webislam

Jueves 17 Octubre 2019 | Al-Jamis 17 Safar 1441
764 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3101

Amnistía Internacional reclama al gobierno de Arabia Saudí que acabe con la discriminación que sufren las mujeres en todos los ámbitos

01/10/2000 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

velo mujer
velo mujer

Según Amnistía Internacional, la costumbre y la tradición no pueden ser excusas para ignorar los derechos de las mujeres.

Con el ruego de su publicación, Amnistía Internacional ha enviado a WEBISLAM el siguiente comunicado de prensa sobre la situación de la mujer en Arabia Saudí.

"La mujer saudí es una ciudadana de primera clase... tiene derechos... deberes... y responsabilidades... cuando hablamos del desarrollo general que está experimentando nuestro país en todos los aspectos no podemos pasar por alto el papel de la mujer saudí... y su parte de responsabilidad en ese desarrollo".

Príncipe heredero de Arabia Saudí Abdullah bin Abdul Aziz Al Saud, citado en el periódico Al jazeera el 6 de diciembre de 1999.

«A pesar del esperanzador debate que está surgiendo en Arabia Saudí respecto a los derechos de la mujer, las mujeres siguen haciendo frente a formas extremas de discriminación y de restricción de sus derechos humanos fundamentales», ha declarado Amnistía Internacional en su informe Arabia Saudí: Las mujeres, víctimas de graves abusos contra los derechos humanos (MDE 23/57/00/s), hecho público hoy.

El informe describe los distintos tipos de violaciones de derechos humanos que sufren las mujeres a causa de las políticas y prácticas basadas en la costumbre y en los edictos religiosos (fatwa).

La discriminación contra la mujer alcanza a prácticamente todos los aspectos de la vida, incluidos la familia, la toma de decisiones, el empleo, la educación y el sistema judicial. Esta discriminación agrava la amplia gama de violaciones de derechos humanos denunciadas habitualmente en Arabia Saudí.

Amnistía Internacional ha declarado: «La vida de las mujeres saudíes está regida por una red de costumbres, normas y edictos religiosos. El Estado controla prácticamente todos los aspectos de su vida cotidiana, desde su derecho a la libre circulación hasta su derecho a recibir una reparación cuando son víctimas de agresiones violentas».

Limitaciones a la libertad de circulación

Las mujeres no pueden salir solas a la calle ni siquiera en su propio barrio sin temor a ser interceptadas, golpeadas o detenidas, especialmente por la policía religiosa, como sospechosas de haber cometido un delito contra la moral. Eso se debe a que el comportamiento de las mujeres está sujeto a muchas más restricciones que el de los hombres. Por ejemplo, las mujeres no pueden ir a ningún sitio ni abandonar el país sin un acompañante varón o sin el consentimiento escrito de un familiar varón.

El sistema de justicia penal

Las mujeres saudíes, al igual que los hombres, sufren tortura, castigos corporales impuestos judicialmente como la flagelación y ejecuciones tras juicios sumarios que no cumplen las normas básicas de justicia procesal. Este tipo de trato es más duro para las mujeres a causa de la discriminación que sufren en la sociedad. Cuando entran en contacto con el sistema de justicia penal, las mujeres son interrogadas invariablemente por hombres. Al no haber tenido anteriormente contacto con hombres que no sean de su familia resulta más fácil intimidarlas para que realicen confesiones que luego se utilizan como prueba (en ocasiones la única) para declararlas culpables y condenarlas.

La discriminación en la educación y el trabajo

¿Existe alguna justificación lógica para gastar enormes sumas de dinero en la educación de las mujeres cuando miles de licenciadas se enfrentan a la perspectiva de quedarse en su casa o dedicarse a una única profesión?

Editorial publicado por el periodista saudí Abdul Rahman Al Rashid en el periódico de Arabia Saudí Arab News, 4 de abril del 2000.

La discriminación contra las mujeres en la ley no se limita a las leyes que regulan el sistema de gobierno y la toma de decisiones. Por ejemplo, el código de derecho laboral saudí contiene cláusulas que discriminan directa e indirectamente a las mujeres. La segregación por razón de sexo muchas veces significa que las mujeres no gozan de igualdad de oportunidades ni facilidades.

