webislam

Martes 19 Noviembre 2019 | Az-Zulaza 21 Rabi al-Auwal 1441
1037 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3466

Comienza el ayuno de Ramadán

09/12/1999 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

ramadan(1)
ramadan(1)
Como cada año, cuando aparece en el horizonte de Poniente la luna nueva -jilal- con la que se inicia el mes de Ramadán, lo musulmanes nos disponemos a cumplir una de las cinco obligaciones o pilares que levantan la estructura del edificio espiritual del Islam. Durante treinta días, el musulmán habrá de abstenerse de comida, bebida y relación sexual desde la salida del sol hasta el ocaso, tras el que romperá su ayuno de manera frugal.

Mucho se ha dicho y escrito a propósito de éste asunto desde fuera del ámbito islámico. Algunos, hablan de la dureza y la ascesis que conlleva un cambio tan drástico en los hábitos cotidianos. Otros, consideran a ésta y a otras prácticas como residuos de actitudes antiguas. Sin embargo, por extraño que ello parezca, para la mayoría de los musulmanes es una experiencia gozosa que se espera con expectación a lo largo del año.

Ciertamente, la práctica del ayuno, ha estado presente en todas las grandes tradiciones espirituales, como una forma de purificación a todos los niveles. En un plano meramente fisiológico, el ayuno implica una limpieza en profundidad de todo el organismo, saturado como está en la mayoría de los casos de sustancias nocivas que se van acumulando debido a nuestros hábitos alimenticios incorrectos, bien por su ingestión en exceso o por el carácter perjudicial que tienen en muchos casos. Hoy en día, esta razón meramente física que está directamente relacionada con la Medicina y con la salud, cobra una dimensión mayor ante la larga lista de sustancias insanas que intervienen en el proceso de preparación de los alimentos: conservantes colorantes, aditivos etc., muchas de ellas reconocidas científicamente como peligrosas.

El cambio en los hábitos alimenticios y en la naturaleza de lo que comemos, que en las llamadas sociedades desarrolladas va sustituyendo progresivamente las dietas tradicionales por alimentos preparados, precocinados etc., hace aun más necesaria una periódica limpieza del organismo, una eliminación por medios naturales de residuos tóxicos.

La ruptura de hábitos que implica el ayuno, ayuda al musulmán a darse cuenta de la importancia que tiene el hecho de alimentarse y del valor de la comida para la existencia humana. Normalmente, la conciencia de ello desaparece en la rutina diaria del comer, sobre todo en sociedades donde el consumo y el despilfarro son la norma. Ayunar y romper el ayuno son una sabia práctica que nos da un profundo conocimiento de nuestra realidad inmediata.

En otro sentido, el recorrido diurno por lugares y situaciones que están socialmente relacionadas con el comer, el beber, el fumar etc., sin participar de ello, nos sitúa en una perspectiva diferente de los hechos que normalmente aceptamos como ciertos, como “hechos”. El cambio en esa rutina -pasados los dos o tres primeros días de adaptación al nuevo ritmo- implica una transformación en nuestra conciencia. Nos hace “ver” aspectos de la realidad que en la cotidianeidad están velados, llevándonos así de la dimensión puramente física del ayuno, a los planos anímico y espiritual. Cambia la naturaleza de nuestros pensamientos, y nuestra conciencia va dirigiéndose poco a poco hacia aquellas cuestiones trascendentes que están normalmente apartadas de su atención por las exigencias de la vida diaria: negocios, trabajo, preocupaciones familiares etc.

La misericordia del ayuno de Ramadán penetra todas las dimensiones de la existencia humana, pro­porcio­nando una cura holística de sus padecimientos, rejuveneciendo el cuerpo y el espíritu. Comer demasiado a la ruptura del ayuno anula estos dos efectos beneficiosos. Y romper el ayuno con comida inconveniente en cualquier cantidad debilitará al ayunante y hará más difíciles sus esfuerzos espirituales.

Allah nos exhorta en el Quran a comer de los alimentos más puros y los médicos modernos no han hecho más que empezar a darse cuenta de la sabiduría básica de este mandato junto con la sabiduría del ayuno. El efecto terapéutico está bien documentado por la experiencia clínica actual y ha llevado a la aceptación general del principio de que ayunar es el mejor y más antiguo método de curación del hombre.

La clase y cantidad de comida con la que se rompe el ayuno determina en gran medida su utilidad. Una regla importante es la intención con la que se ayuna. De hecho, sin la conciencia del sentido que tiene el ayuno, este se ve reducido a una mera práctica fisiológica sin dimensión espiritual. Un dicho de nuestro Profeta Muhammad, ilustra este aspecto:

“Muchos de los que ayunan no obtienen de su ayuno más que sed y muchos de los que rezan durante la noche no obtienen más que falta de sueño de sus oraciones nocturnas"
Anuncios
Relacionados

Un hilo de luna decide el ayuno de cientos de millones musulmanes

Noticias - 02/10/2005

Millones celebran el Ramadán

Noticias - 13/09/2007

La observación de la luna

Artículos - 29/09/2007



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41421-comienza_el_ayuno_de_ramadan.html