webislam

Martes 19 Noviembre 2019 | Az-Zulaza 21 Rabi al-Auwal 1441
934 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3539

Hoy se cumple un año del asesinato de Sabora Uribe, redactora jefe de WEBISLAM

Su asesino se suicidó en la cárcel, el día antes de declarar ante el juez

28/10/1999 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

hermanasabora
hermanasabora

Sabios de todas las escuelas de jurisprudencia islámica dictaminaron su condición de shahida (martir)

Su asesino se suicidó en la carcel, el día antes de declarar ante el juez los nombres de las personas que le habían inducido a cometer el crimen


La Radio Exterior de la República Islámica de Irán ofrece durante tres días un programa especial a través de Internet

Meses después, años tal vez y seguramente siglos más tarde volvemos a saludaros diciendo assalamu aleikun, pidiendo a Allah Su Misericordia y Su Gracia para vosotros, es decir, para toda la humanidad. Y para nosotros, los que formamos el equipo de redacción de WEBISLAM, Le pedimos que ilumine nuestro intelecto para que así la reflexión sea útil, y el diálogo nos enriquezca a todos, lectores y relatores.

Un tiempo después, y algunas hondas vivencias más tarde, nuestro discurso empieza a articularse de una manera distinta. Los hechos no dejan indiferentes a las ideas, sino que las conforman según sea nuestra experiencia de ellos. Y algunos hechos son tan rotundos que afectan profundamente a nuestro pensamiento, a nuestra reflexión, a nuestra existencia.

La muerte de nuestra hermana Sabora Uribe, redactora jefe de WEBISLAM, asesinada atrozmente en su propia casa, el veintiocho de Octubre de hace un año, señala de manera clara y sin paliativos un antes y un después, indicando los riesgos que corren quienes apuestan por la verdad, quienes no renuncian a dar testimonio de su creencia en toda circunstancia, a expresar sus opiniones conformando un pensamiento crítico y necesario que nos ayude a afrontar los avatares de nuestra contemporaneidad.

El compromiso de Sabora con el Islam y con los musulmanes ha iluminado las mejores páginas de nuestras publicaciones, tiñéndolas de buen sentido y mesura, equilibrando aquellas otras expresiones que a veces surgían más como fruto de la pasión que de una reflexión profunda. La deuda intelectual y moral que tenemos con ella deberéis cobrarla vosotros, lectores de una revista que ha vivido de forma singular, palpitando en cada número con un ritmo distinto, pero albergando un mismo corazón, una misma voluntad de transmitir el mensaje.

Primero fue nuestro hermano Abdennur Coca, muerto en Granada en extrañas circunstancias, en pleno proceso negociador con el estado. Luchador insobornable en pro de los derechos de los musulmanes y en defensa de los principios contenidos en nuestra Constitución, Abdennur vertebró un discurso que nos hizo tomar conciencia de que no son incompatibles el Islam y la Democracia, y de que, por esas simetrías de la historia, los musulmanes nuevos nos situamos en el punto en que quedó cortada la vida islámica en nuestro país, en el incumplimiento de aquellos otros acuerdos que se llamaron Las Capitulaciones de Granada y que, por tanto, una de nuestras obligaciones como musulmanes y como ciudadanos de este país, es precisamente recuperar esa legalidad y ese reconocimiento, hacer realidad los principios contenidos en la Carta Magna: la libertad de conciencia, el derecho a la libertad religiosa, a la enseñanza del Islam en la escuela pública, el derecho a la expresión de las propias ideas...

Dos años después, fue Sabora quien dejó este mundo en plena labor de construcción de un necesario discurso en defensa de los derechos de la mujer en general y de la mujer musulmana en particular, cuando su agudeza intelectual había llegado a conciliar una firme creencia con el desarrollo de un pensamiento crítico que tanto nos ha ayudado a pensar el presente de manera distinta, de una forma más rica y llena de matices. Lejos de cualquier maximalismo, Sabora condujo el discurso de los nuevos musulmanes hacia el puerto de las cuestiones que afectan a nuestra vida cotidiana: las relaciones familiares, el equilibrio entre el individuo y la comunidad, entre la vida interior y la vida social, entre el espíritu y la ley, de una forma bella y elegante, sin ningún recurso esteticista, con la belleza de lo natural, de lo sencillo y verdadero que hay en cada ser creado. Su muerte se produjo precisamente el día en que se cumplía un año de edición de WEBISLAM, cuyos contenidos iba preparando día a día con rigor y constancia. Su esfuerzo se vio coronado con el martirio: todas las escuelas islámicas, unánimemente, declararon su condición de shahida, de mártir.

La profundidad del horror, en ambos casos, queda ampliamente sobrepasada por la eclosión del corazón islámico. Tras el asesinato de Sabora, todos, familia, amigos, colaboradores, hemos sentido de una forma u otra que aquello que podríamos haber vivido sólo como un hondo vacío, como una pérdida trágica e irreversible, se ha ido transmutando en aliento y presencia, como prueba fidedigna de que aquello que nos dice Allah en el Corán es verdad:

"No penséis que quienes han caído por la causa de Dios están muertos. ¡Qué vá! ¡Están vivos! Tienen su provisión junto a su Sustentador, jubilosos por ese martirio que Dios les ha concedido de Su Favor. Y se alegran por la buena nueva dada a aquellos de sus hermanos que han quedado atrás y aún no les han seguido, de que nada tienen que temer y no se lamentarán: se alegran por la buena nueva de la bendición y el favor de Dios y por la promesa de que Dios no dejará sin recompensa a los creyentes que acudieron a la llamada de Dios y del Enviado después del revés que sufrieron."

María Jesús Uribe Alastra, hija de Eulogia y de Juan, nació en el seno de una familia católica, el 25 de Diciembre de 1949 en Gernika (Pais Vasco). Se licenció en filosofía y psicología en la Universidad Complutense de Madrid. En esta ciudad, cuando tenía 22 años, se casó con Mansur Abdussalam Escudero, médico-psiquiatra de profesión y actual presidente de Junta Islámica y de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas. Con él ha tenido cinco hijos: Marta Latifa, Bashira, Hanif, Muhammad y Shahid. Aceptó el Islam en Mayo de 1978 recibiendo el nombre de Sabora. Su martirio la ha elevado a la más elevada categoría de los próximos a Allah y a un inevitable referente para todos los musulmanes de este tiempo y de las genereaciones venideras.

Queremos en este número de WEBISLAM, que también celebra su segundo aniversario, incluir como referencia para nuestros lectores, las noticias y árticulos que a lo largo de este último año hemos ido publicando en relación con su muerte


Anuncios



Escribir comentario

Debes iniciar sesión para escribir comentarios.

Si no estás registrado puedes registrarte en un minuto.

  • Esta es la opinión de los internautas, no de Webislam
  • No están permitidos comentarios discriminatorios, injuriantes o contrarios a la ley
  • Céntrate en el tema, escribe correctamente y no escribas todo en mayúsculas
  • Eliminaremos los comentarios fuera de tema, inapropiados o ilegibles

play
play
play
play
Colabora


 

Junta Islámica - Avda. Trassierra, 52 - 14011 - Córdoba - España - Teléfono: (+34) 957 634 071

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41397-hoy_se_cumple_un_ano_del_asesinato_de_sabora_uribe_redactora_jefe_de_webislam.html