Las estadísticas de los últimos años muestran que las mujeres constituyen un 55 por ciento de los licenciados universitarios. Poseen un 40 por ciento de la riqueza privada y 15.000 establecimientos comerciales, pero no pueden administrar públicamente sus negocios ni participar en su gestión. Para ello, deben estar representadas por un familiar varón o un abogado.

La violencia doméstica

La violencia contra la esposa en nuestra sociedad saudí es un delito del que nadie desea hablar y, a causa de ese silencio, el daño continúa.

Doctor Abu Baker Ba Qadir, catedrático de sociología de la universidad Rey Abdul Aziz, en Yidda, citado en el número 1063 de Al Majalla, 25 de junio - 1 de julio del 2000.

Amnistía Internacional no ha podido descubrir apenas nada sobre la cuestión de la violencia doméstica en Arabia Saudí. Las autoridades no publican estadísticas sobre el procesamiento de hombres acusados de agredir a sus esposas.

Amnistía Internacional cree que algunas leyes y prácticas de Arabia Saudí, como las restricciones a la libertad de circulación de las mujeres, agravan el impacto de los abusos cometidos por individuos particulares. Las limitaciones a la libertad de circulación de las mujeres son de tal calibre que muchas veces a éstas les resulta difícil conseguir protección o una reparación sin correr el peligro de sufrir nuevos abusos.

Las empleadas domésticas

Todos los miembros de la familia me escupían, y también me golpeaban, sobre todo el padre. Solía golpearme con su Iqal. Las palizas comenzaron cuando llevaba tres meses en la casa y pedí mi salario porque hasta entonces no me habían pagado nada... Desde ese momento, me golpeaban todos los días.

Palabras de Nativadad Lumpiado, empleada doméstica procedente de Filipinas.

Las empleadas domésticas sufren discriminación como mujeres y como extranjeras. No cuentan con la protección que otorga el código de derecho laboral a otros trabajadores. A consecuencia de ello, suelen verse sometidas a una enorme carga de trabajo, sin apenas tiempo libre, y muchas veces son encerradas en las casas de sus patronos. Su aislamiento las hace aún más vulnerables a agresiones que no presencia nadie ajeno a la familia de sus patronos, y también las convierte en víctimas contra las que resulta fácil realizar acusaciones falsas.

Las empleadas domésticas entrevistadas por Amnistía Internacional describieron una grave explotación que incluía la privación arbitraria de libertad, agresiones físicas y verbales, restricciones a la libertad de circulación y, en ocasiones, el impago de su salario, lo que equivale a una situación de esclavitud.

Karsini binti Sandi, empleada doméstica de 19 años procedente de Indonesia, dijo a Amnistía Internacional que sus patronos la habían agredido y que, al pedir ayuda, la policía la había sometido a abusos y la había amenazado con ejecutarla. Finalmente consiguió escapar y regresar a Indonesia.

Llegó el momento de actuar

Amnistía Internacional manifiesta su satisfacción por el reciente paso adelante dado por las autoridades de Arabia Saudí al firmar la Convención de la ONU sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, pese a que la han firmado con amplias reservas. La organización de derechos humanos insta al gobierno saudí a no utilizar esas reservas para socavar el valor y la intención de la Convención.

Pierre Sané, secretario general de la organización, ha declarado: «Confiamos en que este informe contribuya al debate que está teniendo lugar. Creemos que hace ya tiempo que las mujeres saudíes deberían tener más oportunidades de disfrutar de todos sus derechos como seres humanos».

Para más información pueden contactar con:

Celia Zafra Cebrián
Programa de Acción e Información Pública
Área de Medios de Comunicación 

Amnistía Internacional - España / Amnesty International - Spain
Fernando VI, 8, 1º izda. 28004 Madrid (España)
Phone + 34 91 310 12 77, ext. 25 / Fax + 34 91 319 53 34
E-mail: czafra@a-i.es / E-mail2: voluntarios.prensa@a-i.es
AI-España: http://www.a-i.es 
Centro documentación: http://www.edai.org/centro 
Amnesty International on-line: http://www.amnesty.org

Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41546-amnistia_internacional_reclama_al_gobierno_de_arabia_saudi_que_acabe_con_la_disc.html