webislam

Martes 2 Junio 2020 | Az-Zulaza 10 Shawwal 1441
1941 usuarios en linea | Español · English · عربي

WebIslam.com

» Noticias

?idn=3905

El presidente de la UCIDE, Ryad Tatary, vuelve a brillar por su ausencia

24/05/1998 - Autor: Agencia Islámica de Noticias
  • 0me gusta o estoy de acuerdo
  • Compartir en meneame
  • Compartir en facebook
  • Descargar PDF
  • Imprimir
  • Envia a un amigo
  • Estadisticas de la publicación

La construcción de las uniones políticas, grandes y pequeñas, tiene que superar siempre obstáculos de diversas clases. Uno que está en la base de cualquier proyecto, sobre todo si éste aspira a servir de marco de referencia y ha de tener una amplitud de miras que permita aglutinar en él a una variedad de grupos y de intereses, es el obstáculo de la interferencia por omisión de algunos de los socios participantes, de manera que catapulta la acción de los otros al limbo y casi consigue su propósito: hacerlos desaparecer. No se aspira a que predomine una tesis sobre otra, hay inapetencia por cualquier acción. Así reflexiona el Grupo de Análisis Islámicos sobre la última reunión fallida entre los representantes de las dos Federaciones de Asociaciones musulmanas que existen en España y que conforman la Comisión Islámica de España.

La insistencia de Tatary en no participar sólo es comparable a la tozudez de Escudero, presidente de la FEERI, en salir de ese atolladero, llegando a cambiar ante notario los estatutos de la CIE, en un intento de superar los problemas de la doble representación que han conducido a la incapacidad para maniobrar de este organismo como interlocutor ante el Estado para la aplicación y desarrollo del Acuerdo de Cooperación.

El Grupo de Análisis hace un poco de historia y refiere que en este punto intervino la Dirección General de Asuntos Religiosos, al rechazar la modificación de estatutos, apoyando abiertamente a Tatary como hombre de la casa. Muchas reuniones y conversaciones sucesivas a lo largo de los dos últimos años entre esa Dirección General y el presidente de la FEERI han conducido a la declaración nominal de colaboración por parte de la Dirección, que se ha prestado a mediar como elemento neutral.

La posterior actuación de la Dirección General de Asuntos Religiosos introduce dudas acerca de su neutralidad, pues al mismo tiempo que participaba en las conversaciones, ha dado el visto bueno unilateralmente a un plan para la organización de los profesores de Enseñanza Islámica en la Escuela Pública en Ceuta y Melilla, que traiciona el Convenio para la Enseñanza Religiosa Islámica en los Centros Docentes Públicos firmado con la CIE en 1995 y ha causado indignación en ciertos sectores de esas dos comunidades autónomas con una abundante presencia de musulmanes. Si a ello se añade la reciente condecoración a Tatary como premio a sus servicios prestados, más el rechazo a sustituirle en la forma que marca la Ley de su ya aparentemente cargo vitalicio como vocal de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa en representación de la confesión musulmana, el contubernio se hace más que evidente.

A pesar de todo, ateniéndose al principio de elegir el menor entre dos males, el presidente de la FEERI "tragó quina" –-tales son sus palabras-- y aceptó la celebración de una reunión entre los representantes de la dos Federaciones "aunque fuera con la presencia de la Dirección General para que sirviera como testigo." En este momento Tatary propone, a través de su abogado Jerez Riesgo, una reunión "entre musulmanes y en un ambiente islámico –es decir su oficina-- por bastarse ellos para hacer una aproximación, sin necesidad de la administración del Estado". "Que esto lo diga una persona que es considerada como de la casa en las dependencias de la Dirección General de Asuntos Religiosos resulta cuando menos paradójico." De este modo expresa su perplejidad el secretario de la CIE, Escudero. Y Tatary ha respondido nuevamente con la incomparecencia cuando se le ha emplazado a un encuentro.

Su empecinamiento en no acudir, en no estar e ignorar cualquier iniciativa que pueda conducir a un preacuerdo en algún sentido deja a la CIE atada de pies y manos. ¿Quién se beneficia de esta situación? Parece, en un análisis somero, que la propia Administración es la beneficiaria pues así se distancia del asunto y alega incompatibilidad personal entre los dos secretarios. Mientras tanto no se ve obligada a resolver nada y tiene entretenidas a las Federaciones en gestos inútiles.

En segundo lugar, Tatary, que cuenta con la confianza del Ministerio de Justicia y se va ganando además la de un sector de los musulmanes que es partidario de ir por libre y no ve con buenos ojos las negociaciones con un Estado que les inspira desconfianza; ellos prefieren hacer de su capa un sayo. Su "integridad" de musulmán que apela a esta condición para sus arreglos especiales, parece conferirle un estatus preferente entre los musulmanes residentes o nacionalizados, arabófonos, sobre todo de origen sirio, a los que les une una idiosincrasia y una lengua común. Sin embargo ¿por qué nunca acudió antes a las reuniones a solas con el presidente de la de la FEERI y secretario como él de la CIE? No hallamos respuesta razonable, afirma el grupo de Análisis Islámico.

"La postura del presidente de la UCIDE, su actitud y política nos parece una réplica de la que está haciendo gala Netanyahu en la escena internacional: si acude, no cede en nada y por último ni siquiera acude, porque sabe que nadie le va a sancionar y puede actuar con impunidad. El mismo esquema autoritario sigue Tatary, tiene un plan y lo sigue sin desviarse ni un milímetro, sin prestarse a ninguna interlocución."

El presidente de la FEERI, Escudero, que manifiesta su indignación ante las marcha de los acontecimientos sospecha que el plan consiste en "ningunear" la existencia de su Federación (esta práctica sociopolítica, aunque se viene utilizando desde la noche de los tiempos, está cobrando un auge inusitado en nuestros días y se menciona continuamente en los foros políticos del país) y la de los propios musulmanes españoles. Manifiesta, no obstante, su intención de seguir adelante en sus actividades, que no puede abandonar por el imperativo categórico de un compromiso vital libremente adquirido. Pero hay otros caminos, declara, "y los musulmanes son muchos y cada vez más y, a mayor número, mayor diversidad de criterios y de potencialidades. En última instancia, las instituciones que representen a los musulmanes en España tendrán que abrirse a la participación de todos y llegar a la toma de decisiones por consulta."

Anuncios



play
play
play
play
play
play
play
play

 

 

Junta Islámica
https://www.webislam.co/noticias/41189-el_presidente_de_la_ucide_ryad_tatary_vuelve_a_brillar_por_su_ausencia.html