otro, algo que nunca había ocurrido antes, perjuicio añadido para la solidaridad con el pueblo palestino.

Por todo ello, ahora de manera aún más justificada, el CSCA reitera que iniciativas de este estilo favorecen, en última instancia, los intereses de Israel y EEUU, por mucho comunicado que se quiera escribir. Insistimos, el CSCA no va a legitimar (aunque sí lo hayan hecho algunos representes árabes o musulmanes de Madrid) a un grupo de -digámoslo así, para no ofender- dudosa filiación que se da de bruces con los criterios políticos que siempre ha defendido: una Palestina soberana, democrática y no confesional; el CSCA no apoyará jamás el proyecto de una Palestina que sea el reflejo de Israel. Y ello nada tiene que ver con el obligado respeto a las expresiones y el sentir religiosos de un colectivo determinado. Por lo demás, lo que sí es categóricamente falso es que el representante de la Oficina de la OLP en España haya "intentado persuadir al CSCA para que se uniera a la convocatoria del domingo".

3. Por último, junto con la solidaridad con Palestina, el segundo gran derrotado de todo este asunto ha sido el derecho de expresión pública y con carácter de urgencia de la sociedad madrileña ante situaciones como la vivida estas dos semanas atrás. Ibn Taymiyyah parece tener a gala aceptar las arbitrariedades del delegado del Gobierno en Madrid y someterse in situ, sin reivindicar lo que es un derecho que no se puede ni otorgar ni quitar, a las exigencias de las dotaciones de antidisturbios por aquél desplazadas. El CSCA, todo lo contrario. Por dos veces, pese a la prohibición expresa y las amenazas de la Delegación del Gobierno, primero el martes 3 y después el sábado 14 de este mes, el CSCA ha mantenido sus convocatorias, aún sabiendo que ello limitaba la presencia de buena parte de los colectivos árabes (por problemas obvios de inseguridad). Resultado: un detenido, varios contusionados y una lluvia de multas; pero igualmente denuncias y recursos, y concentraciones dignas que se han mantenido y realizado pese a todo, con un claro mensaje y adecuadamente cubiertas por los medios de comunicación.

Por ello se equivoca nuevamente Ibn Taymiyyah sobre el éxito de su convocatoria de ayer: el número de concentrados un día determinado ha de preocupar solo a quien desea o precisa de un éxito rápido... no sabemos para qué. El futuro dirá.

Comité de Solidaridad con la Causa Árabe
Madrid, 16 de octubre, 2000

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41588-cruce_de_acusaciones_entre_la_asociacion_ibn_taymiyyah_y_el_comite_de_solidarida.html